La Primavera De Chile

Martes, 22 de Mayo de 2012 | 12:57 pm | Comentarios (2)

Título original:

La Primavera De Chile

Dirigida por:

Cristián Del Campo

Duración:

110 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Documental

A lo largo de todo el año pasado, y en el marco de las movilizaciones estudiantiles por la gratuidad y calidad educacional, una serie de manifestaciones ciudadanas fueron dándose a lugar en las calles de nuestro país. Sorpresivamente, ya no sólo universitarios y secundarios se constituirían como grupos organizados en pos de una idea radical de cambio, sino que también el resto de la sociedad, empoderándose del espacio callejero, haría llegar su descontento de manera pública y por medio de una marcada adherencia a dicha lucha.

Partiendo de dicho contexto, es que hoy en día el documental “La Primavera De Chile”  busca reflejar lo acontecido durante ese 2011 que tan histórico fue para nuestra nación. La idea del pueblo manifestándose, nuevamente en conjunto y por una causa transversal en Chile, es entonces algo a lo que esta obra apela, para plantear que una fuerza ciudadana como esta, no tomaba forma como un bloque sólido y potente desde los años más duros de la represión dictatorial. En esa línea, la primavera a la que hace alusión esta cinta es, sin duda alguna, el re-florecimiento político y discursivo vivido por la mayor parte del país en torno a las demandas estudiantiles.

De este modo, la cinta da inicio con el enfrentamiento de los voceros del movimiento con el Ministro de Educación en las dependencias del Congreso en el mes de octubre del año pasado, para posteriormente adentrarnos en los hechos que eventualmente conducirán a dicho momento. Una breve introducción a lo ocurrido con anterioridad al movimiento de 2011, será mostrada también en pantalla, para que finalmente este metraje encuentre su ritmo y esencia definitivos, con el inicio de las variadas marchas acontecidas durante el ya mencionado año.

Narrativamente, el documental está compuesto en su mayoría por el registro que realizan de estas mismas marchas las cámaras de Cristián Del Campo, director del mismo, además de definirse por medio de un corpus argumental compuesto por imágenes de archivo, extractos de prensa y una serie de entrevistas realizadas directamente a los protagonistas del movimiento, dentro de los que se incluyen los miembros de la CONFECH, los dirigentes de los secundarios y uno que otro experto de áreas afines a la discusión, tales como Gabriel Salazar o Marcel Claude. En ese sentido, la constitución de esta cinta como “documento objetivo”, como una suma de registros de lo ocurrido, es probablemente la mejor forma de definirla.

El principal “pero” de lo anterior, resulta ser que dicha objetividad no es tal, si consideramos que “La Primavera De Chile” nos muestra sólo una cara de la moneda. De esta forma, las intervenciones que veremos de la clase política dirigente, serán en su mayoría sacadas de medios ajenos a la realización de este documental, en tanto que la oposición estudiantil tendrá gran nivel de representación en los múltiples discursos que los mismos jóvenes realizan a la cámara a lo largo del registro. La imposibilidad de generar un campo más amplio de discusión a partir de este metraje, resulta ser entonces una de las falencias del mismo, al quedarse sólo con una versión de los hechos (independientemente de que esta sea o no la correcta) y no dar cabida a otra posición más que la del estudiantado.

A nivel de experiencia estética, en tanto, si bien es cierto que este trabajo puede no destacar mayormente por su calidad audiovisual (ya que, en ocasiones, pareciera carecer de maestría en ámbitos cinematográficos claves como el montaje y el manejo de los encuadres, por ejemplo), sí cabe destacar el hecho de la sensibilización que es posible generar a partir del mismo dentro de la audiencia ante la cual se exhibe. En ese sentido, es preciso mencionar lo bien representados que en él se encuentran temas tales como la convicción y la audacia con la que un joven movimiento fue capaz de plantarse de frente, para discutir con una clase política ya rancia, o la manera colorida y carnavalesca en que logró unirse a un país hacía ya varios años dividido.

Por esto último es que, pese a todo y tal como reza la frase de Khalil Gibran utilizada en la cinta, en el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante y es con “La Primavera De Chile” que nos queda claramente demostrado el cómo, efectivamente, es posible la generación de un renacer de nuestra ciudadanía, el regreso de una nación sin fracturas y el paulatino despertar de esta conciencia política adormecida.

Por Macarena Bello

Enlace corto:
(2)
  1. jano says:

    “El principal “pero” de lo anterior, resulta ser que dicha objetividad no es tal, si consideramos que “La Primavera De Chile” nos muestra sólo una cara de la moneda.” Estimado, para ver la otra cara de la moneda sólo basta con prender la tele, escuchar radio o comprar cualquier diario. todos manejados por las cinco o seis familias dueñas de chile y con intereses en las universidades privadas. O acaso pretendias ver el típico reportaje de los malvados encapuchados apedreando a los pobres carabineros?

  2. pocho says:

    parece ser que Ud. es de las pocas personas que desconoce la concentracion de los medios de comunicacion y ademas pretende que este documental sea mas papista que el papa. por lo cual su opinion es mas un insulto, que una criticade arte.

Comentar

Responder