Mejores películas estrenadas en Chile en 2016

Sábado, 24 de Diciembre de 2016 | 4:23 pm | Comentarios (1)
Mejores películas estrenadas en Chile en 2016

En lo que ya es un clásico de estas fechas en nuestra sección de cine, nuevamente hemos desarrollado y trabajado durante los últimos doce meses una lista con las que consideramos son las mejores películas que han pasado por salas locales.

Como ya muchos saben, este listado se basa sólo en lo estrenado oficialmente en Chile, entre el 22 de diciembre de 2015 y el 17 de diciembre de 2016, aquellos títulos que al menos duran una semana en la cartelera, independiente de su año de producción o de estreno en otros países; omitimos las películas proyectadas una o dos veces en festivales y las apariciones especiales sólo en algunas salas. Obviamente, aunque quisiéramos, tampoco se incluyen aquellas películas que no se estrenaron durante el año.

Tal como en nuestra lista de Mejores Discos 2016, acá primero se hace un proceso que rescata el gusto individual y luego otro en conjunto con una fórmula objetiva que da como resultado la lista que verán a continuación. Este año sólo incluimos veinte porque, admitámoslo, salvo en los dos primeros meses de 2016, la calidad de las películas no fue la característica predominante durante el resto del año.

  • Si quieres leer la crítica que se publicó el día de estreno de cada película, haz clic en su título o afiche.

20°

Los 8 Más Odiados

“The Hateful Eight” de Quentin Tarantino

Casi tres horas de diálogos y suspenso podrían parecer una locura en estos días, lo que es motivo suficiente para que el aclamado realizador Quentin Tarantino nos entregue su octavo largometraje como director. Con elementos clásicos dentro de sus películas (partiendo por el reparto, recurrente en la mayoría de sus cintas), Tarantino entrega una historia llena de violencia, sangre y un guion que se basa en la intriga y la desconfianza, sentimientos que despiertan en el espectador con el fin de intentar resolver el conflicto principal que entrega el film, el que a su vez se va complementando con otros detalles a medida que la historia avanza. La banda sonora, a cargo del maestro Ennio Morricone, logra fundirse con una trabajada fotografía, elementos que permiten un desarrollo continuo en una sola locación, transformándola en algo así como una obra de teatro llevada la pantalla.

19°

Deadpool

Deadpool” de Tim Miller

Cuando refunfuñas por qué diablos la Academia ignora las buenas comedias para priorizar al dramón que hizo zoom en la lágrima de Angelina Jolie. Cuando te ríes de un chiste sexista y tu consciencia feminista no guarda remordimiento. Cuándos post “Deadpool”, el estreno más divertido de 2016. Un crack film consciente de serlo, propuesta adoptada dado el peculiar carácter de su protagonista, que le otorga licencia para hacer y deshacer. Una chacota calculada, con un ritmo que corre como reloj y gags incorporados con pinzas a un guion escrito por genios. No podía ilustrarse a un sujeto machista, sarcástico, grosero e hipersexuado sino a la par de sus (inexistentes) moralismos. Para gozarla sin culpas, no apta para graves que repararán en cada broma de mal gusto, es la representación cinematográfica del meme para qué me invitan si saben cómo me pongo.

18°

Doctor Strange: Hechicero Supremo

Doctor Strange” de Scott Derrickson

Visualmente alucinante por la lograda representación de la psicodelia protagonista de los cómics creados por Steve Ditko y Stan Lee en los 60, “Doctor Strange: Hechicero Supremo” se instala como una potente pieza del gran mapa Marvel. Acusada de que su propuesta se parece a otros inicios de superhéroes, la forma en que el relato es desarrollado y entregado encuentra su sello en la atmósfera que los efectos especiales logran producir al espectador. Benedict Cumberbatch se luce como un arrogante e inteligente neurocirujano, a través de cuyos ojos emprendemos un viaje en el que los temas místicos y metafísicos de reencuentro con el ser cobran relevancia, al ser conceptos de liberación y poder sin límites. Un caleidoscópico y jugado blockbuster, cuya envolvente experiencia nos presenta a un nuevo y poderoso personaje que se conectará con otros héroes Marvel en el futuro cercano.

17°

A War, La Otra Guerra

“Krigen” de Tobias Lindholm

A unos daneses se les ocurrió filmar un ensayo de humanidad y nos noquearon. Tan hiperrealista que parece documental observacional, “A War, La Otra Guerra” nos presentó el calvario del comandante Petersen durante y post estadía en zona de guerra en Medio Oriente. Un concepto de guerra amplio, diversificado, que fluctúa de lo físico a lo alegórico, desde su trinchera a la de su esposa que aguarda en casa a un hombre muerto caminante. Cómo un padre se regocija arropando a sus hijos, nos interpelan, si el asesinato de hijos de otros es un daño colateral de una decisión suya. Sin recursos efectistas recoge con un simple plano de pies. Y es que se puede ficcionar la brutalidad con prudencia, y su director lo sabe –aderezarla, por el contrario, hubiese sido sobredramatizarla y entonces caemos en la redundancia–. De entre todas sus virtudes, el respeto por la temática se lleva el cetro.

16°

Capitán América: Civil War

“Captain America: Civil War” de Anthony Russo y Joe Russo

La Fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel inició con una superproducción a todo calibre, en el que el uso maestro de CGI y efectos especiales, junto a un guion que combina acción y drama en su justa medida, producen un blockbuster intenso y emocionante. Los hermanos Russo –quienes ya se habían lucido con “Captain America: The Winter Soldier” en 2014– juegan hábilmente con los héroes que ya conocemos, introduciendo sin problemas nuevos caracteres a un esquema que hace rato marca la pauta. Un gran elenco en sintonía y el desarrollo de un antagonista más humano se reúnen en un entretenido e inteligente relato, cuyo punto máximo es la entrega de una de las batallas más esperadas y mejor logradas entre superhéroes en el último tiempo, consolidando así una nueva y fresca etapa que prepara el piso para las futuras producciones del MCU.

15°

Rogue One: Una Historia de Star Wars

Rogue One” de Gareth Edwards

La incertidumbre era considerable ante lo que se calificó como el primer spin off de la saga galáctica, por lo que “Rogue One” tenía mucho que demostrar para estar a la altura de la línea principal de Star Wars. Bajo la dirección de Gareth Edwards, la cinta entrega algo totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados a ver en la saga creada por George Lucas, poniendo elementos como la religión y el conflicto bélico como premisas importantes dentro su historia. Dicho esto, la cinta destaca por su cuidadoso trabajo de los detalles y su esencia muy similar a la trilogía original, lo que permite sostener un guion y una trama que no es la gran maravilla, pero que se sirve de su apelación meditada a la nostalgia, mucho más considerada que el abusivo uso de esta en “The Force Awakens” (2015), cumpliendo como una película correcta, bien desarrollada y con un final que eriza la piel.

14°

Dos Tipos Peligrosos

“The Nice Guys” de Shane Black

Uno es famoso por interpretar gladiadores y genios matemáticos, mientras que el otro a galanes y conductores enigmáticos. En 2016, Russell Crowe y Ryan Gosling emergieron como un dúo insuperable para la comedia en “Dos Tipos Peligrosos”. Ambientada en un decadente Los Angeles de fines de los 70, la historia sigue a Holland March (Gosling), un detective privado flojo y despistado, pero que al cruzar caminos con Jackson Healy (Crowe), un matón bruto pero bien intencionado, se encontrará de frente con un complot que lo llevará a los tugurios más depravados de la ciudad como a sus habitaciones de mayor poder. Escrita y dirigida por Shane Black –guionista de clásicos como “Lethal Weapon” (1987) y “Last Action Hero” (1993)–, “Dos Tipos Peligrosos” toma la comedia de acción y la lleva a su máxima expresión, descubriendo de pasada el talento innato de Gosling para el humor.

13°

Mustang: Belleza Salvaje

Mustang” de Deniz Gamze Ergüven

Sería impertinente comparar a una película como “Mustang: Belleza Salvaje” con la que muchos dicen es su símil norteamericana, “The Virgin Suicides” (1999). Y es que los contextos a los que son enfrentadas sus protagonistas son diametralmente opuestos: mientras la cinta de Sofia Coppola tiene su historia puntualizada en una situación que, de corriente, muy poco, el largometraje turco descubre un mal que posiblemente esté arraigado en todo un país y no en la sola campiña del mismo. Con su ópera prima, la directora Deniz Gamze Ergüven nos recuerda que la violencia de género, tanto física, psicológica, sexual y social, continúa siendo normalizada por comunidades completas y que el problema puede ser extrapolable al grueso de la realidad global. Hermosa en su forma y comprometida en su fondo, “Mustang: Belleza Salvaje” pasa de ser testimonial para ser una película necesaria.

12°

El Abrazo de la Serpiente

El Abrazo de la Serpiente” de Ciro Guerra

De una belleza singular y filmada en un formidable blanco y negro, “El Abrazo de la Serpiente” es el poderoso retrato del contacto y conflicto entre el mundo “moderno” y el indígena. Centrada en la historia de un joven coihuano aferrado a sus saberes, con dos exploradores que buscan una particular planta sagrada, esta cinta capta magistralmente encuentros y desencuentros entre dos formas de ver la realidad. En el tercer largo de Ciro Guerra conoceremos la complejidad de dos perspectivas que colisionan y que mutuamente se transforman, pero no en las mismas condiciones. De este modo, se transita tanto en la resistencia de un indígena que se niega a perder su cultura, como por los estragos provocados por la fiebre del caucho, donde la transformación de dos expedicionarios se envuelven en nuevas creencias y búsquedas espirituales en medio de los ocultos parajes de la selva amazónica.

11°

Avenida Cloverfield 10

“10 Cloverfield Lane” de Dan Trachtenberg

Un constante estado de alerta, mezclado con la incertidumbre de lo que pueda pasar, no es algo que cualquier film pueda generar en el público. “Avenida Cloverfield 10” lo consigue mediante una historia simple, pero a la vez llena de detalles, haciendo que cada espectador viva su propia película en una trama que, durante 103 minutos, mantiene viva la desconfianza entre todos los protagonistas. Utilizando elementos del suspenso y la ciencia ficción, este largometraje sorprende por su gran calidad narrativa, buena estructura de guion y el carisma de sus personajes, particularmente de John Goodman y Mary Elizabeth Winstead. La mano de J.J. Abrams (productor) se evidencia mediante la estética y el guion lleno de cabos por atar, algo que le permite a esta cinta posicionarse en este mundo lleno de blockbusters como una de las grandes sorpresas de este año, a pesar de su débil final.

10°

La Gran Apuesta

“The Big Short” de Adam McKay

Qué mejor ejemplo de que no hay nada completamente sentenciado en el cine. Un director forjado en la comedia y comparsa de Will Ferrell se lanza a contar la historia del desplome de las finanzas y lo que sale es explosivo. Timbrada con una refinadísima puesta en escena y un tono de sátira que oscila entre la distinción y el desconcierto, la cinta de Adam McKay se alza como un gran estudio de personajes y una inmersión cautivante en un hecho que salpicó al mundo entero. Es también uno de los triunfos más raros del último tiempo en el cine estadounidense: sin formulismos, se penetra en un suceso muy complejo, ofreciendo comentarios punzantes, explicaciones, entretención y actuaciones soberbias de Christian Bale, Ryan Gosling y Steve Carrell. Podría haber salido muy mal, pero por suerte es una película brillante. Pocas veces tanto talento fue aprovechado de modo tan inesperado.

En Primera Plana

“Spotlight” de Tom McCarthy

La última cinta en ganar la categoría de Mejor Película en los Oscar recién pasados y en general aclamada por la crítica. Con “En Primera Plana” estamos ante uno de esos filmes que en los tiempos actuales pueden parecer atípicos: no hay escenas de emociones desbordadas, rebuscadas intrigas ni retoques digitales. Sin embargo, posee otras fortalezas. Se trata de una película impulsada por la contundencia de su relato –una historia de periodistas que investigan con diligencia y exponen con sumo profesionalismo un escándalo que llega hasta las entrañas mismas de la Iglesia Católica– y todo bajo la destacada dirección de Tom McCarthy, dando el ritmo justo y tiempo necesario para que la trama se extienda con maestría, a lo que se suma un excelente reparto que desarrolla una historia urgente y necesaria en épocas en que las víctimas y los “buenos” no siempre ganan.

Revenant: El Renacido

“The Revenant” de Alejandro G. Iñárritu

Dejando de lado la espectacularidad y las credenciales otorgadas por distintos premios y festivales, “Revenant: El Renacido” tiene sin duda elementos cinematográficos que la hacen merecedora de lo mejor del año. Con un diseño de producción complejo dado lo exigido por la historia, una fotografía grandilocuente de la mano de Lubezki –a estas alturas, parte esencial de la filmografía de G. Iñárritu– y actuaciones de un elenco comandado por Tom Hardy y Leonardo Di Caprio marcadas por una crudeza que evidencia un sentido de supervivencia animal, el que podemos identificar en diversos pasajes de la cinta. Todo lo anterior ensamblado con un sentido de la épica afinado y manejado armónicamente en pro de evitar lo artificial. En definitiva, “Revenant: El Renacido” es trabajada a gran escala, pero sin olvidar la importancia de la fineza y la coherencia entre sus recursos.

Anomalisa

Anomalisa” de Charlie Kaufman y Duke Johnson

La nominación al Oscar que “Anomalisa” recibió este año en la categoría de Mejor Película Animada no deja de ser extraña. Y es que la cinta escrita y dirigida por un –más de lo habitual– iluminado Charlie Kaufman escapa a todas las convenciones arraigadas en el corte más popular del género para exponer una historia que, construida mediante un maravilloso y sentido stop-motion, no proyecta una sola porción de fantasía. Por el contrario, el largometraje necesita de su vehemencia omnipresente para reflejar todo lo implacable que puede llegar a ser la realidad cuando no has resuelto situaciones del pasado y por eso eres incapaz de tolerar las circunstancias vigentes, mientras, el desconcierto, la anhedonia, el aburrimiento y quizás hasta algún trastorno delirante, asoman fundidos en tu figura. “Anomalisa” no es más que eso: una brillante radiografía grisácea de cualquier persona.

Kubo y La Búsqueda del Samurai

“Kubo And The Two Strings” de Travis Knight

El poder trascendental de la narración y la habilidad para transmitir historias es central en “Kubo y La Búsqueda del Samurai”. Esta idea alimenta cada paso del protagonista durante su viaje, pero existe una capa mucho más profunda, una que habla sobre la permanencia de los recuerdos a través de los relatos, y cómo ayudan a sanar heridas y entregar las herramientas para entender y afrontar los diferentes procesos de la vida. El cuarto largometraje del estudio Laika logra ahondar profundo en temas tan sensibles como la muerte, pero de manera cautelosa y delicada, permitiendo que la nostalgia sea protagonista en un relato inspirador y sobrecogedor. Todo esto inserto en un tratamiento visual impresionante, pues a través de animación en stop-motion los detalles realzan la historia de Kubo, cautivando los sentidos en la experiencia visual y deslumbrando con un inolvidable relato.

Neruda

Neruda” de Pablo Larraín

Siempre serpenteando a través de relatos que dinamitan lo zanjado y lo cómodo, Larraín urde una película que tiene tanto de lúdico como de trágico. No es sólo un ejercicio de desarticulación de un personaje ilustre, es una manifestación aguda sobre el abismo que separa a los mortales de esas figuras que circulan en órbitas aparte, despegadas de toda lógica trivial. Sumergida en aquello, la cinta es capaz de ofrecer una belleza que excede sus encuadres y su duración: es la belleza que permite imaginar a sus dos protagonistas bailando en coordinación, pero nunca encontrándose, nunca en contacto; es la belleza que se esconde bajo las feroces contradicciones que componen la vida. Larraín no puede dar un paso adelante sin poner en riesgo su pellejo y eso es una bendición. Imponiéndose ante mensajes ultra convocantes o posturas de consenso, aquí está otro de sus puñetazos en la cara.

La Habitación

“Room” de Lenny Abrahamson

“La Habitación” muestra el mundo en el que vive el pequeño Jack (Jacob Tremblay): un cobertizo con un par de muebles, lo básico para sobrevivir. Es todo lo que conoce y lo comparte con su madre (Brie Larson), que lo tuvo ahí y ahí han vivido desde entonces. Como espectadores dilucidamos la situación en que están envueltos a medida que los personajes vislumbran una vía de escape hacia un mundo exterior que ha existido sin ellos. Es un suspenso del que nace un drama familiar claro, que habla sobre la soledad, la resiliencia y la adaptación. Filmada desde el extrañamiento pero con extrema seguridad, el director Lenny Abrahamson crea una experiencia emocionante y remecedora, que escapa de la sensiblería para establecerse firmemente como una gran exploración de personajes, traídos a la vida por lo que posiblemente terminaron siendo las dos mejores actuaciones del año.

La Bruja

“The VVitch: A New-England Folktale” de Robert Eggers

Una película de terror que no da miedo, o al menos no en el sentido de hacer saltar del asiento. A “La Bruja” le basta con sólo una hora y media para tejer un relato sombrío y desesperanzador, donde la oscuridad interior de los personajes termina siendo la verdadera receta para el desastre. El que los diálogos y la estética sean una reconstrucción minuciosa del primer Estados Unidos, ese donde abundaban los pioneros y el bosque era un lugar lleno de mitos y peligro, sólo sirve para resaltar a una obra que se mete bajo la piel del espectador. Ganadora del premio al mejor director en el festival de Sundance, “La Bruja” significó la aparición de un talento a mantener bajo vigilancia en Robert Eggers, quien también ejerció de guionista. Vale mencionar también que contó con unas muy comprometidas actuaciones de todo su elenco, y en especial de la protagonista, Anya Taylor-Joy.

Carol

Carol” de Todd Haynes

De la mano estable y experta de Todd Haynes –“I’m Not There.” (2007) y “Far From Heaven” (2002)– llegó “Carol”, la adaptación al cine de la novela “El Precio de la Sal” de Patricia Highsmith. Protagonizada por Cate Blanchett y Rooney Mara, “Carol” es una muestra del mayor nivel de refinamiento al que puede aspirar una película. Siguiendo la evolución del polémico romance entre una socialité neoyorkina (Blanchett) y una joven sin rumbo ni aspiraciones claras (Mara) en el Estados Unidos de los 50, la cinta construye esta relación usando colores atenuados pero llenos de significado metafórico, sobre tomas encuadradas con sutileza para contener la mayor cantidad de expresividad posible. Las actuaciones también son majestuosas, incluso para una historia como esta, en la que el amor y la pasión se enfrentan encarnizadamente con los celos y la pretensión, a veces en la misma toma.

La Llegada

“Arrival” de Denis Villeneuve

El lenguaje, una capacidad tan básica como necesaria para la construcción de sociedades, es puesto a prueba de manera brillante en “La Llegada”. Basada en el relato “Story Of Your Life” y bajo la dirección avezada de Denis Villeneuve, esta producción de ciencia ficción madura es un drama más penetrante y visceral de lo que su premisa ofrece: el arribo de 12 naves a la Tierra y una lingüista que busca entender y comunicarse con los visitantes. Con la interpretación impecable de Amy Adams, el vínculo entre ambos mundos se va desarrollando a un ritmo delicado, a través de fragmentos que crean atmósferas desconocidas pero sorprendentemente familiares. Acompañada de una musicalización que descoloca y una fotografía etérea, esta intensa obra maestra hurga en la complejidad de las relaciones humanas, encontrando en su evolución algunas respuestas a interrogantes de nuestra realidad.

Ranking realizado con las votaciones y textos de Gonzalo Valdivia, Pablo Moya, Daniela Pérez, María José Álvarez, Ignacio Goldaracena, Lucas RodríguezGonzalo Fernández, Matías Ponce, Javiera Quiroga, Manuel Cabrales, Ángelo Illanes Claudio Tapia

IR A MEJORES PELÍCULAS: 201320142015

Enlace corto:
(1)
  1. Pedro says:

    Discrepo con los lugares de The Revenant, Neruda y The VVitch. Pero sobre todo, discrepo profundamente con la inclusión de Krigen, porque JAJAJAJAJA. Qué película más nada. Amé, en cambio, que Arrival esté primera. Creo que voy por las mismas <3
    Feliz año.