La Chica Danesa

Jueves, 18 de Febrero de 2016 | 12:09 pm | No hay comentarios

Título original:

The Danish Girl

Dirigida por:

Tom Hooper

Duración:

119 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Eddie Redmayne, Alicia Vikander, Matthias Schoenaerts, Amber Heard, Ben Whishaw, Sebastian Koch, Victoria Emslie, Adrian Schiller, Richard Dixon, Paul Kerry, Helen Evans, Michael Gade Thomsen, Alicia Woodhouse

El cine de Tom Hooper es conocido por ser correcto, carecer de excesos visuales adicionales y, a su vez, tener una vocación por entregar una imagen pulcra y diestra en cuanto a la expresión y el sentimiento impregnado en cada escena. Sus últimas producciones han sorprendido especialmente en forma y fondo tanto por el esmero en su desarrollo como por los atributos actorales que las hacen únicas. Es por eso que recientemente algunos entendidos proponen categorizarlo como uno de aquellos directores que tienen una fórmula para hacer cine “oscarizable”, término que de buenas a primeras algo de asidero tiene: sus dos últimas cintas hasta hace no mucho eran “The King’s Speech” (2010), que fue reconocida por la Academia con las estatuillas a Mejor Película, Director, Guión Original y Actor, y “Les Misérables” (2012), que obtuvo ocho nominaciones y se adjudicó tres galardones.

THE DANISH GIRL 01A pesar de su aún reducida filmografía, Hooper está en uno de sus mejores momentos. Inclinándose sutilmente por temáticas cada vez más complejas –dejando de lado su excursión en los musicales–, ahora vuelca sus esfuerzos en tomar una historia particular, basada en una novela que no es precisamente definitiva, para presentar una visión parcial sobre la historia de la primera transgénero en someterse a una operación de cambio de sexo.

Situada en Dinamarca, muestra a Gerda (Alicia Vikander) y Einar Wegener (Eddie Redmayne), dos pintores con estilos distintos: la primera, de retratos, el segundo, de paisajes. En medio de sus vidas tranquilas pero artísticamente desafiantes, un día Einar posa con medias y zapatillas de ballet para su esposa. Desde ahí Einar comenzará a conocer a Lili, su reflejo como mujer en las pinturas, y la revelación de su identidad lo atormentará en la búsqueda de cómo puede ser quien verdaderamente se siente, en la estrecha mentalidad de inicios del siglo XX.

Transgénero corresponde a una persona cuyas características fisiológicas al nacer no concuerdan con la identidad de género. Hoy, este término todavía sigue sin ser entendido completamente en todas sus aristas por gran parte de la THE DANISH GIRL 02población, pero al menos se tienen nociones claras. Hace poco menos de cien años, esto era impensable, aborrecible, una enfermedad. Pensar en siquiera acercarse a comprender todas las complejas acepciones que conlleva tener una identidad de género distinta, en una época mucho menos culta que la presente, es intrincado pues roza con una serie de sensaciones sumamente íntimas. Precisamente, “La Chica Danesa” pretende reflejar lo anterior a través de una historia de sacrificio única. Sin embargo, no se logra en su totalidad. La multidimensionalidad de la temática compuesta es desaprovechada, otorgándosele mayor protagonismo a la inusual relación de pareja y no a profundizar en la abstracción del personaje principal.

Si bien sabemos que este relato puede estar lleno de inexactitudes, en vista de que está basado en una novela a partir de la historia de dos pintores, se siente tomado a la ligera. Y su historia no es poca: se trata de la primera mujer transexual en someterse a una cirugía de cambio de genitales, con todos los riesgos que esto tenía por la escasa investigación en humanos.

Ciertamente, la belleza de las tomas, perfiladas como uno de los mayores logros de este filme, se condimenta con la soberbia interpretación de Eddie Redmayne, quien una vez más demuestra que su talento es completo. Tal como lo THE DANISH GIRL 03hizo en “The Theory Of Everything” (2014) –aunque ahora con una producción un poco menos auspiciosa–, es capaz de llevar con gloria un personaje enigmático y complejísimo. Asimismo, Alicia Vikander se desenvuelve perfectamente en el papel de Gerda, decidida, fuerte y comprensiva. Lo que ambos generan en pantalla es un caldo de la más variada gama de sentimientos auténticos, logrando, sin estridencia, emotivos y angustiantes momentos.

Lejos de todo lo que puede lograr –o no– esta cinta, queda la sospecha de si realmente se le hace justicia a la gran historia que quiere contar. No es una tarea fácil; todavía existe desconocimiento social respecto de las personas transgénero en varias –por no decir todas– partes del mundo. Hooper y compañía seguramente sabían que esta producción tocaba asuntos frágiles, pero a la vez representaba una materia poco explorada. Por lo mismo, sin tomar apuros ni riesgos, se arma un guión que sólo cumple para efectos de lo que estamos acostumbrados a ver –lo que es un poco decepcionante–, pero que se enaltece gracias al magnífico trabajo de los actores principales. En suma, si bien todavía falta para instalar definitivamente en el cine convencional a los transgénero y transexuales con todos sus márgenes y excepciones, contar el descubrimiento y transformación de Einar hacia Lili resulta un gran comienzo para ello.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder