Horas Desesperadas

Miércoles, 23 de Abril de 2014 | 10:44 am | No hay comentarios

Título original:

Hours

Dirigida por:

Eric Heisserer

Duración:

97 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Paul Walker, Genesis Rodriguez, Nick Gomez, Christopher Matthew Cook, Nancy Nave, Shane Jacobsen, Natalia Safran, Lena Clark, Kerry Cahill, Judd Lormand

Como es de suponer, el hecho de que Paul Walker haya fallecido de una forma bastante trágica y repentina el año pasado, justo antes del estreno de su última película protagónica, advierte un sesgo a la hora de enfrentarnos con su actuación. Y es que la imagen del actor, conocido por participar de lleno en la saga “Rápido y Furioso”, con su primera parte estrenada en 2001, y que ha ganado seguidores tanto por sus cintas de tuning como por sus trabajos humanitarios, no puede pasar inadvertido en la primera cinta de Eric Heisserer. Este guionista del remake “A Nightmare On Elm Street” (2010) y “Final Destination 5” (2011), se lanza ahora como director a través de un thriller más humano y cercano, tomando como eje de acción el devastador paso del huracán Katrina que azotó a Estados Unidos en 2005.

HOURS 01Mientras el huracán Katrina comienza a desatar su furia en Nueva Orleans, Nolan Hayes (Paul Walker) debe llevar con urgencia al hospital a su esposa Abigail (Génesis Rodríguez), que entró en trabajo de parto inesperadamente. Nolan se convierte, al mismo tiempo, en viudo y padre de una niña prematura que no puede aceptar, pero que debe mantener con vida cuando el hospital pierde la energía eléctrica y es completamente desalojado. Su peor enemigo se convertirá en el generador de la incubadora que mantiene con vida a la bebé, el cual no puede ser trasladado y que cada 3 minutos debe ser reactivado manualmente.

Lo que ocurre en esta cinta es algo bastante particular. Absolutamente toda la carga es vertida arbitraria y únicamente al personaje principal. Por ello podemos encontrar a un actor sumido emocionalmente a un papel lineal, agresivo pero compasivo, que en un principio parece progresar, pero es atrofiado en su desarrollo, donde termina casi igual a como empezó. Walker intenta sopesar y sostener con creces una idea que partía fuera de lo común, pero que se reduce a un guión muy poco trabajado y sumamente obligado, tanto en acciones como interacciones.

HOURS 02El –efectivamente- cero aporte de los demás personajes, sólo se traduce en relaciones esporádicas. El papel de la esposa fallecida, retomado a través de la película, resulta incapaz de compararse en cantidad y calidad con un segundo protagónico “normal”. En este caso, el bebé, que no hace nada más que estar ahí, es muchísimo más relevante que cualquier otro secundario que se presente.

El engendrar una obra a partir temas sensibles es eficaz al producir una conexión inmediata. La muerte realista, la esperanza de sobrevivir y los desastres naturales forman parte de la vida de cualquier persona. Y allí precisamente donde se encuentra la alianza entre el espectador y la película, que constantemente nos coloca en una posición incómoda y desesperada, al traspasarnos la angustia que se vive en el momento. La soledad, el tiempo que pasa ineludible, la carga de una responsabilidad nueva y la pérdida en todo sentido, también forman parte de la narración humana e inevitable que se pretende entregar.

Y a pesar de que no deja de ser desesperante y tensa a ratos, la serie de obstáculos esperados que aparecen frente al protagonista terminan por tropezarse entre sí, mientras que la acción es llevada por lugares comunes. Además, la falta de cambio de escenarios acaban por cansar debido a que, si no estamos con el protagonista, vemos imágenes de archivo reales tomadas de noticiarios, que dan HOURS 03contexto a los hechos naturales que se suceden alrededor, pero que lamentablemente se agotan en sí mismas.

Si bien es una película donde la estética está particularmente bien cuidada, especialmente cuando la atención se torna frente al bebé, no basta para sopesar las faltas en el desarrollo, el guión y el desacertado uso de la continuidad y los personajes. Aun así, al ser la última cinta que Paul Walker finalizó, no deja de tener un peso emotivo más allá de la premisa principal. En este sentido, se agradece que el relato presentado haya sido sensible con la tragedia, tanto provocada por el desastre natural como por la pérdida del actor, sin dejar que lo primero haya dado un giro morboso ­–como es de esperar en este tipo de situaciones-, y logrando que lo segundo se transformara en un homenaje póstumo destacable.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...