In-Edit Nescafé 2013: “Virus: Imágenes Paganas”

Viernes, 13 de Diciembre de 2013 | 1:16 am | No hay comentarios
In-Edit Nescafé 2013: “Virus: Imágenes Paganas”

Título original: Virus: Imágenes Paganas

Director: Sergio Constantino

Duración: 82 minutos

La banda argentina Virus fue tan icónica como incomprendida. Sus letras provocadoras, estilo de vestir extravagante y sonido new wave dentro de una escena musical crecientemente rockera, los distinguían y hacían de sus miembros blancos de curiosidad y atención. En el centro de la banda se encontraba el integrante más interesante de todos, Federico Moura, cuya vida e historia, a pesar de ser conocida, pocas veces ha sido explorada con detenimiento.

VIRUS IMAGENES PAGANAS 001Todos los familiares y conocidos de Federico, entrevistados en “Virus: Imágenes Paganas”, afirman que el vocalista siempre fue distinto a los demás. Se distinguió tanto de sus hermanos (entre los que se encuentran Julio y Marcelo Moura, también integrantes de Virus) como de sus contemporáneos en el mundo de la música, por lo que no resulta difícil de creer que su figura resultara tan atractiva para el público argentino y, posteriormente, de manera internacional.

El ascenso de Virus y su reconocimiento fue rápido, y eso se muestra en el documental de Sergio Constantino mediante una dinámica sucesión de un número de gráficas e imágenes que varían desde fotos de la banda hasta de los lugares que visitaban. Es más, Constantino utiliza todos los recursos posibles para contar la historia de su ídolo, su “hermano”, Federico. Además de las entrevistas y fotografías, vemos planos secuencia de recorridos grabados por la capital Argentina, material de archivo (de diferentes grados de calidad) de la emblemática banda en concierto y, más particularmente, una especie de fotonovela que cuenta una historia paralela a la del documental y se entremezcla con este. Es una historia sobre una joven lesbiana que es fanática de Federico Moura y de cómo enfrenta el momento de su muerte.

Esta cantidad de recursos, sumados a las hiperquinéticas gráficas, hacen que el documental se sienta excesivo, especialmente porque no se está aportando información novedosa o interesante, y más bien el director se conforma con reiterar y repetir datos que ya han sido entregados en vez de develar nuevas historias o verlas desde distintos ángulos. La calidad del material en general es bastante deficiente, desde su forma hasta su fondo. Las entrevistas no sólo están mal iluminadas y montadas, sino que tampoco ahondan mucho en la figura que se está explorando, quedándose más bien en anécdotas inocuas y en opiniones de terceros que no ayudan a construir un retrato más íntimo o revelador del cantante.

VIRUS IMAGENES PAGANAS 002En las aleatorias grabaciones insertas en la historia, hay paneos desordenados y zooms injustificados y todo está montado de una forma que el documental sólo parece estar sujeto por un fino hilo cronológico que la historia sigue dando tumbos. Todo se siente tan errático que llega a entrar en un código, un estilo propio en el que se sugiere que el realizador, más que estar concentrado en la construcción formal de un relato biográfico, lo que hizo fue llenar de toques y agregados un compilado desordenado que juntara lo que más le gustó del material que recopiló, como si únicamente de esta forma pudiese honrar la memoria de Moura.

Es una obra de cariño, de eso no hay duda. El problema es que no se siente ni lo suficientemente reveladora o exhaustiva para satisfacer e interesar a los verdaderos admiradores de Virus, ni está armada de forma clara o atractiva para hacer esta banda accesible y novedosa para quienes no están familiarizados con ella.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:

Comentar

Responder