La Casa Del Fin De Los Tiempos

Jueves, 21 de Enero de 2016 | 2:11 am | No hay comentarios

Título original:

La Casa Del Fin De Los Tiempos

Dirigida por:

Alejandro Hidalgo

Duración:

101 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Ruddy Rodríguez, Gonzalo Cubero, Rosmel Bustamante, Guillermo García, Adriana Calzadilla, José León, Héctor Mercado, Yucemar Morales

Como género del cine moderno, el terror debe ser uno de los más vulnerables. Salvo contadas y muy notables excepciones, cada vez que algún director pretende ir más allá de sus convenciones, la obra suele ser ignorada por el público, por mucho que cuente con el beneplácito de la crítica. Por el otro lado, aquellas que suelen triunfar en la taquilla tienden a ser una mezcla de elementos de lo que ya ha funcionado en el pasado, con ligeras actualizaciones dentro de su contexto. De esto emana el problema de que sin un buen presupuesto, se obstaculiza el hacer una buena película, sea cual sea el género. Y si el público no va a verla, no se generan ganancias y se vuelve muy difícil que los productores vuelvan a financiarle una obra similar a sus creadores. Por este círculo vicioso es que se puede decir que el terror es, irónicamente, un género maldito. Apretada incómodamente entre estos dos puntos se puede poner a “La Casa Del Fin De Los Tiempos”, cinta de origen venezolano que tuvo una muy buena recaudación en su país de origen.

LA CASA DEL FIN DE LOS TIEMPOS 01Dulce (Ruddy Rodríguez) era una madre aproblemada que trataba de lidiar con dos hijos desordenados, un marido alcohólico y violento y la omnipresencia de la pobreza y la falta de oportunidades. Como si esto no fuera poco, la casa a la que se acababa de mudar ocultaba un extraño misterio, que transformó su vida familiar en una tragedia. Treinta años más tarde, Dulce regresa a la casa, dispuesta a desenrollar los misterios que acabaron con su familia y su cordura.

“La Casa Del Fin De Los Tiempos” es una película que exhibe una serie de problemas muy comunes apenas empieza. El más claro de ellos es el exceso de influencia que ejercieron las producciones de terror norteamericanas en sus creadores. Salvo por la manera en que hablan los actores, la cinta podría haber transcurrido en cualquier otro lugar y no se notaría la diferencia. Cualquier tipo de rasgo distintivo del contexto en el que ocurre fue extirpado como maleza, para dejar una seguidilla de momentos que responden a la plantilla más básica del terror hollywoodense, lo que incluye sustos de golpe, espectros que golpean puertas, y niños ocultos debajo de sábanas blancas.

LA CASA DEL FIN DE LOS TIEMPOS 02Esto da para que la historia caiga constantemente en un nivel de predictibilidad muy molesto, pero más que nada, aburrido, que suele ser la señal de defunción para una película de terror. A esto hay que sumarle un par de salidas muy forzadas que toma la narración, incluyendo un ridículo incidente en un parque donde los niños protagonistas juegan béisbol. Como si la cinta se diera cuenta de esta falta, en su último tercio apuesta por dar un giro y hacer algo más osado. El problema surge cuando resulta obvio que los creadores detrás de la película se esmeraron demasiado para dar originalidad a su trama. Profecías milenarias, universos paralelos, viajes en el tiempo y enfermedades incurables, todo esto y más es forzado por la tráquea del espectador en un poco más de media hora, causando tanta confusión como fatiga.

Frente al problema de la innovación dentro del género de terror, el equipo detrás de esta cinta creyó que mientras más temas extraños y bizarros pudieran meter, más impacto tendría su filme. Si en vez de eso hubieran optado por concentrarse en uno de ellos y desarrollarlo a fondo, al mismo tiempo que buscaran darle un enfoque novedoso, podríamos haber estado ante una buena película de genuino suspenso y sustos constantes.

LA CASA DEL FIN DE LOS TIEMPOS 03Lo que sí tiene la cinta es profesionalismo en lo referido a sus aspectos técnicos. Tanto la fotografía como la iluminación y el montaje están de primer nivel. Esto va muy a lugar resaltarlo, debido a que la flojera en estos aspectos ha hundido a más de una película del género, incluyendo a algunas que venían con el nombre de alguna franquicia o algún estudio con cierta fama. También se agradece que no se haya recurrido a algún subterfugio para recortar gastos, tratando de disfrazarlo como un elemento narrativo. Este nefasto truco abunda en cintas como las de la saga “Paranormal Activity” (2007) y su abuso de las cámaras de mano. A pesar de esto, el que la acción transcurra en una casa embrujada es en extremo poco arriesgado, y demuestra que no hubo demasiada intención detrás de la creación de esta película.

A pesar de su éxito de taquilla en su país natal, “La Casa Del Fin De Los Tiempos” es una defectuosa cinta de terror que logra tanto ser poco original, como en extremo enredada. Aquí la palabra clave es el foco: el guión de esta película necesitaba a gritos una pulida, en la que se pudieran limpiar todos los excesos y dejar solo un par de ideas, en vez de las seis que luchan por espacio a lo largo de su tediosa hora y media de duración.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder