Operación Monumento

Miércoles, 19 de Febrero de 2014 | 2:06 pm | No hay comentarios

Título original:

The Monuments Men

Dirigida por:

George Clooney

Duración:

118 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

George Clooney, Matt Damon, Bill Murray, John Goodman, Cate Blanchett, Bob Balaban, Jean Dujardin, Hugh Bonneville

La película arranca con una sucesión de planos al Políptico de Gante, una de las piezas más valiosas que robaron los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Nada más de entrada, la cinta deja en claro por cuál lado irán sus fichas. Alejada de lo típico, “Operación Monumento” se instala en este fatídico período desde la óptica más peculiar del último tiempo: la búsqueda de las obras de arte sustraídas por los nazis. Tan llamativo acercamiento a estos años ha sido el escogido por George Clooney y Grant Heslov para hacer su nuevo filme en conjunto.

THE MONUMENTS MEN 03Es 1943 y los Aliados empiezan a neutralizar el avance alemán liderado por Adolf Hitler. El teniente y conservador de arte Frank Stokes (Clooney) tiene la oportunidad de alertar al Presidente Franklin Roosevelt de que la victoria no será completa si en la batalla llegan a desaparecer obras emblemáticas de la cultura occidental. Lo que Stokes propone es reunir un equipo de especialistas compuesto por directores, curadores e historiadores de arte para que guíen a las tropas en la búsqueda de las obras robadas y las devuelvan a sus dueños originales. A pesar de que la operación tiene asociado un alto riesgo, es aprobada por el gobierno y sus miembros empiezan a trabajar bajo el nombre de “Monuments Men”.

Han pasado casi 70 años desde su fin, pero parecen no agotarse los relatos y los puntos de vista sobre la Segunda Guerra Mundial. A esta altura, está claro que lo que ha dominado es la inclinación por abordar los hechos desde la perspectiva norteamericana, además de cierta tendencia en este tipo de cintas hacia la solemnidad y la corrección. Más por lo segundo que lo primero, sorprende la manera en que se nos cuentan los pasos de la “Operación Monumento”, de la mano de un tono ligero, sencillo, distendido, por momentos palpando una extraña épica que incluso nos aparta del período que es retratado. La película merece atención por contar una historia tan atractiva como esta de un THE MONUMENTS MEN 01modo tan distinto, pero no da para ilusionarse demasiado, ya que sus alcances son limitados y los logros del filme, menores.

Una cosa es contar con relajo y jocosidad un hecho histórico y otra transformarlo en simple anécdota, lo que a ratos sucede con esta cinta. Si bien no se podría asegurar que eso en su globalidad es la película, parece ser la causa de que deje una insignificante huella en el espectador. Tal cualidad queda en evidencia en que los momentos de real tensión o emoción son aislados y en el tenue dibujo de los personajes, que son simpáticos, caen bien, pero que de densidad tienen poco y nada. Pese a que son interpretados por actores de quilates, ni siquiera se puede distinguir a todos por sus cualidades.

Con esta propuesta, Clooney se aparta de lo que expuso en los mejores filmes que ha dirigido: “Good Night, And Good Luck” (2005) y “The Ides Of March” (2011), dos relatos con una mirada madura sobre mundos como la política y los medios, para acercarse a la irrelevancia de “Leatherheads” (2008) y tomar algo del humor de “The Men Who Stare At Goats” (2009), única cinta de Grant Heslov como director. Es como si Clooney, ante el reto de adaptar una historia tan heroica como esta, hubiera optado por esquivar lo clásico e intentar buscar una variante atípica, pero en ese propósito cae finalmente en lo trivial. Lo desarrollado no deja de ser decepcionante, pues la temática era rica por THE MONUMENTS MEN 02todos lados, aunque lo que la película al final consigue va de la mano con lo ambicionado y no se podría decir que es inconsciente.

Pese a que la factura es pulcra y las actuaciones son ajustadas, prácticamente no hay instante en que el buen cine se haga patente en pantalla. ¿Es un filme fallido, entonces? Por su apetito comedido, no se podría asegurar eso, pero sí que jamás despega de su cómodo lugar de simplicidad y cordialidad. Demasiado bienintencionada y leve, “Operación Monumento” es un homenaje a este grupo de distinguidos hombres, con dosis de elegancia, humor y estilo, aunque con nada que le permita quedarse esculpida en la memoria. Por las decisiones de los mismos realizadores, tiene impedido trascender más allá de sus dos horas de duración.

Por Gonzalo Valdivia

Enlace corto:

Comentar

Responder