Héroe de Centro Comercial 2

Jueves, 23 de Abril de 2015 | 2:22 am | No hay comentarios

Título original:

Paul Blart: Mall Cop 2

Dirigida por:

Andy Fickman

Duración:

94 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Kevin James, Neal McDonough, Daniella Alonso, Molly Shannon, David Henrie, Gary Valentine, Raini Rodriguez, Eduardo Verástegui, D.B. Woodside, Nicholas Turturro, Loni Love, Shelly Desai, Adhir Kalyan

Hay ciertos géneros que parecen permanentes en las carteleras; sin importar el mes o año, siempre habrá espacio para alguna comedia o película de terror, especies que parecen inamovibles de los cines del país. Sin embargo, esta presencia no es garante de calidad, y es así como es constante que se cuelen películas de dudosa calidad o derechamente malas, aunque haya más de alguna que PAUL BLART MALL COP 2 01permita justificar la inclusión constante de estos géneros. Es esta misma lógica la que facilita que comedias que no merecían más de una producción, tengan segundas y hasta terceras partes, o la generación de remakes, o cuanto procedimiento permita revivir viejos estereotipos, por lo que no es raro que una cinta de moderado éxito como “Paul Blart: Mall Cop” (2009) tenga una secuela seis años después, aunque notoriamente sea innecesaria, tal como lo corrobora “Héroe de Centro Comercial 2”.

Paul Blart (Kevin James), luego de haber salvado el Black Friday del centro comercial West Orange hace seis años, vuelve al cine, esta vez para asistir junto a su hija (Raini Rodríguez) a una convención de guardias de seguridad en Las Vegas. Blart, en este nuevo episodio tendrá que lidiar tanto con la entrada de su hija a la universidad, como con la falta de reconocimiento, mientras impide que Las Vegas, una de las ciudades más seguras del mundo, sea robada por una red de tráfico de arte, usando las limitadas herramientas de un guardia de seguridad de centro comercial.

PAUL BLART MALL COP 2 02Sin embargo, este regreso no es esplendoroso ni para Paul Blart –que una vez más será el centro de burlas por su físico y torpeza-, ni para los espectadores, que se encontrarán en “Héroe de Centro Comercial 2” una repetición desmedida de chistes sobre personas con sobrepeso y recursos irrisorios ampliamente conocidos, como golpes contra objetos pesados y caídas libres que hacen sentir que los noventa están de vuelta.

“Héroe de Centro Comercial 2”, aunque es una película de buenas intenciones, está lejos de su objetivo. No porque hacer reír mediante un humor más blanco sea imposible, sino porque la mayoría de los momentos cómicos son profundamente anacrónicos y dignos sólo de programas de chascarros. Paul Blart, aunque puede generar cierto afecto en el espectador por su sinceridad y buena disposición, aburre al quedarse en el estereotipo de “gordo pero simpático” y que ya había sido explotado lo suficiente en la primera parte.

Esta secuela es también una película con pocos ánimos de superar su primera entrega y que se exhiben en plenitud en su guion. Este no sólo es trivial, sino que parece ser una reiteración de su entrega previa: un guardia de centro comercial, soltero y con sobrepeso, se encuentra en un atraco PAUL BLART MALL COP 2 03inesperado que pone en riesgo los suyos y su entorno. Es tal el parecido, que las mismas secuencias de comida se repiten con otros alimentos. La cinta de Kevin Jones es, por lo tanto, una simple resituación de la primera, pero en otro espacio y tiempo: Las Vegas y con protagonistas con más edad. Y la novedad es bastante limitada: posiblemente los otros participantes de la Convención, unos guardias de seguridad que logran de vez en cuando sacar alguna sonrisa.

Finalmente, “Héroe de Centro Comercial 2” es la secuela de una película que realmente no merecía un segundo capítulo y cuya extensión se justifica solamente en un inesperado éxito comercial de la primera. Aunque Paul Blart pueda ser un carácter ameno y produzca que la película parezca más agradable de lo que es, ciertamente es una comedia con grandes fallas: una excesiva cuota de recursos anticuados y chistes pocos logrados, y una imperdonable falta de humor como para que realmente haga reír.

Por Javiera Quiroga

Enlace corto:

Comentar

Responder