PK

Jueves, 14 de Abril de 2016 | 8:21 am | No hay comentarios

Título original:

PK

Dirigida por:

Rajkumar Hirani

Duración:

153 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Aamir Khan, Sanjay Dutt, Anushka Sharma, Saurabh Shukla, Boman Irani, Sushant Singh Rajput, Reema Debnath, Sai Gundewar, Amardeep Jha, Parikshat Sahni

Cuando se piensa en Hollywood en términos de producción, se plantea como el único y más poderoso exponente de la industria cinematográfica; debido a su ubicación y carácter occidental recibe la exclusiva cobertura mediática y, a pesar de que hoy en día resulta fácil acceder a otras industrias, se tiene poco conocimiento de su historia. Cuando aparecen las primeras productoras en Hollywood a comienzos del XX, otra industria cinematográfica aparece en Bombay, India, la cual es apodada posteriormente como “Bollywood” –precisamente por las similitudes en términos de producción con la industria estadounidense–, entendiéndose como todas las entregas cinematográficas en idioma hindi.

PK 03Su antigüedad puede remontarse a los comienzos del cine, llevando una tradición de más de cien años y teniendo actualmente una producción anual de películas superior a la de Hollywood, pero  sus producciones se caracterizan por no ser bien consideradas dentro del sector más intelectual de India (incluso considerando su época dorada en los años sesenta), siendo también cuestionada internacionalmente por su naturaleza más pomposa e inocente, lo que no le hace justicia al enriquecimiento cultural que brinda tener un hibrido, donde se utiliza un código más comercial, pero incluyendo su propia idiosincrasia. “PK” (2014) es considerado el mayor éxito de taquilla en la historia de Bollywood, además de ser la que más dinero ha recaudado a nivel mundial. Esto no se debe necesariamente a su calidad cinematográfica, sino a que aborda un tópico particularmente conflictivo en la India, riéndose de sus propias costumbres y cuestionando la religión, motivo por el que un grupo de ortodoxos llegaron hasta tribunales para que fuese prohibida.

P.K. (Aamir Khan) es un alienígena que es enviado a investigar el planeta Tierra para lograr habitarlo, pero al descender le roban su mando a distancia con el que puede llamar a su nave para regresar a casa. Luego de aprender a convivir con los seres humanos, se da cuenta de que la única manera de PK 01recuperarlo es encontrando lo que en el nuestro planeta llaman “Dios”. En su camino conocerá a Jaggu (Anushka Sharma), una periodista en busca de una historia interesante y quien, sintiéndose una víctima de los pensamientos más ortodoxos de su país, intentará ayudarlo a regresar.

Las actuaciones resultan un tanto exageradas, manteniendo un tono infantil a lo largo de la película, sin embargo, lo que a primera vista resulta incómodo logra transformarse en un buen elemento. Lo mismo ocurre con el sentido del humor y las escenas musicales, todo termina siendo en extremo ingenuo, y lo que comienza como una característica errática, termina por ser un elemento que le brinda un lenguaje propio a la cinta.

Para ser una parodia resulta bastante tímida la manera en que se aborda la temática religiosa, pero no deja de sorprender lo que puede significar siquiera cuestionarlo en un país como India, por lo que, al entender esta cinta desde su contexto, llega a ser fascinante y más astuta de lo que se piensa. Para lograr su cometido, utiliza los recursos clásicos del cine indio, pero los explota de tal manera, que logra jugar con el sentido del humor de los espectadores, entregando un mensaje más trascendental que la misma caricatura.

PK 02El primer tercio de “PK” es el más logrado de las más de dos horas y media de duración, lo que termina por ser una extensión exagerada, intentando abarcar más de lo necesario. Después de ese primer tercio comienza un descenso hasta el cierre de la cinta, donde se le agrega una situación dramática y un tanto forzada, pero propia de una estructura cinematográfica más comercial, donde se obliga a dar un giro dramático (y romántico) para sorprender al espectador. Hacia su final la cinta logra recuperarse, y sorprende el hecho de que, a pesar de su extravagancia y de que tiene diversas limitaciones en la congruencia y justificación de sucesos, logra salir airosa y mostrar una problemática social importante.

“PK” no pasará a ser una de las mejores películas del año, pero sí es totalmente recomendable debido a que tiene diversos aciertos creativos y la valentía de reírse de su propia cultura, en un lugar con creencias considerablemente rígidas. La cinta tiene su mérito por el lado del humor, tal vez con demasiado respeto, pero sí con el carácter suficiente para no pasar desapercibida.

Por Marcela Montiel

Enlace corto:

Comentar

Responder