Peter Pan

Jueves, 8 de Octubre de 2015 | 11:01 am | No hay comentarios

Título original:

Pan

Dirigida por:

Joe Wright

Duración:

111 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Levi Miller, Garrett Hedlund, Hugh Jackman, Rooney Mara, Amanda Seyfried, Adeel Akhtar, Nonso Anozie, Cara Delevingne, Kathy Burke, Jack Lowden, Jimmy Vee, Phill Martin, Ami Metcalf, Jack Charles

La historia clásica de Peter Pan como el niño que jamás creció se remonta a 1904, apareciendo en una obra de teatro creada por el escritor escocés James M. Barrie. Siete años después, él mismo la convirtió en novela bajo el título “Peter & Wendy” y el libro, desde entonces, fue adaptado al escenario, como musical y a la pantalla grande. La referencia más conocida en la actualidad es la animación que hizo en 1953 la casa Disney, de la que se desprendió una vasta franquicia de Tinkerbell. La reimaginación de esta historia infantil centenaria en celuloide, comenzó en los años 20 con su adaptación al cine mudo, y posteriormente fue caldo de cultivo para otras grandes PAN 01producciones: “Hook” (1991), dirigida por Steven Spielberg y con Robin Williams como el Peter Pan que sí creció; “Finding Neverland” (2004), que cuenta los inicios del escritor de la novela; “Peter Pan” (2003), con un joven Jeremy Sumpter, y otras tantas. En esta línea, lo que el director Joe Wright nos presenta este año es una precuela de la historia original, un poco más oscura a lo que estamos acostumbrados para una cinta infantil, pero no menos optimista en su desarrollo.

En Londres, en plena Segunda Guerra Mundial, Peter (Levi Miller), un huérfano de 12 años, es secuestrado por un barco pirata volador para trabajar bajo la tutela del malvado Barbanegra (Hugh Jackman). En las minas, y excavando para encontrar el preciado polvo de hadas, Peter conoce al audaz Garfio (Garret Hedlund), quien lo ayudará a escapar de la reclusión y lo llevará a conocer parte de sus raíces, para descubrir el destino que le espera en el País de Nunca Jamás.

Resulta curioso que Joe Wright, director que nos entregó “Pride & Prejudice” (2005), la desgarradora “Atonement” (2007) y la sutil visualidad teatral de “Anna Karenina” (2012), haya escogido como siguiente proyecto una historia infantil, plagada de aventura mágica y fantasía, que contara los inicios de los entrañables personajes que todos conocemos. La mayor autenticidad –que también marca aquellos filmes- se presenta en el ajuste de la época para armar el mundo real y el mágico. En general PAN 02el resultado es positivo, pero sin mayores trascendencias. Hay una serie de elementos que se intentan abarcar en sus casi dos horas de duración, pero que, sin explicación, no atiende a acabar con finura la representación completa. En pocas palabras, abarca mucho, pero aprieta poco.

Los dotes sombríos de la narración, que de por sí es trágica al tratarse de niños huérfanos y tocar el tema del trabajo infantil, es formidable en cuanto al sentido de pertenencia que quiere encontrar el protagonista, cuya esperanzadora y valiente forma de ser va armando un héroe sobresaliente. Sin embargo, se debe tener en cuenta que no es una cinta para todo público, precisamente porque puede ser algo fuerte para niños demasiado pequeños. Por lo mismo, no es exagerado considerar a “Peter Pan” como una película confusa. Si por un lado entretiene con su aventura basada en los VFX –que justifican el 3D-, sorprende por su tratamiento misterioso y pinceladas de suspenso, e incluso por su tono steampunk con el cover de “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana en versión coral, pero por otro lado es lánguida en el progreso sustancial de la historia y en la resolución de cada conflicto menor.

Llama la atención la forma en que los personajes antagonistas fueron construidos, presentando como villano supremo a Barbanegra y como aliado a Garfio, cuyo relato desorienta las ideas preconcebidas que tenemos en mente y que –Hollywood no lo permita- podría significar otra secuela a esta nueva apreciación. Por otra parte, los protagónicos femeninos están trabajados muy a la ligera. Es una pena que Tigrilla, aunque bien interpretada por Rooney Mara, deseche sus raíces nativas universales; que la PAN 03madre de Peter no tenga más usos estando viva, y que las sirenas con rostro de Cara Delevingne no hagan algo más. En contraparte, la entrega de Jackman al papel del pirata es una buena elección, pues convierte a la fábula en algo más sustancial, parecido a lo que ocurrió con la construcción de “Alice In Wonderland” (2010). A su vez, la gracia del pequeño Levi Miller, en quien recae todo el relato, demuestra la fuerza necesaria para hacer funcionar la ficción. De seguir así, podría esperarle un gran futuro actoral.

“Peter Pan” no es de las mejores versiones de la historia infantil, ni mucho menos el punto más alto en el currículum de Wright, pero cumple sin desmedirse al ser una historia afable y completamente visual, amparada por los efectos especiales, los roles protagónicos y por una propuesta que sale de lo común gracias a su lúgubre tono encubierto, a pesar de los múltiples defectos narrativos y su metraje excedido.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder