Hijo De Dios

Miércoles, 9 de Abril de 2014 | 11:39 am | No hay comentarios

Título original:

Son Of God

Dirigida por:

Christopher Spencer

Duración:

138 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Diogo Morgado, Roma Downey, Louise Delamere, Darwin Shaw, Amber Rose Revah, Andrew Brooke, Simon Kunz, Paul Brightwell, Adrian Schiller, Matthew Gravelle, Sebastian Knapp, Leila Mimmack, Greg Hicks, Daniel Percival, Fraser Ayres

Durante marzo de 2013, se emitió en Estados Unidos la miniserie “La Biblia”, que a lo largo de sus 10 capítulos procuraba reproducir con cierta fidelidad histórica los acontecimientos descritos en la Escrituras, desde el Génesis hasta el Apocalipsis. El éxito que tuvo en el país del norte llevó a sus SON OF GOD 01productores Mark Burnett (mejor conocido por sus exitosas franquicias de reality shows como “Survivor”) y Roma Downey (también actriz conocida por la serie “Touched By An Angel”) adaptaran parte del metraje de la serie junto a material no utilizado previamente, en una película de poco más de dos horas centrada únicamente en la vida de Jesús de Nazareth, desde su nacimiento hasta su muerte y resurrección, y pasando por los momentos más icónicos de su peregrinaje de tres años, bajo el título de “Hijo De Dios”.

Esta nueva adaptación no ha estado exenta de polémica superflua, cuyo fin no parece ser otro que el de atraer a un público más incauto. Desde el Diablo personificado en la miniserie por Mohamen Mehdi Ouazanni, cuyo parecido con Barack Obama no dejó indiferente a algunos y provocó que su participación no fuera incluida finalmente en la versión cinematográfica, hasta el comentario en redes sociales de lo demasiado atractivo que era Diogo Morgado para personificar a Jesús. Pero esta polémica, si puede así llamarse, no pasa de allí, toda vez que “Hijo De Dios” es una película en extremo correcta, preocupada de no dejar heridos a su paso ni molestar a comunidades particularmente sensibles.

SON OF GOD 02En efecto, en su tratamiento la cinta no trata de ocultar el público objetivo al cual apunta, toda vez que la historia está narrada con el mismo amor que podría tener un catequista contando los mismos pasajes a un niño una tarde de domingo, tratando de ser lo más fiel posible al texto de los evangelios que a la historia misma. Así también procura cerrar heridas profundas que pudieran haber ocasionado otras adaptaciones recientes (“La Pasión de Cristo” de Mel Gibson) trasladando el antagonismo del relato hacia los romanos y mostrando a Caifás como un viejo sacerdote obligado a actuar por las circunstancias.

Más allá de la corrección, que limita las opciones de recorrer la historia buscando aproximaciones novedosas o profundizando en temáticas algo más interesantes, es evidente que trasladar a la pantalla grande una historia pensada originalmente para la televisión –y particularmente como una miniserie para History Channel- merma sus posibilidades. Las actuaciones, aceptables en ese formato, acá pecan de innecesaria grandilocuencia para recitar los versículos tal y como lo haría un pastor ante sus feligreses. Y, sobre todo, la forma tosca con la que director y guionistas retratan la vida del nazareno, incapaces de poner un visión personal y conformándose con recrear el texto. El único que destaca, precisamente por su sello, es Hans Zimmer, quien trata de llenar con su música de épica un relato que nunca despega.

SON OF GOD 03“Hijo de Dios” no pasa de ser una cinta que de seguro encontrará su nicho en aquellos devotos fieles que quieren ver la historia de Jesús en la pantalla grande sin temor a ser provocados u ofendidos por su fe. Quién sabe si con el tiempo podría llegar a convertirse en parte de una renovación de la oferta de producciones de Semana Santa, con la infaltable –pero monumental- versión de Franco Zeffirelli como puntal, y clásicos inagotables como “Los Diez Mandamientos”, “El Manto Sagrado” o “Ben Hur” como fieles escuderos, todas películas que con el paso de los años no han perdido vigencia, precisamente por abundar en ellas aquello que tanta falta le hace a esta cinta: ser una experiencia cinematográfica completa.

Por Rodrigo Garcés

Enlace corto:

Comentar

Responder