Las Aventuras del Capitán Calzoncillos: La Película

Jueves, 20 de Julio de 2017 | 12:08 am | No hay comentarios

Título original:

Captain Underpants: The First Epic Movie

Dirigida por:

David Soren

Duración:

89 minutos

Año:

2017

Protagonizada por:

Animación

Dreamworks Animation no se ha caracterizado por ser un estudio innovador dentro del género de animación. Han repetido un enfoque similar con su estilo y humor desde el éxito de “Shrek” (2001), logrando algunos aciertos que han gustado a niños y adultos, como el caso de “How To Train Your Dragon” (2010), realizada en conjunto con Paramount. En “Las Aventuras Del Capitán Calzoncillos” traen al guionista Nicholas Stoller, que adaptó con éxito “The Muppets” (2011) a la pantalla grande, logrando en esta nueva entrega una entretenida adaptación en la misma línea de otros trabajos del estudio.

En una aburrida escuela, dos amigos, Jorge y Berto (Kevin Hart y Thomas Middleditch en la versión en inglés), tienen como misión hacer reír a sus compañeros de clase con descabelladas bromas. Cuando el malhumorado director Carrasquilla decide separarlos, los amigos, con ayuda de un anillo hipnótico, lo transforman en el superhéroe del cómic que ambos escriben: “El Capitán Calzoncillos”. Sin superpoder alguno, los tres enfrentan la amenaza del recién llegado profesor de ciencias que pretende acabar con la risa en toda la escuela y el mundo, la peor amenaza que estos niños pueden imaginar.

“Las Aventuras del Capitán Calzoncillos: La Película”, dirigida por David Soren, es una adaptación de un libro para niños del mismo nombre escrito por Dav Pilkey, que hoy en día se ha convertido en una saga que probablemente veremos en la pantalla grande en un futuro. El humor del libro y su sencillez se traslada al cine, ya evidenciado en los nombres de los personajes, teniendo un villano llamado Profesor Pipicaca, traumatizado por las burlas que su nombre le ha causado. Este tono de humor se mantiene a lo largo de la película, con alguno que otro guiño al comentario social, sátira de superhéroe y un buen uso del metalenguaje.

Si bien, esta adaptación de la obra de Pilkey muestra la historia de origen del Capitán Calzoncillos, Nicholas Stoller decide no centrar su guion en el superhéroe, ni en lo ridículo que a veces puede llegar a ser este género, ya realizado con mayor éxito en “The Incredibles” (2004), sino que pone el foco en la amistad de los dos protagonistas. Sin embargo, a ratos pierde dirección, lo que se camufla con un ritmo hiperactivo y ruidoso, que llegar a ser agotador cuando se vuelve repetitivo hacía la segunda mitad del largometraje.

La película resulta mucho más fuerte durante su primer acto, entregando una crítica al sistema educacional, pero sin llegar a una resolución satisfactoria. Durante los primeros minutos, el uso de una secuencia en la escuela recuerda a una versión caricaturizada de “Pink Floyd: The Wall” (1982), pero no se vuelve a usar ese comentario. Retomar esta crítica podría haber entregado más valor en vez de solo quedar en lo anecdótico, sobrepasando el nivel de entretención y llevándola cerca de la calidad que Pixar suele tener en sus personajes y narraciones.

Aunque existan problemas para desarrollar la trama, uno de los elementos diferenciadores de “Las Aventuras del Capitán Calzoncillos: La Película” son los distintos estilos de animación que Dreamworks desarrolla. Decide abrazar de lleno lo que significa contar una historia narrada por niños, atreviéndose a no sólo usar la animación 3D que han implementado hasta ahora, sino también 2D, dibujo a mano y marionetas de calcetines. Esto resulta refrescante cuando los chistes no funcionan como al inicio o la trama comienza a fallar, alejándose de esa gran imaginación infantil planteada al comienzo.

“Las Aventuras del Capitán Calzoncillos: La Película” es consciente de lo absurdo y se apropia de eso, apelando al niño interior o exterior de cada uno, su humor y creatividad, pero también entrega una pequeña lección de empatía con quienes en un inicio percibimos como villanos. Aunque esta película es más humor que crítica al sistema educacional, plantea algo que no es nuevo y que parece ser olvidado constantemente: necesitamos algo más que repetición y disciplina para aprender. Con su naturaleza simple y ritmo incansable, esta adaptación resulta exitosa, ya que no necesita del universo expandido de su material original para ser una película entretenida, con una duración justa para que no resulte en extremo agotadora por su constante repetición.

Por Valentina Vinet

Enlace corto:

Comentar

Responder