Non-Stop: Sin Escalas

Miércoles, 19 de Marzo de 2014 | 11:42 am | No hay comentarios

Título original:

Non-Stop

Dirigida por:

Jaume Collet-Serra

Duración:

106 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Liam Neeson, Julianne Moore, Lupita Nyong'o, Michelle Dockery, Anson Mount, Scoot McNairy, Bar Paly, Corey Stoll, Linus Roache, Jon Abrahams

Cuando un actor funciona íntegramente en un particular tipo de películas, es posible constatar la ascendente propuesta de filmes con un estilo parecido. La fórmula thriller-suspenso-acción junto a Liam Neeson es una jugada relativamente ganadora, especialmente luego del éxito que tuvo con “Taken” (2008), aunque no así con su sucesora. En 2011 ya fue reclutado por el director Jaume Collet-Serra en “Unknown”, donde la conspiración es la fuente principal de la historia. Y ahora, con una propuesta con cimientos parecidos aunque de fondo bastante particular, nos ofrece una nueva extensión del thriller sobre altura, transportando el relato dentro de un avión.

NON-STOP 01Bill Marks (Liam Neeson) es un agente federal que debe viajar de incógnito en vuelos comerciales para mantener la seguridad de los pasajeros. Todo parece normal en un viaje rutinario hacia Londres, hasta que comienza a recibir mensajes de texto anónimos en su celular, donde se le especifica que cada 20 minutos morirá un pasajero del avión, a no ser que $150 millones de dólares sean depositados en una cuenta bancaria. Lo que en un principio parece una broma, pronto se convertirá en realidad, por lo que junto a su compañera de asiento, Jen Summers (Julianne Moore), y la azafata Nancy (Michelle Dockery), deberá descubrir qué es lo que sucede a kilómetros de altura, en un vuelo donde todos los pasajeros parecen ser sospechosos.

Sin un cambio radical de escenarios, la película parte muy en lo alto en cuanto a expectativas, presentando un personaje trastornado y bastante desequilibrado, cuyo propósito es sobrellevar y manejar todo el peso del relato y del resto de las figuras. El extrañamente sorpresivo curso de los hechos se desdibuja imposiblemente, transformándose en un fiel libro de misterio, siempre y cuando se le dé el tiempo para jugar con nosotros y con lo que creemos a simple vista. Porque parte de la estrategia es sustentarse en la primera impresión, para luego dar una serie de vuelcos casi absurdos.

NON-STOP 02Jaume Collet-Serra es conocido por trabajar con personajes principales perturbados –o perturbadores- y sumamente paranoicos, adelantando una forma de tratar el suspenso per se, que si bien es reiterativo, por de pronto pasa a ser una inquietante narración, confusa y llena de giros, pero no imposible ni mucho menos aburrida. Aunque, sin duda, el guión es muchas veces dejado de lado para dar paso a las acciones, las que verdaderamente cuentan la historia y nos aproximan al camino que tomará.

Muy pocos son los personajes que resaltan indistintamente a lo largo del relato. Aparte de ver a Neeson comprometido con su papel serio, reflexivo y autosuficiente, Julianne Moore destaca por transmitir parte de la cuota necesaria de humor. Pero la paridad con que se trata a los actores secundarios es una táctica funcional en este caso, porque pretende reservar la duda respecto de quiénes son los “buenos” y quiénes, los “malos”. Puede sonar efectista, y lo es, pero no de una forma negativa, sino que atractiva e incluso graciosa. Sin embargo lo anterior, y lamentablemente, vemos a una Lupita Nyong’o desperdiciada. Se le anuncia como un personaje detonante que ciertamente no es, por lo que la advertimos intentando sacarle provecho a un papel muy inferior al apreciable caracterizado en “12 Años De Esclavitud“.

NON-STOP 03En general, jugar con el recurso de la pantalla es desaprovechado en los filmes, pero en este caso en particular es algo que brilla sutilmente porque mantiene un nivel de tensión especial, dado que es el medio principal con el que se busca encontrar al sospechoso con la ayuda involuntaria del espectador. Sin embargo, se podría creer que cada detalle es crucial en la revelación de pistas, pero la gracia está en que el director interviene para dar giros insospechados, no obstante redundantes, tomando un rumbo más fantástico y menos probable.

A pesar de todo, “Non Stop: Sin Escalas” es una película que conoce y entiende sus limitaciones, pero que aun así nos entrega, por lo pronto, un relato lleno de suspenso premeditado que avanza suspicaz frente a nosotros, pero que fiel a su categoría, regala altas dosis de paranoia sobre los personajes y gran énfasis en la tensión.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder