La Vida de Adele

Jueves, 19 de Junio de 2014 | 12:34 pm | Comentarios (3)

Título original:

La Vie d’Adèle - Chapitres 1 et 2

Dirigida por:

Abdellatif Kechiche

Duración:

179 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Adèle Exarchopoulos, Léa Seydoux, Salim Kechiouche, Mona Walravens, Jeremie Laheurte, Alma Jodorowsky, Aurélien Recoing, Catherine Salée, Fanny Maurin, Benjamin Siksou, Sandor Funtek, Karim Saidi

El amor es quizás la temática más recurrente en el cine. Por eso tal vez es difícil sorprender a la audiencia al momento de contar cómo dos personas logran amarse sin importar qué pase. Es aún más complicada la tarea cuando el argumento principal de la historia es la orientación sexual de los protagonistas, y es que algunas obras abordan la homosexualidad bordeando la caricatura exponiendo, por ejemplo, el estereotipo del gay diseñador de vestuario en “Bruno” (2009). Y no es que la homosexualidad no sea un tema serio en el cine, pero a veces “Brokeback Mountain” (2009) o “Milk” (2008) son más recordadas por las escenas de besos o sexo que por el argumento. Con el desafío de capturar la atención de la audiencia, llega “La Vida de Adele”, una película basada en la novela gráfica “Le Bleu Est Une Couleur Chaude” (2010).

LA VIE D'ADELE - CHAPITRES 1 ET 2 01Adèle (Adèle Exarchopoulos) es una introvertida adolescente viviendo sus diecisiete. Durante su último año de escuela comienza una insípida relación con Thomas (Jérémie Laheurte), un compañero de escuela. Su vida sufre un inesperado vuelco emocional cuando, por furtivas circunstancias, cruza miradas con una misteriosa mujer de cabello azul. Este solo evento provoca una cadena de sucesos en la vida de Adèle, quien deberá enfrentar su identidad sexual, la aceptación de sus conocidos y una inesperada brecha social entre ella y Emma (Léa Seydoux), la mujer de cabello azul que cambiará su vida.

A pesar de su premisa lésbica y base romántica, “La Vida de Adele” utiliza más de un elemento para contar el paso de la adolescencia a la adultez. Además de forcejear con el miedo a asumir su sexualidad, Adèle debe enfrentar la opuesta realidad social entre ella y Emma, quien pertenece a la clase acomodada, realidad que eventualmente hará que sus problemas de identidad sexual pasen a segundo plano, debiendo esta vez enfrentar su adultez.

LA VIE D'ADELE - CHAPITRES 1 ET 2 02La obra posee un número importante de simbolismos. El color azul es extensivamente usado y forma parte de casi todas las escenas. No es difícil atribuir este color al estado de felicidad de Adèle, quien durante una marcha de estudiantes porta una antorcha azul justo en el momento en que comienza a aceptar su atracción emocional y sexual hacia una mujer.

Dentro de las virtudes de la película está sin duda el nivel de interpretativo de Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux, quienes resaltan por su relación en cada escena, incluso aquellas donde no existe línea de diálogo alguna, percibiendo fácilmente la química entre ellas. Otro elemento destacable es la fotografía a cargo de Sofian El Fani, quien en ocasiones logra plasmar detalles tan específicos como los vellos en los brazos desde un punto de vista subjetivo, tal como lo haría cualquier persona en la realidad, además de generar el contexto preciso en cada plano general.

La duración de la cinta no tiene que ser precisamente un factor negativo si el guión lo amerita, pero por momentos el ritmo de la narrativa parece descender hasta niveles neutrales. Esto puede provocar cierto distanciamiento del espectador. Si bien la historia aborda casi cinco años de la vida de la protagonista, ese lapso puede perfectamente ser plasmado en menos de tres horas de cinta.

LA VIE D'ADELE - CHAPITRES 1 ET 2 03Y hablando de duración, existe una escena de sexo lésbico potencialmente incómoda para más de alguien, no por su origen homosexual, sino por su innecesaria extensión por casi diez minutos. Tal vez intencionalmente se busca la provocación. Si ese es el caso, de verdad la película lo consigue, puesto que después de tres minutos la audiencia esperaría que la escena se fundiera a negro para continuar con la historia, pero no, las actrices continúan hasta la culminación de la secuencia.

“La Vida de Adele” es una cinta provocadora que expone más de un tópico filosófico, existencial y cultural durante 180 minutos. Utiliza inteligentemente la homosexualidad como el papel sobre el cual se escribe una historia de amor realista, con todos los elementos de la vida cotidiana, las relaciones, la tragedia y cómo las decisiones son siempre la causa de nuestro presente. Después de todo, como dice Emma en su primer encuentro con Adèle, la casualidad no existe.

Por Daniel Venegas

Enlace corto:
(3)
  1. Concuerdo con tu comentario, aún así, a mí no se me hizo tedioso la duración de la película, creo que el tiempo es acordé a la narrativa, incluso en aquellos momentos de poco diálogo o en aquellos que sólo se muestra a Adéle en su estado de desolación y melancolía, es donde en vez de desvincularnos, nos acercamos más al compartir o recordar de esos estados de nostalgia y de no hallarle sentido a nuestra vida por la pérdida del vínculo amoroso. Agrego a esto, que las escenas de sexo no me parecieron en lo absoluto morbosas, pornográficas- como he escuchado de parte de algunos-, ni perturbadoras. Las encontré bien cuidadas sin caer en lo burdo, y lo principal, más allá de lo “explícito” que muestran, está el acto sexual como un acto de amor y entrega hacia el otro, que en cualquier pareja (independiente del género) se da de manera constante- así que no nos hagamos los cartuchos-. Y creo que por eso y otros factores la película está muy bien lograda, en cuanto su trama: la realidad reflejada en momentos tan cotidianos de la vida; de la conexión con el otro; del conocerse a sí mismo, de cómo nos situamos en el mundo, de los conflictos interpersonales. etc..En consecuencia de lo dicho, para mí no es una película homosexual, es una película existencial de cómo cargar con nuestros etapas de vida.

    • Reinaldo says:

      Sumándome al comentario de Meli, es la mejor película que he visto en lo que va corrido del año. Y es una pena que llegue casi después de un año de su estreno. Eso.

  2. sí, yo también la vi hace mucho tiempo, creo que si no llegó antes a las salas de cine (de Chile); fue netamente por la idiosincrasia del chileno y del posible fracaso y revuelo que generaría, y por tanto, quienes compran la licencia para distribuirlas en los cines no lo verían como negocio ya que, hoy por hoy ven sólo las ganancias y no así, el aporte cultural..

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...