Los Imprevistos del Amor

Miércoles, 28 de Enero de 2015 | 11:02 am | No hay comentarios

Título original:

Love, Rosie

Dirigida por:

Christian Ditter

Duración:

102 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Lily Collins, Sam Claflin, Tamsin Egerton, Jaime Winstone, Christian Cooke, Suki Waterhouse, Lily Laight, Jake Manley, Norma Sheahan, Nick Lee, David Walsh, Aris Athanasopoulos, Kris Edlund

Qué difícil es proponerse el hacer un romance adolescente en el cine de hoy en día. La comedia romántica como género, cuenta con una fórmula funcional tan conocida y repetida hasta el punto del abuso y la parodia, que es difícil escapar de ella, y los últimos exponentes que se han salvado del olvido parecieran determinar que es más simple asumir dicha fórmula y darle un giro, o dotarla de novedad en alguno de sus componentes, como lograron manejar algunos ejemplos recientes como “The Fault In Our Stars” (2014) y “The Spectacular Now” (2013). La soluciones pueden ser varias, y la propuesta con la que llega “Los Imprevistos Del Amor” esta semana a carteleras, es la de contar una historia inexcusablemente conocida (basada en una novela de Cecelia Ahern, que seguramente contaba con más complejidades y sutilezas), pero hacerlo con buen humor y nunca mentir al respecto o intentar ocultarlo.

LOVE ROSIE 01Rosie (Lily Collins) y Alex (Sam Claflin) son mejores amigos desde que tienen uso de razón, y han crecido con esa complicidad sin enfrentarse al hecho de que pueda ocultar otro tipo de sentimientos. Tras salir del colegio, Alex se muda de Inglaterra a Estados Unidos a estudiar medicina, pero Rosie, que planeaba acompañarlo, se enfrenta con inconvenientes que la obligan a quedarse. En los años que siguen, los dos amigos se contactan esporádicamente y sus vidas continúan obviando el hecho de que parecen estar destinados a terminar emparejados, a pesar de una serie de intentos por parte de ambos de darse la oportunidad de estar juntos.

La película no se enfoca en resolver la eterna pregunta “¿pueden dos personas de distinto sexo ser mejores amigos sin enamorarse?”, sino que particulariza el caso de estos dos amigos que nunca parecen toparse en el momento correcto. Es una serie de encuentros y desencuentros gatillados por la distancia, las respectivas nuevas parejas, oportunidades mal aprovechadas, rencores guardados por un tiempo más largo del necesario, y el afecto para toda la vida que se tienen ambos personajes, para bien o para mal. No todos los motivos y peripecias que los acercan y alejan a través de los años cuajan con la misma naturalidad en la historia, y un par de ellos se sienten forzados y repetitivos, pero son lo suficientemente simpáticos para mantener la historia fluyendo sin mayores tropiezos.

LOVE ROSIE 02Porque es eso, la ternura y el encanto de “Los Imprevistos del Amor”, lo que mantiene la película a flote, incluso en los momentos en que la trama se apega a la fórmula más conocida y trillada de un tipo de comedias románticas que parecen haberse dejado de producir hace algunos años. El humor sexual es tratado con el mismo desenfado que los gags más inocentes, y es fácil notar cómo a lo largo del relato la historia mantiene esta frescura y buena disposición, casi como si no supiera que está calcando el trazo de las innumerables películas del género que la precedieron; o como si lo supiera, pero su respuesta a la acusación fuera sonreír y seguir adelante. Porque, si es necesario aclarar, el final de la cinta se adivina tras una mera lectura de su sinopsis y no hay grandes sorpresas en el camino, pero da gusto dejarse cautivar por el viaje, en vez de permitir que el cinismo empiece a reducir sus partes que no funcionan por completo.

Y esto es gracias principalmente al acierto en el casting de la pareja principal. Lily Collins parece haber tenido una entrada fácil a los grandes papeles principales hace un par de años, pero aquí, a pesar de lo muchas veces convencional de su rol, se demuestra capaz de ser una protagonista atractiva y crea un personaje optimista, al que da gusto seguir. Sam Claflin tiene menos con lo que trabajar, pero es un perfecto blanco de las proyecciones románticas de Rosie y, seguramente, de las LOVE ROSIE 03del público objetivo de la cinta. También se le agradece a la película el no desviarse de temáticas que podrían escaparse del embellecimiento superficial en el que muchas veces recaen estas comedias. Temas como el embarazo adolescente, el aborto, el divorcio y la muerte son presentados de forma liviana, es cierto, pero son incluidos en la narrativa y racionalizados por los personajes, en vez de obviados por miedo a herir sensibilidades de la audiencia.

Lo anterior no rescata por completo a una cinta que desde el principio no se propone a hacer nada original, pero es tan clara y noble en sus intenciones, que es fácil perdonárselo. “Los Imprevistos del Amor” es una comedia romántica que de ninguna manera es trascendente, pero satisfará por completo al público al que está dirigida, y es más que capaz de hacer pasar un buen rato a quienes no correspondan a él, en la medida que no sean muy críticos y exigentes con ella, y se permitan dejar llevar por el encanto y la inocencia con los que la película nos cuenta esta conocida historia.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:

Comentar

Responder