Hércules

Jueves, 4 de Septiembre de 2014 | 12:28 pm | No hay comentarios

Título original:

Hercules

Dirigida por:

Brett Ratner

Duración:

98 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Dwayne Johnson, Rufus Sewell, Bolsø Berdal, Aksel Hennie, Ian McShane, Joseph Fiennes, Rebecca Ferguson, Askel Hennie, John Hurt, Irina Shayk, Peter Mullan

Suele pasar que, en el recuento final de un año calendario para los estrenos cinematográficos que tienen que ver con la acción y sus derivados, la báscula se inclina más hacia los títulos que en el futuro no serán más que recordados por lo que en un equipo de fútbol se denomina como individualidad en su conjunto, o por el cariño que desprende el tema en cuestión. Sin embargo, 2014, en lo que va de año, escapa a esta lógica de la conjetura, entregando títulos que perfectamente pueden entrar al top 5 histórico de películas para cualquier persona y lector amigo de esta sección; incluso fuera de la orbe marveliana, algo que es bastante decir, la temporada ha arrojado, por ejemplo, filmes del tamaño de “Dawn Of The Planet Of The Apes”. Es en este escenario donde probablemente todo el género de acción se vea beneficiado, pues de momento las cintas que llevan este cartel aparecen con un mejor perfil en la órbita de aquel espectador más difícil de enganchar, del que hace poco se alzaba con embates insistentes en contra de lo que se hacía dentro del promedio en este tipo de películas.

Hércules (Dwayne Johnson), del que se dice es hijo de Zeus, es un mercenario atormentado que deambula en compañía de sus ayudantes ofreciendo sus servicios como asesino. Respaldado por el gran mito y fama que lo precede, y que se ha extendido por varios rincones, incluso fuera de la antigua Grecia, llega a Tracia, pueblo que parece estar siendo atacado por los centauros de Reso (Tobias Santelmann). Hércules, sacos de oro mediante, es contratado por el rey de los Tracios, Lord Cotys (John Hurt), para poner fin a esta situación. Sin embargo, así como los mitos se pueden derribar o seguir creciendo, existen algunas verdades en este lugar que harán considerar mejor las cosas al tan famoso personaje mitológico.

Es necesario establecer que la versión de este Hércules está inspirada en el cómic de Steve Moore, “The Tracian Wars”, quien lleva un retrato en torno a la humanización del personaje, por lo tanto el prisma desde el que trabaja el experimentado en películas de acción, Brett Ratner, director de esta cinta, tiene su base en aquel recurso. Aquí, la figura de Hércules se intenta mostrar como la de alguien organizado, lleno de miedos inherentes a su condición humana. Esto es algo que podría resultar interesante, pero la construcción del personaje es absolutamente limitada para darle ese valor; no hay consistencia entre lo intrincado que se muestra su dibujo y lo que finalmente resuelve.

HERCULES 02El uso de saltos temporales, puestos de forma muy bruta, no dan abasto para cubrir los motivos de los por qué, dejando al argumento de la historia proclive al no entendimiento. Sin embargo, eso esalgo que puede verse sopesado con el ritmo que se le da al relato, teñido de un movimiento constante, que deja poco espacio para los tiempos muertos. En este tipo de películas es muy común que los realizadores se den ciertas licencias en materia de historia para moldear el texto a su antojo, más aún cuando existen tantas versiones encontradas detrás de un relato de corte mitológico, entre los cuales es difícil hacer cohesión. El problema se presenta cuando la inclusión de tanta información no es precedida de un contexto bien dispuesto, y precisamente es aquí donde “Hércules” tiene gruesos fallos al incluir tantos nombres que memorizar, sin otorgar la explicación o los datos correspondientes para posibilitarlo. Es posible incluso que el espectador que esté familiarizado con los antecedentes generales de la mitología griega, se vea confundido en más de una ocasión. Esto es algo que puede perjudicar bastante a la película, entendiendo que una de las máximas del cine es no ser excluyente, o peor aún para una cinta como esta, que busca la taquilla por sobre todo: rezagar al espectador que prefiere una historia de fácil lectura.

Por otra parte se encuentra el guion, donde radica el punto más débil de la película. No es necesario escribir como Charlie Kaufman, pero proyectar tanta simplicidad es atribuible a que sencillamente el talento para con este elemento aquí escasea. Un punto bastante particular es el uso del lenguaje actual corriente americano –anglicismos, si se quiere-, que acaba por hacer un flaco favor a la HERCULES 03credibilidad del relato. Es difícil imaginar a Homero escribiendo en “La Ilíada”: “Hey, yo, Zeus, you’re biatch”. Como es de costumbre, el apartado puramente técnico está muy bien trabajado, destacando algunas secuencias que, aparte de justificar el 3D, tienen un estilo visual muy fresco, acaso novedoso. En términos actorales, la fórmula se puede resumir en que muy probablemente “Hércules” no será postulada a un Oscar en la categoría de Mejor Actor.

Dicho todo lo anterior, y si bien la película presenta errores de muy fácil identificación, también posee la virtud de saberse sin pretensiones ni juicios de por medio, quedando en un buen camino para verla como el retrato de una epopeya eficiente. ¿Hay lugar para el aburrimiento? No, la película entretiene, y su corta duración así la respalda. ¿Hay descalabro en el subtexto? Absolutamente, y el deslice de tanto humor en los diálogos, así lo fomenta. Usted decide.

Por Pablo Moya

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...