Nadie Sobrevive

Jueves, 31 de Julio de 2014 | 11:20 am | No hay comentarios

Título original:

No One Lives

Dirigida por:

Ryûhei Kitamura

Duración:

86 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Luke Evans, Adelaide Clemens, Lee Tergesen, Laura Ramsey, Lindsey Shaw, America Olivo, Derek Magyar

Podemos decir, con justo derecho, que en el cine está todo hecho y que, desde cierto punto, todo lo que nos queda es apreciar las mismas premisas de siempre con toques o sellos propios de cada realizador. Sobre esta base, es fácil saber hacia dónde se dirige una película después sus primeros NO ONE LIVES 01minutos de metraje, aunque a veces no lo es tanto. El director Ryûhei Kitamura hace posible que un recurso tan repasado como “una inmueble, un grupo de víctimas y un asesino”, parezca no tan desgastado y siga dando material para disfrutar en pantalla.

Una pandilla de delincuentes, luego de un fallido intento de robo, ve en una joven pareja la oportunidad de lograr una ganancia al final del día. Cuando el secuestro de los inadvertidos viajeros parece ir de acuerdo al plan para los ladrones, Flynn (Derek Magyar), el integrante impredecible de la banda, encuentra una inesperada tercera viajera, Emma Ward (Adelaide Clemens), quien resultará ser un inesperado eslabón que los vinculará a un antiguo caso policial de secuestro y asesinato, más allá de la imaginación de la desafortunada banda de delincuentes, convirtiéndolos a ellos en víctimas. Es de esta forma cómo el grupo de secuestradores descubren que escogieron literalmente a la víctima equivocada.

NO ONE LIVES 02Cuando se recuerdan los antecedentes cinematográficos de Kitamura, se entiende que “Nadie Sobrevive” sea una de esas cintas que buscan satisfacer a una audiencia muy específica, aun así desde su obra “Versus” (2000) es notable la evolución de su trabajo sin dejar de ser fiel a sus técnicas y principios. Una de las virtudes de “Nadie Sobrevive” es el potente carácter de los personajes principales. Luke Evans hace un excelente papel de antihéroe-psicópata-asesino, recurre a rasgos clásicos como la voz raspada y una estampa estoica, que hace recordar al memorable personaje Hannibal Lecter, aportando de vez en cuando cierto humor negro en algunas líneas de diálogo, exponiendo la naturaleza seductora del psicópata con sus víctimas. Por su parte, Adelaide Clemens se muestra genial como en la mayoría de sus interpretaciones, haciendo deslumbrar la delicada belleza e irónico carácter de su personaje, Emma, entre tanta sangre y violencia.

Sin embargo, esto parece eclipsar al resto de los personajes, provocando que a ratos los diálogos entre los integrantes de la banda de delincuentes parezcan torpes e improvisados, generando minutos de conversación que apuntan circularmente a la nada, bordeando lo cómico en escenas que claramente no buscan serlo. Aun así, la cinta logra hacer de un estereotipo algo renovado que, NO ONE LIVES 03dependiendo del espectador, cautivará o aburrirá hasta la somnolencia. El director Kitamura logra poner su marca en un cliché cinematográfico a través de escenas muy bien pensadas y formas más que creativas de adornar una historia que se salva de ser violenta porque sí, haciéndola tolerable incluso para espectadores de estómago débil.

“Nadie Sobrevive” es una película que no se queda corta en inventiva estética, velocidad de la historia, y villanos entrañables, sin embargo, por alguna razón rodea a las del tipo B y todo lo que ello implica: litros de sangre, muertes creativas, víctimas corriendo que tropiezan con la más pequeña de las piedras, vacíos en el guión y un aceptable toque de gore, rasgos no precisamente negativos, pero que no se puede esperar agrade a cualquiera. A fin de cuentas, “Nadie Sobrevive” logra su humilde cometido: entretener.

Por Daniel Venegas

Enlace corto:

Comentar

Responder