Percy Jackson y el Mar de los Monstruos

Miércoles, 7 de Agosto de 2013 | 10:15 am | No hay comentarios

Título original:

Percy Jackson: Sea Of Monsters

Dirigida por:

Thor Freudenthal

Duración:

106 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Logan Lerman, Sean Bean, Nathan Fillion, Alexandra Daddario, Daniel Cudmore, Stanley Tucci, Jake Abel, Missi Pyle, Brandon T. Jackson, Anthony Head, Leven Rambin, Robert Maillet, Douglas Smith, Derek Mears, Yvette Nicole Brown, Grey Damon, Mary Birdsong

Las películas de acción están convertidas en una aplanadora, tanto en el sentido de que su abultada recaudación le está pasando por encima al resto de los géneros, como que en su creación, la PERCY JACKSON SEA OF MONSTERS 01producción se está apropiando de lo que sea, llenándolas de explosiones, luces, y bellos rostros jóvenes de ojos claros, y lanzándolas a conquistar la taquilla sin reparos ni disculpas a su fuente de inspiración. En “Percy Jackson y el Mar de los Monstruos”, le ha tocado el turno a los mitos griegos.

Cuando la barrera invisible que protege su campamento de semi-dioses se ve vulnerada, Percy Jackson (Logan Lerman), Annabeth (Alexandra Daddario) y Grover (Brandon T. Jackson) deciden salir en busca de la forma de restituirla, lo que los llevará al Mar de monstruos, y a enfrentarse a las criaturas que lo habitan.

La cinta comienza a buen ritmo, dando un par de minutos para introducir la trama y presentar a los nuevos personajes: Clarisse, la hija del dios de la guerra Ares (Leven Rambin), y Tyson, el medio PERCY JACKSON SEA OF MONSTERS 02hermano cíclope del protagonista (Douglas Smith). Luego de esto, la película pasa directamente a la acción, aprovechando los efectos especiales en monstruos y criaturas de fantasía, inspirados o sacados directamente de la mitología balcánica.

Después de estos primeros minutos, en que se vislumbran algunos momentos de certera creatividad, la película comienza a decantar exponencialmente en la explotación de los lugares comunes y los diálogos vacuos, llegando en momentos a extremos ridículos, donde los personajes pareciera que pierden por completo la lógica y el sentido común, al mismo tiempo que las dinámicas relacionales entre los protagonistas se vuelven superfluas, ya que al parecer a Percy se le olvidó que alguna vez sintió algo por Annabeth ahora que tiene un hermano monofocal.

PERCY JACKSON SEA OF MONSTERS 03Por esto, la película se sostiene en sus aspectos técnicos, desde tomas que se acoplan perfectamente a la acción, y los mencionados efectos especiales, pero el personal humano deja bastante que desear, en especial Percy Jackson, que no logra adecuarse al rol de héroe, pero tampoco al del perdedor que surge frente a la adversidad, sino que flota entremedio en una interpretación plana, donde sus co-protagonistas resultan mucho más atractivos que él.

A fin de cuentas, el mundo tan rico en simbolismo y moralejas de la mitología griega se ve reducido a un mero escenario sobre el cual repetir lo mismo de siempre, pudiendo haberlo adaptado de un sinfín de formas en una trama más original y un desarrollo de personajes más rico, y de paso, en una cinta un poco más entretenida.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder