La Llegada

Jueves, 10 de Noviembre de 2016 | 11:38 am | No hay comentarios

Título original:

Arrival

Dirigida por:

Denis Villeneuve

Duración:

116 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, Michael Stuhlbarg, Mark O'Brien, Tzi Ma, Nathaly Thibault, Pat Kiely, Joe Cobden, Julian Casey, Larry Day, Russell Yuen, Abigail Pniowsky, Philippe Hartmann, Andrew Shaver

Cada cierto tiempo aparecen producciones de ciencia ficción que se alejan de ciertos vicios propios de un blockbuster y hablan desde un género que ha servido como medio para plantear dudas propias de obras filosóficas. Esta vez, llega a la pantalla una producción basada en la novela corta “Story Of Your Life” de Ted Chiang, que recorre libremente las temáticas del lenguaje, y cómo los sistemas de comunicación humanos logran configurarnos y lo que ocurre cuando se ven enfrentados a formas de vida desconocidas.

arrival-01El elegido en la dirección es el canadiense Denis Villeneuve, quien luego de alcanzar reconocimiento internacional con “Prisoners” (2013) parece ser la mejor carta para dirigir una historia de estas características, pues el cine de Villeneuve se nutre del misterio y la búsqueda de respuestas, siendo sus personajes el foco central y quienes construyen un entramado lo suficientemente resistente para sostener una narración que pueda resultar compleja.

La lingüista Louis Banks (Amy Adams) es contratada por el gobierno de los Estados Unidos para servir de traductora cuando doce naves extraterrestres aterrizan en diferentes ciudades del mundo. Con la ayuda del matemático, Ian Donelly (Jeremy Renner) deberá descubrir el mensaje y el motivo que se esconde detrás de esta visita.

arrival-02Para poder desarrollar las temáticas abordadas en el cuento original y darle frescura, el guion de Eric Heisserer camina por el terreno de una historia convencional de invasiones extraterrestres, donde el caos se apodera de la población y los líderes mundiales tratan de lidiar con una inesperada catástrofe, pero alimentándola al tratar de manera apropiada conceptos como el dolor, el tiempo, la compasión y principalmente la comunicación.

Si se establecen ciertas conexiones al pensar en un sistema de comunicación con seres de otros planetas, es fácil recordar “Close Encounters Of The Third Kind” (1977), donde una escala musical era el medio para establecer un lenguaje común, o el descubrimiento de una señal con números primos provenientes de otra galaxia en “Contact” (1997) de Robert Zemeckis. Por otra parte, en “La Llegada” la exploración para establecer una lengua en común es el motivo central que moverá el relato hacia intrincados laberintos, siendo este argumento la excusa perfecta para explorar planteamientos más profundos a través de sus personajes.

arrival-03Si bien, los personajes de Villeneuve sirven como medio para trabajar una trama ambiciosa, es a través de su construcción donde se establecen las principales conexiones con el espectador. Estos siempre están en busca de respuestas, y son sus motivaciones y entendimientos los elementos que logran alcanzar protagonismo. Buscando respuestas personales como las indagadas en “Incendies” (2010) o en una escala mayor como en la antecesora a esta producción, la aclamada “Sicario” (2015). Esta vez, el foco recae en Amy Adams y su Dra. Louis Banks, quien demostrará que su desempeño actoral puede mover un relato y manejarlo con gran habilidad. Pues, es este personaje el que logrará desenredar las ideas que rondan alrededor de una cinta que a ratos pareciera abarcar más de lo que puede, pero que consigue encauzar sus objetivos en cada paso que ella da, siendo el elemento que conecte la trama principal con honestas representaciones de intimidad y espacios  familiares, a modo de secuencias montadas entre el caos, aportando sensibilidad y respiro, tal como fue trabajado el relato de Alfonso Cuarón en “Gravity” (2013) o “Interstellar” (2014) de Christopher Nolan, con la que se pueden establecer ciertas similitudes narrativas.

arrival-04Uno de las grandes fortalezas de “La Llegada” es el tono presente durante todo el metraje, manteniendo la tensión como protagonista cuando las fuerzas antagónicas entran en juego, y la emoción que entregan los propios descubrimientos de la protagonista, puesto que esta inusual e inesperada experiencia le servirá para indagar en su personal concepción del mundo y cómo la situación en la que se ve envuelta comienza a afectar sus pensamientos. Esta atmósfera es reforzada gracias a la música de Jóhann Jóhannsson, quien logra incrementar la emotividad en una justa medida.

Siendo una historia que plantea constantes preguntas y que está en una persistente búsqueda de respuestas, la intriga está puesta en descubrir estas verdades y salir satisfecho con las resoluciones. Sin embargo, las propuestas para resolver este rompecabezas podrían confundir, arriesgando perder la credibilidad del espectador. No obstante, este pacto de confianza previo no es traicionado y, a pesar de contener un tercer acto que tambalea, logra llegar a puerto de manera satisfactoria, pues sin ser ambiciosa en sus objetivos o pretenciosa en su propuesta, consigue crear conexiones con los cimientos de nuestra humanidad, agregando emoción a una inusual pero genuina historia.

Por Ángelo Illanes

Enlace corto:

Comentar

Responder