Horas Contadas

Jueves, 3 de Marzo de 2016 | 1:52 am | No hay comentarios

Título original:

The Finest Hours

Dirigida por:

Craig Gillespie

Duración:

117 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Chris Pine, Casey Affleck, Ben Foster, Eric Bana, Graham McTavish, Holliday Grainger, Kyle Gallner, Rachel Brosnahan, Michael Raymond-James, Josh Stewart, Abraham Benrubi, John Magaro

Cuando se trata de hacer cintas para todos los públicos fuera de los terrenos de la animación o las historias de princesas, Disney ofrece una fórmula probada que no suele disgustar a nadie. Lo mismo aplica cuando el enfoque realista y despojado de toda fantasía es el escogido, como lo exponen “Saving Mr. Banks” (2013), “Alexander And The Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day” (2014) y “Million Dollar Arm” (2014), todas películas discretas y menores dentro del panorama fílmico, pero que contienen buenos momentos y, por sobre todo, tienen los mínimos necesarios para que sean saboreadas por cualquiera. El director de ese último título mencionado, Craig Gillespie, es justamente el hombre detrás de este estreno de la compañía en estas ligas, uno que contiene mayores porciones de aventura al límite que cualquier producto de Disney.

THE FINEST HOURS 01La cinta se sitúa a comienzos de los años 50 y sigue a Bernie Webber (Chris Pine), un guardacosta de Chatham, Massachusetts, que cae enamorado de una joven llamada Miriam (Holliday Grainger). Los planes que ambos rápidamente trazan se ven postergados cuando  se informa de una emergencia acaecida en altamar: el barco petrolero SS Pendleton perdió su sección delantera en un accidente, y su tripulación hace lo que puede por mantener a flote lo que queda y mantenerse con vida. Pese a que parece improbable cualquier plan para revertir la catastrófica situación, Bernie y tres hombres salen en su auxilio a bordo de un pequeño bote, mientras la tripulación del Pendleton se intenta organizar en torno Raymond Sybert (Casey Affleck), quien tiene un plan para que la nave permanezca más tiempo a flote.

Debutó en la dirección por partida doble en 2007 con “Mr. Woodcock” (2007) –comedia desenfadada sobre los roces entre un  hijo que tardíamente regresa a su hogar y su padrastro– y “Lars And The Real Girl” (2007) –atesorable cinta indie con Ryan Gosling de protagonista–, para luego probar suerte en el terror con “Fright Night” (2011). Singular e interesante fue el camino previo de Craig Gillespie antes de desembocar en la factoría Disney, hace dos años con el drama deportivo protagonizado por THE FINEST HOURS 02Jon Hamm. Pero como si se hubiera sentido satisfecho con lo que ahí encontró, firma su quinta cinta dentro de la misma compañía en, por lejos, el paso más coherente y armónico de su trayectoria, aunque enfrente escollos de otro tipo.

En ninguno de esos variados intentos le había tocado jugar con la tensión y la desolación como debe hacerlo en “Horas Contadas”, una aventura cuyo material en bruto tiene carne para desviarse hacia el tedio, pero que en este caso cuenta con la pericia indispensable para volverla atractiva. Que el director enfrente esto en una producción Disney no se esboza como un escollo, sino como un punto a favor del que saca ganancias. Un diseño de producción impecable y un texto bien moldeado, que siempre destacan como parte de los  imponderables sobre los que se elaboran largometrajes como este, llevan como acompañamiento atributos que no siempre dicen presente.

Sabemos qué rol cumplirá en todo instante cada personaje, sabemos hacia dónde emprenderá rumbo la trama, pero eso no es impedimento para que la película adquiera peso. El director se esfuerza por enaltecerla y para ello cuenta con un grupo de actores siempre sólidos y apegados a lo que exige una historia de supervivencia como esta: que no haya nadie dubitativo en su interpretación. Con ese estilo y prestancia en la ejecución, se termina relegando a segundo plano que sea una cinta de pilares corrientes. No obstante, no todo es tan parejo, y presenta inconvenientes para mantener el mismo THE FINEST HOURS 03interés cuando, ya avanzada la historia, debe intercalar con episodios de calma y habladuría, bien lejos de la tragedia. Lo que se quiere es ver a esos hombres al límite, expuestos en sus intentos por no derrumbarse, ojalá en un constante ascenso de presión. Separando eso, aun así podría ser atendible que elija matizar con otros momentos. Desafortunadamente, adolece de consistencia en esa transición y más de algún cambio de cadencia luce inducido con poco esmero.

Esos son finalmente los altibajos de una película modesta como esta, que se las arregla para brindar dos horas que, aunque se hacen ligeramente largas, encarnan buena entretención y una exposición contenida de los valores humanos. Vistos los intentos de Disney por imbuirse en la aventura –algunas de las ya mencionadas o “National Treasure” (2004) y su secuela de 2007–, “Horas Contadas” se gana con justicia un lugar en la delantera. Puede haber dudas por su envoltorio, pero ciertamente dista bastante de cualquier apariencia poco digna. Porque, claro está, se encuentra muy lejos de ser a “The Perfect Storm” lo que la desastrosa “Into The Storm” (2014) era a “Twister” (1996).

Por Gonzalo Valdivia

Enlace corto:

Comentar

Responder