Max Steel

Jueves, 12 de Enero de 2017 | 12:26 am | No hay comentarios

Título original:

Max Steel

Dirigida por:

Stewart Hendler

Duración:

92 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Ben Winchell, Ana Villafañe, Andy Garcia, Maria Bello, Josh Brener, Mike Doyle, Al Mitchell, Phillip DeVona, Billy Slaughter, Megan Hayes

Las tendencias de los tiempos dan paso a seguidillas de productos similares. En los ochenta, por ejemplo, prevalecería el afán por el horror, siendo cintas como “The Thing” (1982) las que sentarían los estándares de calidad. Con el arribo del último milenio, en tanto, arrancaría una ola de adaptaciones cinematográficas de superhéroes. Y ante buques imbatibles como las sagas adaptadas de la imaginería de DC Comics y Marvel, para el resto es inevitable aspirar a ese nivel, imitando las atmósferas épicas e integrando piezas musicales que suenan sospechosamente similares al sello de Hans Zimmer.

Max McGrath (Ben Winchell) es un adolescente capaz de irradiar una energía paranormal con sus manos. Un alienígena (voz de Josh Brener) aparecerá en su vida para protegerlo, volviéndose amigos y fusionando fuerzas para convertirse en Max Steel, y así enfrentar a unos malhechores que amenazan la Tierra.

Para desgracia del espectador, hay que quedarse pegado un buen rato frente a la pantalla con tal de identificar el gran problema de la película: y es que, una vez ya se ha avanzado bastante, es posible concluir que más parece una larguísima introducción que una narración acabada. Y de haber sido esto una decisión deliberada, entonces no habría estado mal, pero el asunto es que el film se asume a sí mismo ante el mundo como un todo integrado donde cada acontecimiento está bien repartido, cuando en realidad recién en el último tercio empezamos a familiarizarnos con el conflicto.

Mientras se descubre que la información fundamental no fue debidamente condensada en el primer tercio de la línea de tiempo, una serie de falencias adornan el camino y entonces la experiencia se torna un fastidio. A través del personaje alienígena hay un intento de humor tan válido como malogrado, humanizándolo con textos ligeros que de lúdicos no tienen nada y no se puede evitar sentir un poco de pena, más que irritación o bostezo, porque se presiente un esfuerzo en vano.

En términos de casting, contar con una buena actriz como María Bello no es más que un antecedente en el currículum y Andy García es un adulto jugando a la casita con legos. Sobre el protagonista: deficiente. Numerosos famosos actores son peores, pero a él le falta el factor extra. No goza ni del carisma de Tobey Maguire en las primeras dos “Spider-Man” (olvidemos que la tercera existió), ni de esa atrayente oscuridad del Batman de Christian Bale, ni la humanidad del Capitán América de Chris Evans. Y el interés romántico acá es una mosca en el oído.

A “Max Steel” no solo le juega en chueco su propia paupérrima calidad creativa (porque en términos de efectos cumple), sino también la insoslayable comparación con sus pares que le preceden. Difícil conformarse con la ficción histórica de un canal local cuando ya has visto “Game Of Thrones”, o gozar de un docureality sobre un chef despiadado después de ver a Gordon Ramsay. Simplemente es el rezagado que no tiene lo necesario para ingresar en las grandes ligas.

Así, tal cual está presentada la historia, independiente de la calidad de la franquicia que le inspira, ni siquiera resulta interesante. En vez parece la dramatización forzada de un universo ficcional que no tenía argumentos para transformarse en película ya sea porque el formato le queda grande o porque simplemente no le viene. Como fuera, la única forma de arreglarla es hacerla toda de nuevo.

Por María José Álvarez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...