Nuestro Video Prohibido

Jueves, 14 de Agosto de 2014 | 1:23 pm | No hay comentarios

Título original:

Sex Tape

Dirigida por:

Jake Kasdan

Duración:

94 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Cameron Diaz, Jason Segel, Rob Lowe, Jack Black, Rob Corddry, Ellie Kemper, Jolene Blalock, Randall Park, Timothy Brennen, Giselle Eisenberg, Nat Faxon, Nancy Lenehan, Harrison Holzer, Sebastian Hedges Thomas, Krisztina Koltai, Joe Stapleton, James Wilcox, Melissa Paulo, Erin Brehm, Kumail Nanjiani, Artemis Asteriadis

Han pasado exactos 20 años desde que Cameron Díaz hiciera su debut cinematográfico en “The Mask” (1994), película muy recordada no sólo por ser una de las comedias distintivas de la primera parte de la década y erigir a Jim Carrey como un erudito del gesto, sino también por ser precisamente el refugio de la figura primigenia de la actriz. En esta cinta pudimos ver cómo Díaz, básicamente a través de su belleza implacable, hacía su primer acercamiento al género, del que hizo su zona de confort, y del que se ha desmarcado en algunas ocasiones combinando más malas que buenas. Pues bien, desde aquella época, bastantes son los filmes que han pasado al haber de la rubia estrella, encontrándose en el presente participando en títulos como “Nuestro Video Prohibido”, su segunda colaboración con el director Jake Kasdan, y de la que se pueden desprender los principales resabios de las cintas que están hechas a su medida.

SEX TAPE 01Jay y Annie (Jason Segel y Cameron Díaz) es una pareja que se encuentra en una etapa donde las pasiones ya no son desatadas con toda la energía que alguna vez tuvieron. Sus vidas se han entregado a la cotidianeidad, con todo lo que esto sobrelleva: hijos, trabajo y rutina en general. Esta situación les hace replantear las cosas y deciden avivar su relación haciendo un video de sexo casero, algo que es totalmente nuevo para ellos. La idea les resulta muy bien, pero el problema llega cuando la tecnología les juega una pala pasada y el video se guarda en los iPads que Jay regala a los más cercanos. Para evitar que la grabación sea vista, los dos van en busca de la evidencia para eliminarla, algo que los llevará a las situaciones más extremas.

En forma de retrospectiva, la protagonista de la historia nos lleva inicialmente a un tema que es absolutamente corriente en la vida de una pareja, como es la relación sexual. Este es un tópico que se ha explotado hasta el hartazgo y de manera similar en producciones que lo ocupan como base para desarrollar una historia, y en otras que lo disponen derechamente como el eje central de la trama. En ambos casos, y como siempre en una comedia, el ritmo que se le debe imprimir a la narración resulta algo esencial para el éxito de la misma, y es en este gran apartado donde “Nuestro Video Prohibido” falla estrepitosamente.

SEX TAPE 02Obviando el hecho de que ver a Cameron Díaz en la introducción en plan de racconto ya da muy mala espina, la película alcanza a mostrar algo que pareciera ir por un buen camino –no por lo explícito de la propuesta, sino que por lo dinámico de las secuencias-, sin embargo, la mayoría de las escenas venideras luego de que se presenta el conflicto principal, se sienten fuera de lugar, independientes entre sí y de lo que se mostró en un principio, faltando toda cohesión para entregar un impulso que nunca va a llegar. Por otra parte, la premisa que lleva consigo la película puede radicar en lo que hizo alguna vez la más bien adolescente “Road Trip” (2000), no obstante, “Nuestro Video Prohibido” escasea de líneas medianamente creativas para dar soporte al humor de lo simplón, lo que acaba por desembocar en una postura poco energizante respecto a lo que se muestra en escena y a los propios diálogos, que parecen ser más malos de lo que ya son.

Los personajes, que son una parte importantísima en las producciones dentro de este género, no generan ningún sentimiento de empatía, no se perciben como entrañables, y tampoco se corresponden entre sí; no existe química entre los protagonistas, lo que tiene como consecuencia la nula credibilidad sobre ellos. Jason Segel nunca termina por encajar en su personaje y su pobre actuación así lo demuestra. Es posible que el papel le hubiese quedado mejor a tipos como Paul Rudd o Jason Sudeikis, que tienen la suficiente experiencia en esta clase de películas para verse como el tipo afectado por la relación de pareja, con una nube negra rondando sobre su cabeza.

SEX TAPE 03Lo de Cameron Díaz hoy día se marca como una constante; prácticamente todos los papeles que lleva haciendo hace más de 10 años han sido ajustados para ella, por lo tanto, lo que podría presentarse como una oportunidad para poder revalidar sus aptitudes como actriz de comedia –si es que alguna vez las tuvo-, termina por atentar contra su imagen. Para este filme en particular tuvo que apostar por el destape, que si bien lo llevó con frescura, ya es poco lo que puede vender con el rollo de sexy woman. Para completar este declive, lo que se presumía antes como una de las virtudes de la actriz, su simpatía, aquí llega a ser incluso insoportable.

Antes de entrar a ver un título de las dimensiones de “Nuestro Video Prohibido”, bien sabemos que nos podemos encontrar con un manifiesto pretensioso y rasca de los divos de la industria. Acá esto se cumple a cabalidad. Y es que la película tiene uno o dos gags graciosos –basados en el salvavidas que significa la sátira como recurso-, pero es por la exclusiva responsabilidad que tienen los filmes del género en sacar al menos una sonrisa. Ni para pasar el rato.

Por Pablo Moya

Enlace corto:

Comentar

Responder