Insurgente

Jueves, 19 de Marzo de 2015 | 12:45 pm | No hay comentarios

Título original:

Insurgent

Dirigida por:

Robert Schwentke

Duración:

119 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Shailene Woodley, Theo James, Kate Winslet, Naomi Watts, Ansel Elgort, Miles Teller, Zoë Kravitz, Jai Courtney, Ray Stevenson, Octavia Spencer, Maggie Q, Suki Waterhouse, Mekhi Phifer, Daniel Dae Kim, Rosa Salazar, Jonny Weston, Emjay Anthony

La apuesta por la adaptación cinematográfica de la saga “Divergente” –trilogía literaria escrita por Veronica Roth entre 2011 y 2013- siempre se concibió como tal; es decir, una serie de películas que contornearan la distópica historia del Chicago futurista que primeramente fuera escrita en papel. En ese contexto, y considerando que el público objetivo al que siempre apuntó Roth fue al de los jóvenes y adultos-jóvenes, no resulta extraño que el relato en su versión audiovisual haya sido formateado para que, además de captar a estos últimos grupos, también atrajera al target adolescente. Y cómo no hacerlo, si en términos palomiteros el mercado que más aporta en ganancias para productoras, distribuidoras, cadenas de proyección y similares, es precisamente el de menor rango etario. El problema está cuando la visión artística se pierde, dejando la suerte sobre una bancada de nóveles actores causantes de un encanto casi incomprensible en los más imberbes.

INSURGENT 01La película comienza desde un punto inmediato luego de lo ocurrido en “Divergent” (2014), con Tris (Shailene Woodley), Four (Theo James) y Caleb (Ansel Elgort) convertidos ahora en fugitivos, que se esconden en búsqueda de respuestas y tratando de unir a todas las fuerzas que sea posible, para la formación de una resistencia que haga frente a Jeanine (Kate Winslet), la líder de la facción Erudición. Para completar esta tarea, los jóvenes se ayudarán de los Sin Facción, quienes, en la clandestinidad, son guiados por Evelyn (Naomi Watts), una disidente muy conocida por Four. Mientras se resuelve el ataque al nuevo gobierno establecido por Jeanine, Tris tendrá que ir tomando difíciles decisiones, que la involucran tanto a ella, como a todos quienes la rodean.

Los cambios de forma que tiene “Insurgente” respecto de su predecesora no son menores: otro director (Robert Schwentke ocupa el lugar de Neil Burger), todo un renovado equipo de guionistas a cargo de enrielar la historia, y la inclusión de actrices con probados pergaminos como Naomi Watts u Octavia Spencer (ganadora de un Oscar), son los resquicios de una producción que, a pesar de contar con estos nuevos elementos, repite la fórmula exhibida en “Divergent”, casi totalmente errada en su fondo. De la misma manera que en la primera parte, en esta segunda entrega tampoco se logra plasmar la consistencia entre el relato original de la obra literaria y lo que se muestra en pantalla, algo absolutamente necesario cuando la adaptación es dirigida hacia el cine.

INSURGENT 02Entendiendo que una serie debe ir desarrollando su historia conforme a los capítulos presupuestados (la saga Divergente tiene considerados dos largometrajes más), en “Insurgente” se ignora la obligación de resolver los asuntos más importantes –inevitables para la correcta continuidad del argumento hacia su desenlace- abandonados por su antecesora, nublando la aparición de estos a través de conexiones fraternas y sentimentales muy poco beneficiosas para el orden de los hechos. La persecución descarnada que comienza Jeanine sobre los divergentes, relacionada directamente con el sacrificio que hicieran los padres de Tris, no se explica debidamente, dejando más dudas que certezas respecto de cuáles son sus reales intenciones antes de que forzosamente, y muy tarde, se revelen de manera solapada algunos motivos que puedan crear cierta credibilidad en el espectador.

En relación a lo último, uno de los principales errores del título reside en la disposición de sus giros, pues, liberados estos de no alcanzar a ser absolutamente predecibles, tampoco están construidos adecuadamente para causar la sorpresa que requieren, desperdiciando la posibilidad de aportar con un envión a una historia que, en su andar, siempre está a punto de desmoronarse. Las escenas de acción terminan siendo la mayoría de las ocasiones gratuitas –incluso hay efectos especiales que no INSURGENT 03están a la altura de un filme que basa mucho de su hype en aquello-, sin perjuicio de que el género esté más definido aquí que en “Divergent”, básicamente por la diferencia en la extensión del metraje, encontrándose, a su vez, los mismos pasajes lacónicos en ambas.

Sabemos que las comparaciones son indeseables, por lo mismo podríamos evitar mencionar que la similitud entre la saga “Divergente” y “Los Juegos del Hambre” es evidente en todos sus alcances –en el plano literario, en los temas que abordan, en sus adaptaciones cinematográficas, en el público al que se orientan, en su contemporaneidad, y en un largo etcétera-, sin embargo, remitiéndonos sólo a lo que nos corresponde (al cine), hay que decir que “Insurgente” no aprovechó, ni tampoco aprendió de lo hecho por las películas protagonizadas por Jennifer Lawrence –destacando entre ellas “The Hunger Games: Catching Fire” (2103), justamente la segunda parte de la serie- que, sin ser brillantes, disponen de todo su material con la dedicación exacta para convertirse en la joya dentro de su segmento, dando la estocada social que el universo “Divergente” está despilfarrando irremediablemente.

Por Pablo Moya

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...