La Era del Rock

Miércoles, 29 de Agosto de 2012 | 3:50 pm | Comentarios (2)

Título original:

Rock Of Ages

Dirigida por:

Adam Shankman

Duración:

123 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Diego Boneta, Julianne Hough, Tom Cruise, Alec Baldwin, Russell Brand, Catherine Zeta-Jones

En la definición universal del rock and roll, no pueden faltar los tres ingredientes principales que han transformado al estilo musical en un verdadero estilo de vida. Sexo, drogas, y por sobre todo, rock and roll,  son los componentes esenciales en la sangre de los rockstars, esos ídolos sumergidos en los excesos de la fama, que muchas veces los conducen a vidas decadentes, que sin dejar de ser inspiradoras para muchos, pasan a los anales de la historia de la música como semi-dioses. Así también lo hace la música, las actitudes desvergonzadas y un mundo donde la delgada barrera entre el placer y la desdicha es cubierta por una capa de glamour y éxito.   Teniendo en cuenta esta somera definición del rock and roll, uno no puede hacer más que llevarse las manos a la cabeza cuando un producto como “La Era Del Rock” prácticamente viola todos estos principios, para crear una visión empalagosa e ingenua de un estilo que apasiona a millones de rockeros alrededor del mundo, quienes sufrirán con justa razón al ver sus añorados clásicos, ser mancillados bajo el alero del hombre que esta detrás de la popular serie televisiva “Glee”. Que Satanás nos pille confesados.

Es el año 1987 y la ciudad de Los Angeles, California, es la cuna de las bandas más reconocidas del rock estadounidense. Sherrie (Julianne Hough) es una inocente chica de pueblo que se muda a la ciudad para cumplir su sueño de convertirse en una famosa cantante. Por cosas del destino, conoce a Drew (Diego Boneta), mesero del popular local de rock conocido como “El  Bourbon”. Sherrie comienza a  trabajar de mesera, al mismo tiempo que empieza su relación con Drew, quien sueña con convertirse en una estrella de rock. Seducidos por la fama, serán victimas de los clamores de la industria. Mientras tanto, una eminencia del rock, Stacee Jaxx (Tom Cruise), vive años de decadencia cuando se ha rendido ante su propia imagen de estrella, esperando la inspiración que lo redima ante la vida.

Basado en el musical de Broadway del mismo nombre, “La Era del Rock” es una comedia ligera, que por ningún lado hace justicia al estilo musical que busca elogiar. Todo está suavizado, disfrazado de comedia adolescente incapaz de tomarse en serio a sí misma. El realizador se encarga de dejarlo en claro desde un principio, con una puesta en escena artificial y maqueteada, donde prima el glamour y pomposidad del glam ochentero, y los personajes caricaturescos, basados en los estereotipos que circundan al mundo de las largas melenas y guitarras, son pasados por los filtros del director de “Hairspray” (2007), transformándose en versiones amigables y simpáticas para la familia y los niños.

El elenco lo pasa bien, algunos dando vida a personajes ridículos como el de Catherine Zeta-Jones, cuyo rol es el de la líder del movimiento anti-rock, motivada por rencillas personales que la llevan a alzar una bandera de guerra contra la perversión de los rockeros, que sólo existe en su imaginación, porque los rockeros en esta película son pura leche y miel. El Stacee Jaxx de Tom Cruise, viene a representar a los icónicos y excéntricos rockstars de la época, dando vida al único personaje que indaga un poco en lo que significa el rock y el precio de la fama, pero tampoco demasiado como para crear a un personaje de verdad. Por último, y esto a título personal, molesta francamente ver a un actor como Bryan Cranston, que en la serie “Breaking Bad” brilla con su Walter White, hacer el ridículo en este “pituto” que es su personaje.

Está bien, la propuesta estaba más que clara en los trailers de la película y, conociendo el historial de Shankman, ya se sabía por donde iban a ir los tiros, por lo que la película sólo se hará disfrutable para aquellos que gozan con los musicales y del trabajo de este director. Una fantasía del rock, liviana y tontorrona, que por ningún motivo dejará contentos a los fanáticos hardcore de las guitarras estridentes. Aquí sólo encontrarán mechas paradas con laca, odiables re-versiones de clásicos ochenteros,  y harto color rosa.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:
(2)
  1. Juan Francisco Montero Vargas says:

    Y eso que no mencionas al detestable Russell Brand.

  2. tamaritx says:

    Vi el trailer en el cine y tuve que salir a vomitar.

Comentar

Responder