Lincoln

Miércoles, 23 de Enero de 2013 | 11:00 am | Comentarios (1)

Título original:

Lincoln

Dirigida por:

Steven Spielberg

Duración:

150 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Daniel Day-Lewis, Sally Field, David Strathairn, Joseph Gordon-Levitt, James Spader, Hal Holbrook, Tommy Lee Jones, Lee Pace, Gulliver McGrath, Tim Blake Nelson, Lukas Haas

Esta semana nuestras salas reciben a una de las películas favoritas de la Academia y que ha acaparado las nominaciones más relevantes en los premios Oscar. “Lincoln”, dirigida por Steven Spielberg, es el gran retrato de la figura del presidente más recordado por los norteamericanos, y contrario a lo que se podría pensar sobre este tipo de producciones, Spielberg no se encarga de LINCOLN 01ensalzar al decimosexto presidente de los Estados Unidos, sino que a mostrarlo como un ser misterioso y contenido, características que son explotadas al máximo por la desbordante interpretación de Daniel Day-Lewis, quien tiene todo a su favor para llevarse la estatuilla a “Mejor Actor”.

Es enero del año 1865 en Estados Unidos, y el presidente Abraham Lincoln está haciendo todo lo posible para que se apruebe la Decimotercera Enmienda a la Constitución, la cual abolirá la esclavitud para siempre en todo el país. Con una guerra civil a punto de llegar a su fin, Lincoln teme que la enmienda no sea aprobada ante la negativa de los estados del Sur, por lo que lo suyo es una carrera contra el tiempo. Un clima de crisis política y moral se instalara en la vida del presidente, que en sus últimos meses de vida realizará uno de los actos más nobles de la política americana.

LINCOLN 02Para muchos, la gran razón para ir a ver “Lincoln” será  Daniel Day-Lewis. El inglés es dueño de una intachable carrera, y en cada uno de sus roles destaca por su experticia y calidad interpretativa. Esta ocasión no es la excepción y puede que estemos ante uno de los mejores –quizás el mejor- de sus trabajos. Hipnótico y enigmático en cada intervención, dueño de una calma que logra enmascarar la angustia a la que se ve enfrentado su personaje, la actuación de Day-Lewis es una transformación en toda regla, donde jamás vemos al actor detrás del personaje. Lincoln cobra vida en la pantalla de la mano de uno de los mejores actores de nuestra época.

Daniel Day-Lewis es la guinda de una torta compuesta por un reparto de lujo. Sally Field y Tommy Lee Jones, la primera interpretando a Mary Todd Lincoln, esposa del presidente, y el segundo a Thaddeus Stevens, líder del congreso republicano radical, son los pilares fundamentales en los que se sostiene Lincoln, haciéndole cuestionar sus objetivos o entregándole coraje para seguir adelante hasta el final. Los dos actores cumplen con sus roles perfectamente, siendo Tommy Lee Jones el más interesante, sobre todo por el giro final. Joseph Gordon-Levitt, actor que se encuentra en un impresionante auge, LINCOLN 04interpreta al hijo mayor de Lincoln, el que acaba de abandonar sus estudios para vestir un uniforme militar y participar en la guerra de los estados, entrando en un conflicto con su padre, quien se encuentra concentrado en restaura la paz y liberar al pueblo afroamericano. El resto del reparto está impecable y es un gusto ver tal calidad actoral desenvolverse con soltura en un filme que escapa de los americanismos y muestra a las personas que fueron parte de este proceso, siendo este el gran acierto de Spielberg.

“El rey Midas” del cine hace un movimiento inteligente al distanciarse de los sentimentalismos, sobre todo con el personaje principal, sin que incluso haga falta entrar en el personaje para poder comprender el drama que lo circunda. Tampoco se trata de una puesta en escena fría, la dirección de Spielberg sugiere, concentrándose en la narración de los hechos y en los conflictos que nacen entre las LINCOLN 03diferentes posturas de los personajes. Es así como la figura del presidente hipnotiza y encanta, jugando con la idea de un hombre que sabe cómo acabará todo –incluso el momento de su muerte, tratado de manera elegante y muy coherente con el tono de la película-, y con la de un hombre perdido y temeroso de lo que pudiera llegar a pasar.

“Lincoln” es una película extensa, y a ratos puede sobrepasar al espectador con la cantidad de información que expone a través del diálogo, pero vale la pena embarcarse en esta nueva narración de Spielberg, encabezada por uno de los mejores actores de esta generación y que, seguramente, dará que hablar en la próxima ceremonia de los premios de la Academia.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:
(1)
  1. Cesar Bear Reyes says:

    No sé, no soy mucho de ver películas que narran la historia de algún personaje historico de la política, pero después de ver “The Iron Lady” (con la inigualable Merry) creo que le daré la chance a Lincoln.
    Espero, sosí, que no sea tan “gringa”.

Comentar

Responder