Los Pingüinos de Madagascar

Jueves, 15 de Enero de 2015 | 12:34 pm | Comentarios (1)

Título original:

Penguins Of Madagascar

Dirigida por:

Eric Darnell y Simon J. Smith

Duración:

92 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

(Voces) Tom McGrath, Chris Miller, Christopher Knights, Conrad Vernon, John Malkovich, Benedict Cumberbatch, Ken Jeong, Annet Mahendru, Peter Stormare, Andy Richter, Danny Jacobs, Sean Charmatz, Werner Herzog

Siempre que a una película familiar le va bien en taquilla, se intenta exprimir al máximo la fórmula y reutilizar los personajes hasta el cansancio. Cuando se trata de una animación, se explotan aún más los personajes para vender productos relacionados. Ya sea con secuelas o con series derivadas –spin off-, las producciones basadas en personajes secundarios es siempre vista con recelo, pues la experiencia nos dicta que dichos metrajes resultan facilistas y aburridos, sólo realizados para vender. Sin embargo, siempre hay honrosas excepciones y es un gusto encontrarse con ellas. “Los Pingüinos PENGUINS OF MADAGASCAR 01de Madagascar” pertenece al pequeño grupo de buenas películas derivadas de otras, que aun cuando utilizan personajes vistos y re vistos, se siente que fueron hechas con cariño y creatividad, sin menospreciar al público que va a verlas.

Skipper, Kowalski, Rico y Cabo son los cuatro pingüinos protagonistas que vuelven en solitario a la pantalla grande, luego de su paso por la saga “Madagascar”. La cinta parte contándonos sus orígenes y cómo conocieron a Cabo, su hermano menor, en el frío ártico. Una vez que el grupo se forma, empieza una aventura digna de James Bond, hasta que se encuentran con el doctor Octavius Brine, un malvado pulpo con planes de dominación mundial. En su lucha para derrotar al enemigo, conocen a la organización de espionaje Viento Polar, formada por un grupo profesional de animales de distintas especies. La banda de pingüinos y Viento Polar generan una cómica rivalidad en su lucha para derrotar a Brine, generando grandes escenas de acción, espionaje y, por supuesto, comedia en buena dosis, tarea que la cinta cumple en general.

“Los Pingüinos de Madagascar” mantiene el humor característico de la saga “Madagascar”: rápido y bien situado, muchas referencias a la cultura popular y acción veloz que divierte durante la mayor parte del metraje. La diferencia sustancial de esta nueva entrega es la comedia de acción y espionaje, que sabe utilizar de buena manera para mantener la atención durante su hora y media, tiempo preciso para que la película no llegue a aburrir. Con muchos chistes ingeniosos y acertados, sabe PENGUINS OF MADAGASCAR 02divertir al público de corta edad, pero también tiene la cuota adecuada para sacar risas entre los adultos, cosa que se agradece pues, si se va acompañado de niños, existe la opción para que ambos representantes etarios la gocen. Su punto en contra es que muchos de los chistes o juegos de palabras están enfocados al público angloparlante, y se pierden al momento del doblaje. Esto merma el humor de forma considerable al momento de apreciar la obra en toda su expresión.

El apartado técnico está a la altura. El estilo exagerado de animación, que viene desde la primera “Madagascar” (2005), está presente y con fuerza; nunca pierde intensidad y siempre está en función del humor, acercándose al cartoon en ese sentido. También combina explosiones, persecuciones y peleas entre personajes, para generar un humor de acción que saca risas por el ingenio con que están armadas aquellas secuencias. A pesar de todo lo anterior, y si bien se ha dicho que es una honrosa excepción, corre varias veces el riesgo de volverse aburrida, mayormente en su parte final, pero logra escabullirse de ello utilizando el tiempo como recurso principal. Y es que la película posee un ritmo frenético, en el que los chistes, la comedia gráfica y la acción están puestos de manera estratégica para no llegar a aburrir al espectador. Cada escena y cada broma tiene su duración fríamente calculada, para luego seguir avanzando en su narración.

PENGUINS OF MADAGASCAR 03El argumento no es lo más fuerte en este tipo de películas con enemigos que quieren dominar el mundo (excusa más que utilizada en el cine), pero el trabajo de edición logra enfrascar la trama de forma satisfactoria. Precisamente, la edición y la comedia rápida son lo más destacable en una cinta que las tenía todas para ser un producto del montón. El guión, si bien es débil y por momentos intrascendente, se ve equilibrado por la buena animación –cortesía del gran trabajo de Dreamworks- y edición. Sólo la parte final sufre por el guión y por los tropiezos del mismo. El enemigo, si bien es divertido, nunca genera un antagonismo característico y se pierde a medida que avanza el tiempo, entregando una última parte con  menor intensidad y calidad que el resto del filme.

Una película que venía acompañada de todos los prejuicios, logró sorprender y de buena forma. Sin ser una obra maestra de la entretención, el metraje cuenta con una justa duración, y mantiene entretenido la mayoría del tiempo. Dreamworks ha sabido entregar un producto eficaz a su público y ha evitado la vía fácil que perfectamente podría haber tomado, no obstante se dio el trabajo de no subestimar ni decepcionar al público que espera con más ansias esta película, básicamente los más chicos de la casa, claro está, sin dejar a los más viejos afuera, pues es disfrutable para cualquier edad.

Por Daniel Rojas

Enlace corto:
(1)
  1. jporlandini says:

    Buen comentario sobre la película,
    Aún que también se podría haber sintetizado en un
    “Desde la aparición de estos personajes en Madagascar 1 se estaba esperando una película que destacara todo su potencial humorístico. No esperen encontrar una trama ni argumento complejo ya que, obviamente, es un género cinematográfico cuyo propósito principal es el de entretener.
    Si se quiere reír vaya a verla, si no va, le aseguro que no se va a quedar fuera de ningún tema de conversación en cualquier tipo de situación tipo comida familiar, sobre mesa ejecutiva ni menos un tema de conversación en esa primera cita tan compleja.”

    Saludos!

Comentar

Responder