Maléfica

Jueves, 29 de Mayo de 2014 | 11:17 am | Comentarios (3)

Título original:

Maleficent

Dirigida por:

Robert Stromberg

Duración:

97 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Angelina Jolie, Elle Fanning, Juno Temple, Sharlto Copley, Kenneth Cranham, Lesley Manville, Imelda Staunton, Miranda Richardson, Sam Riley, Peter Capaldi, Ella Purnell, Brenton Thwaites, Christian Wolf-La'Moy

La necesidad de reinventar los géneros, o más bien la construcción de una nueva forma narrativa, probablemente surge como respuesta a las exigencias de un público que acepta y agradece los cambios. Mucho tiempo ha pasado desde la irrupción de Walt Disney en la escena cinematográfica, y siglos son ya desde que, en las plumas de Charles Perrault y los hermanos Grimm, se consolidó el cuento de hadas como parte de un subgénero literario.

A través de los recambios generacionales, parece ser el cine el más susceptible a otros enfoques en la percepción de las personas, por tanto, se han debido establecer nuevos paradigmas en el modo como se muestra una historia. Entendiendo lo anterior, los remakes actuados de los clásicos cuentos de hadas, se han transformado en el nuevo resquicio de Hollywood para mantener una industria que básicamente ve en el box office su motivación. Las adaptaciones que delinearon este nuevo formato son recientes: “Mirror Mirror” (2012) y “Snow White And The Huntsman” (2012). Películas de una baja calidad en su ponderación, pero que han sido suficientes para energizar una postura favorable con respecto a la extensión de la fórmula.

En esta ocasión, y al alero de la inventiva transformadora de la maquinaria Disney, se nos presenta la historia de la distintiva villana de la clásica cinta animada “Sleeping Beauty” (1959). Maléfica (Angelina Jolie) es una bruja que vive apaciblemente en las densidades de un bosque cercano al reino de los humanos. Es cuando los últimos deciden atacar, que Maléfica se verá en la obligación de proteger sus tierras, desatándose una batalla que traerá como consecuencia la transformación de la bruja hacia el mal. Así, y condenado por sus acciones en el pasado, el Rey Estéfano (Sharlto Copley) será blanco de una venganza que puede ser determinante para el futuro de su hija recién nacida, la princesa Aurora (Elle Fanning).

MALEFICENT 02En su poco más de hora y media de duración, “Maléfica” se mueve entre altos y bajos. En su primer largometraje como director, Robert Stromberg, quien ya ha trabajado en el diseño artístico de innumerables títulos, propone un escenario que resulta verosímil en términos visuales, pero que es deficiente en su hilo conductor. En el transcurso del filme son evidentes los espacios en blanco que deja la narración, llegando a disminuir incluso en algunos pasajes el ritmo de la misma. Por otra parte, y si bien la historia gira en torno a un solo protagonista, los personajes secundarios quedan muy relegados, haciendo proclive el juicio de toda la película al molde con que se construyó el rol principal.

Ahora bien, la película sabe rescatar sutilmente dos elementos que resultan propios en la estética de los cuentos de hadas como los conocemos hoy: las melodías incorporadas en las cintas animadas de Walt Disney, y el verso como recurso en los diálogos. Aquello complementando una fotografía cuidadosamente montada, y la muy buena interpretación de Angelina Jolie –quien pareciera haber nacido para hacer este papel-, puede soslayar las carencias del filme en el plano argumental. Considerando todo lo anterior, sería algo ingenuo pensar que superproducciones como “Maléfica” dejen lienzos técnicos al azar, siendo estas las herramientas fundamentales para hacer este tipo de películas. La experiencia previa de Stromberg en efectos especiales se aprecia como trascendental para la buena representación de los extremos visuales que identifican a un cuento de hadas; la luz y oscuridad como retratos del bien y el mal en símiles proporciones. Sin duda, lo último, la mayor virtud de la película.

Con algunas dificultades, “Maléfica” logra convencer. La cinta dispone de los recursos necesarios para llegar a un público que, en su mayoría, es difícilmente impresionable, y que al mismo tiempo tiene la capacidad de evocar los recuerdos del filme original, indistintamente del formato en el cual se haya rodado cada uno.

Los encargados de valorar esta nueva forma de hacer películas serán quienes hayan crecido con los conceptos idealizados entregados por estos cuentos, y de manera paralela por quienes tengan en este cine su primer acercamiento a aquel mundo de fantasía; finalmente es al imaginario colectivo a quien pertenecen todas esas historias, y es en donde se pueden desarrollar libremente todas las posibilidades que existen luego de los vivieron felices para siempre que emergen de modo tan solapado al final de estos relatos.

Por Pablo Moya

Enlace corto:
(3)
  1. Maléfica says:

    Muy de acuerdo!!

  2. Aurora says:

    Me gusto mucho la película. Es bueno rescatar la versión de cada personaje en la historia. Tu crítica tiene sentido pero si pensamos que es una película para niños no es necesario que el director profundice mucho cuando sólo necesita cautivar con un cuento de antaño.

  3. Maléfica says:

    Buena. Mis hijos la disfrutaron.

Comentar

Responder