Fuerzas Especiales

Jueves, 2 de Octubre de 2014 | 12:32 pm | Comentarios (9)

Título original:

Fuerzas Especiales

Dirigida por:

José Miguel Zúñiga

Duración:

80 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Rodrigo Salinas, Sergio Freire, Loreto Aravena, Ariel Levy, Ramón Llao, Paz Bascuñan, Eyal Meyer, María Paz Jorquiera, María José León, Andrea Munizaga, Silvia Novak, Pato Pimienta

Durante el último verano, fue comentario obligado el paso de Sergio Freire y Rodrigo Salinas por la gala del Festival de Viña. Ambos tuvieron la audacia de llegar uniformados como carabineros con el propósito de promocionar “Fuerzas Especiales”, y ni la frivolidad de la cita evitó que se levantara la polémica. La institución interpuso una querella –“mofa desembozada y vulgar” y “afrenta de extrema gravedad”, alegaron- en contra de los autores y cómplices de la parodia, junto con solicitar que se investigara el desarrollo de la película, que se había terminado de filmar poco antes. El tema aún no tiene una resolución definitiva, pero mientras tanto la cinta en cuestión hace su arribo a las salas. A juzgar por lo visto, el largo no debería levantar más polvo que lo acontecido en Viña: esa actuación con tintes de parodia contenía mucha más insubordinación y desfachatez que el filme mismo.

FUERZAS ESPECIALES 01El cabo Freire (Sergio Freire) lleva dos años trabajando sin compañía luego de haber perdido a su camarada. Eso se termina cuando su superior (Patricio Pimienta) decide asignarle un nuevo compañero, el cabo Salinas (Rodrigo Salinas), un tipo regordete que se hace llamar a sí mismo el “super policía” y vive con una familia de osos de peluches. El recelo inicial entre esta improbable dupla dará paso a un acoplamiento arruinado sólo por la incompetencia de cada uno. Esa debilidad provocará que vean rebajada su honra a niveles vergonzosos a partir de una áspera rivalidad con las Fuerzas de Investigaciones –FDI- y el siniestro plan de un científico (Ramón Llao) que involucra la producción de berlines con sustancias ilícitas.

Un saludo típico –“Buenos días, buenos tardes”-, un hablar rápido y poco modulado y personalidades torpes. Así se constituían los personajes de uniformados emergidos en el Club de la Comedia y esos mismos rasgos sirven de base para la construcción de los policías en la película. El descuido viene asociado a que sólo se limita a incrustar uno que otro atributo nuevo a estos cabos, sin convertirlos en personajes dignos de comandar una historia en la pantalla grande. En la hora y media de metraje no existe aspiración que apunte a un abandono de la precariedad exhibida en el espacio de televisión, en relevo de algo de volumen. Ese menosprecio hacia sus propios personajes proviene de un desacierto mayor: la carencia de ideas, agudeza y elaboración de la propuesta. Por supuesto, no es que no cause pequeñas risas de vez en cuando (debes apellidarte Badilla para conseguir la proeza de que todo sea un completo desastre), pero los intentos de sus realizadores por armar algo interesante son minúsculos.

FUERZAS ESPECIALES 02Si bien, el comienzo –el tercio que se hace menos largo de todos– tiene una fisionomía más cercana a una seguidilla de irregulares sketches que a una presentación consistente de la historia, sirve para instalar ciertos cimientos sobre los cuales se podría haber hecho algo al menos digerible. En cambio, se da paso solamente a un mar de escualidez narrativa, reiteración de bromas e imperdonables forados de argumento. La cinta no penetra en ninguno de los aspectos que enseña en un inicio, pues se limita a transitar superficialmente por todo, con un aire de irrelevancia que hastía. Tampoco se entromete más que un par de centímetros en la burla hacia Carabineros, como si el solo hecho de haberse atrevido a hacer un filme en torno a una institución como esta fuera motivo de irrisión suficiente.

Quizá lo más llamativo de la película sea que, con un romance sin sustento alguno, una rivalidad entre policías que se convierte en una ridiculez y un villano impresentable, tampoco se concentre de lleno en que la relación entre Freire y Salinas sea el salvavidas. El foco poco templado y la acumulación excesiva de personajes tampoco echan una mano en ese sentido. A favor de la dupla hay que precisar que, si bien hay sólo migajas de chispa y un popurrí de chistes que funcionan esporádicamente, si los dos no estuvieran tan comprometidos con sus (toscos) personajes, el suplicio de la función se acrecentaría hasta niveles nocivos.

FUERZAS ESPECIALES 03La experiencia de Freire y Salinas en cine se limitaba a haber interpretado a la mitad del cuarteto principal de “Barrio Universitario” (2013) –escrita por  Pedro Ruminot y Fabrizio Copano, también miembros del Club de la Comedia-, cinta que naufragaba, pero contenía al menos un leve esfuerzo, al menos una mueca. Inclusive no es el del todo descabellado pensar que debajo de la debacle había un material que se podía rescatar y pulir, de manera de estructurar algo digno. Acá eso no sucede ni de asomo, porque no es que extravíe el rumbo a medida que se arma: simplemente nunca se arma. Los responsables de “Fuerzas Especiales” aseguraron haberse inspirado en dos clásicos ochenteros –devenidos en sagas-, como “Lethal Weapon” (1987) y “The Naked Gun: From The Files Of Police Squad!” (1988), pero más que pensar en el descaro de la comparación, sería mejor tomárselo como el gran chiste alrededor del filme.

Es innegable que es pionera en cuanto a obra que se inmiscuye de manera humorística con una institución relevante del país. En ese camino, se acepta como otro de los pasos naturales del desarrollo de la comedia nacional, aún en etapa embrionaria. Pero sus méritos comienzan y terminan allí. Con sus sombras a la vista, parece más que probable que si queda algo de recuerdo de esta película, estará asociado únicamente a un intento inofensivo y estéril por meterse en las patas de los caballos.

Por Gonzalo Valdivia

Enlace corto:
(9)
  1. no puedo entender como permiten que este par de weones ignorantes, hagan una película así, es una lastima para el cine el chileno.

  2. Estos hueones juntos con badilla se esfuerzan para hacer del cine chileno lo peor, llega a dar la impresion que cualquier weon con plata llega y hace una pelicula asi como si nada, lo unico que nos queda es que la gente no remunere tamaña blasfemia (algo casi imposible) pero bueno cada uno tiene la libertad de ir o no a ver estas cosas como asi ellos tienen la libertad de hacer lo que quieran.

    • emilio says:

      cualquier weon con plata hace lo que quiere en este país.. musica (sergio lagos, por nombrarte a uno), acá la wea se mueve por lucas.. cuanta banda haciendo lo mejor posible y juntando peso a peso en tocatas culias para poder sacar un demo de 4 canciones “todas cagás” y viene un weon con plata y saca un disco, ademas de editado en vinilo.. lo mismo el cine.. como se deben sentir los weones que realmente tienen algo interesante que decir y no este par de weones fomes, que de la mano del club de la comedia ( y el odioso de copano) hacen lo que quieren por tener lucas.

  3. djfsjs says:

    Después de casi 35 años en democracia no creo que el cine chileno este en “etapa embrionaria” por culpa del tiempo, mas que recursos económicos, y gente poco talentosa, egocéntrica y arrogante, encargada de cerrarle el camino a otros mas talentosos con tal de asegurarse su puesto. La historia de la cultura en Chile lamentablemente…si no cual seria la excusa para que estemos a años luz de nuestros vecinos?

  4. zippy says:

    Falto poner que la cuestión es la copia pobre de Hot Fuzz xd

  5. Joaquin says:

    Que pelicula mas Mala!!! Y que pena por el cine chileno, habiendo tanto actor cesante y mil veces mejor y mas talentosos que estos 2 pelotas!!!

  6. andres lawers says:

    es muy buena además que se ríen de los pobres paquitos que andan por ahí no mas en educación jejeje

  7. el paco says:

    seguro son pacos los que la critican tanto, entre mas les moleste mas webadas seguirán haciendo los humoristas, esto es humorrrr, no burla ni nada de eso, humorrrr

    • Rogelio says:

      Esa wea no es humorrr ni para pendejos de cinco años, su humorrrr es estúpidamente infantil. Este par de weones no hace reír ni a palos.

Comentar

Responder