In-Edit Nescafé 2013: “The Punk Singer”

Domingo, 8 de Diciembre de 2013 | 11:20 am | No hay comentarios
In-Edit Nescafé 2013: “The Punk Singer”

Título original: The Punk Singer

Director: Siri Anderson

Duración: 80 minutos

Siempre existe un riesgo cuando una historia llevada a la pantalla se basa de forma directa en un personaje y sus vivencias. El principal, es que su forma de ser, lo que dice y lo que hace, sea capaz de sostener un relato. Pero en ocasiones este tipo de recursos entrega resultados satisfactorios, lo que demuestra la relevancia de los personajes para ayudar a un guión y montaje determinados, entregando magnetismo hacia la pantalla.

THE PUNK SINGER CRITICA 02Con una historia sobre Kathleen Hanna, líder de Bikini Kill, Le Tigre e iniciadora del movimiento feminista “Riot Grrrl”, era probablemente imposible no caer en este tipo de relatos. Pero lo bueno es que una figura tan atrayente como la de Hanna le permite a Siri Anderson, directora de “The Punk Singer”, explorar mucho más allá de la intrincada vida de Kathleen y usarla como excusa para retratar a una escena completa.

Antes de Bikini Kill, el rock estaba subyugado por el pop, y los únicos espacios de nicho donde se movía estaban dominados por los hombres, tanto en visibilidad de artistas, como en dinámicas tales como los pogo o los mosh, dejando a las mujeres de lado. Al mismo tiempo, la naturalización de la mujer como un igual –cosa que en la práctica no era así- se contradecía con su presencia, cada vez menor y más acotada en el arte.

Allí fue donde nació el descontento radical que tuvo en Hanna no sólo una vía de escape, sino que también la inspiración para volver a hablar de feminismo sin eufemismos, para empoderar mujeres y también sacudir al punk rock desde sus entrañas, con un éxito acotado, pero cuya onda expansiva sigue, hasta el día de hoy, mostrando la relevancia de la irrupción de las “riot grrrls” y todo lo que estas conllevaban.

THE PUNK SINGER CRITICA 01Por supuesto, dentro de una historia como la de Kathleen Hanna, desplegada con agilidad y una progresión dramática muy bien lograda por Siri Anderson, existen las dudas. De hecho, las dudas son mayores a las certezas, pero lo trascedente es cuán profundas fueron esas certezas como para hacerle sentido a mujeres (y hombres) de tan diferentes tipos de formación, y lograr transmitir angustia con una canción.

Pero también el viaje de Hanna involucra desarmar Bikini Kill, una banda punk llena de energía y donde Hanna era el centro de atención, y luego iniciar Le Tigre, un grupo donde Hanna y sus acompañantes armaban un show más completo.

“The Punk Singer” no sólo es un documental que registra una movida donde también se inicia el grunge y donde Nirvana es una banda icónica, con una estrecha relación a Hanna y al feminismo, sino que también le da a Kathleen un espacio para hablar y explicar desde su retiro de los escenarios, hasta sus pareceres por convertirse en un ícono de un mensaje que en su tiempo le trajo odio, pero que hoy la tiene como un referente digno de tributos y textos académicos en su honor. Un documental sobre una mujer que le hablaba a mujeres, que necesitaban a una mujer en ese lugar, tiempo y espacio. Una cantante punk.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder