La Fortaleza

Jueves, 3 de Julio de 2014 | 11:16 am | No hay comentarios

Título original:

Brick Mansions

Dirigida por:

Camille Delamarre

Duración:

90 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Paul Walker, David Belle, RZA, Robert Maillet, Carlo Rota, Kalinka Petrie, Bruce Ramsay, Andreas Apergis, Kwasi Songui, Ayisha Issa, Catalina Denis

A fines de noviembre del año pasado, la muerte del actor Paul Walker impactó a los fanáticos de la saga “Rápido y Furioso”. Automáticamente se coparon los medios con alabanzas y retrospectivas sobre el actor, dentro de lo que se destacó especialmente su trabajo caritativo; incluso se sacó a relucir su espontánea visita a Chile con el fin de ayudar a las víctimas del terremoto del 27 de febrero de 2010. Esto elevó bastante su imagen, ayudando a la vez a suplir sus méritos como actor, faceta en la que nunca se alejó demasiado de los blockbusters simples. “La Fortaleza” fue la última cinta que alcanzó a completar y, como canto de cisne, resulta bastante adecuada a la trayectoria de su protagonista.

BRICK MANSIONS 01Damien Collier (Paul Walker) es un agente de alto nivel de la policía, especializado en las operaciones encubiertas en el barrio más peligroso de Detroit, llamado Brick Mansions. Su mayor reto vendrá cuando se le asigne detener a Tremaine Alexander (RZA), el líder de la mafia dentro del barrio, quien ha adquirido una arma de destrucción masiva. Para lograrlo, deberá aprender a trabajar en conjunto con Lino (David Belle), un vengador callejero experto en parkour.

La obra se desarrolla en el género por excelencia de Paul Walker, la acción callejera, con muchos disparos, persecuciones y peleas a golpes. Pero el que más destaca en todo esto es David Belle, pionero e inventor del parkour, además de haber sido protagonista de la película “Banlieue 13” (2004), de la cual está adaptada “La Fortaleza”, por la pluma del mismo guionista, Luc Besson. Las secuencias en las que Belle hace gala de su disciplina son lo mejor de la película, pero su capacidad como actor dramático es bastante parca; de ahí la relevancia de Walker para mover y justificar la trama. De todas formas, el desarrollo de ambos personajes es mínimo, siendo la motivación de ambos la venganza, de una u otra manera.

BRICK MANSIONS 02Quizás el personaje con más trasfondo es el interpretado por el ex Wu-Tang Clan, RZA. Caracterizado al mismo tiempo como un agresivo líder del crimen organizado, un hábil político, e incluso un paladín de la reivindicación de los marginados, Tremaine Alexander encarna además el trasfondo de la película: la lucha de las clases más bajas de la sociedad moderna por surgir frente a una burocracia que, al tratar de ayudarlos, termina marginándolos aún más.

Pero por mucho que este trasfondo busque insuflar de riqueza a “La Fortaleza”, la obviedad en su planteamiento, al mismo tiempo que la falta de reflexión, termina por relegarlo a una mera justificación para los acontecimientos. No resulta difícil especular sobre cómo habría cambiado el producto final si se hubiera desarrollado más este tema por sobre las escenas de acción, ya que la desigualdad socioeconómica es muy contingente y un mal sin una solución palpable al corto plazo. De esta manera, dejando la solución en manos de algún adelanto tecnológico, o incluso en el plan un tanto irreal, se podría haber creado una obra de mayor valor especulativo.

BRICK MANSIONS 03Donde la película más sufre es en su apartado técnico, debido principalmente a un deficiente trabajo de edición, el que juega en contra de las rápidas escenas de acción, ya bastante confusas en sí. Aparte de eso, la explicación inicial del conflicto por medio de un breve montaje de los noticieros es demasiado forzada, y casi ofensiva en su simpleza. También resulta bastante decepcionante que toda la violencia sea restringida, sugerida, o resuelta directamente fuera de cámara, con el fin de mantener la calificación de todo espectador.

En conclusión, “La Fortaleza” es un producto superficial y efectista, que trata de esconder esta realidad cobijándose en un apartado más humanitario. Y, en cierta forma, se podría afirmar lo mismo sobre la carrera de su protagonista, cuya horrible muerte fue explotada por semanas como circo mediático.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder