Frozen: Una Aventura Congelada

Jueves, 2 de Enero de 2014 | 11:59 am | No hay comentarios

Título original:

Frozen

Dirigida por:

Chris Buck y Jennifer Lee

Duración:

102 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

(Voces) Kristen Bell, Idina Menzel, Jonathan Groff, Josh Gad, Santino Fontana , Alan Tudyk, Ciarán Hinds, Chris Williams, Stephen J. Anderson, Maia Wilson, Edie McClurg, Robert Pine, Maurice LaMarche, Livvy Stubenrauch, Eva Bella

Sin duda que, en el campo de la animación, los estudios Disney son toda una institución, con una larga tradición de cortos y películas animadas, aptas para todo el público. Por décadas su hegemonía no fue puesta en duda, y cuando pasaron por un momento oscuro supieron reinventarse –y promocionarse- para volver con aún más fuerza a un sitial que nadie supo reclamar con propiedad. La “era del renacimiento” de Disney, que se tradujo en una seguidilla de éxitos sin precedentes, alcanzando su cenit con ese clásico moderno conocido como “El Rey León”, permitió al estudio del castillo encantado recuperar su trono.

FROZEN 01De ahí en adelante, la animación tradicional comenzó a recibir duros y efectivos golpes por parte de la animación digital, especialmente de los estudios Pixar, cuyas películas curiosamente eran distribuidas por la propia Disney, antes de adquirirla definitivamente. La tradición de la animación comenzó a cambiar sus dogmas, las fórmulas de éxito se ajustaron a los nuevos tiempos y el público se amplió aún más, pero la “fórmula Disney” cada vez resultó más resistida por el público. Probablemente desde “Lilo & Stitch” (2002), el estudio ha dado tumbos probando distintas formas de reencantar tanto a la crítica como, obviamente, a la taquilla, hasta que pareció dar con la tecla correcta con “Ralph, El Demoledor” (2012). Si sumamos a eso el decepcionante año en cuanto a lo que animación se refiere, las expectativas sobre “Frozen: Una Aventura Congelada” están muy por sobre la media.

La película cuenta la historia de Elsa y Anna, princesas del reino de Arendelle y cuyos padres fallecieron trágicamente cuando aún eran niñas. En el día de su coronación como reina, y presa del pánico, Elsa deja libre sus poderes sobre el frío y el hielo, el cual tuvo oculto por años, congelando el castillo y sumiendo al reino en un crudo y eterno invierno, para finalmente huir a las montañas. Anna debe partir en busca de su hermana para que detenga el hechizo, contando para ello con la ayuda de Kristoff, un amable hombre de la montaña, su reno Sven y Olaf, un tierno hombre de nieve.

FROZEN 02Aún cuando con “Ralph El Demoledor” apelaron a todos los nuevos dogmas de la animación junto con elementos de nostalgia para construir un relato fresco y entretenido, en esta oportunidad buscaron rescatar la tradición clásica de Disney, que tan buenos dividendos les trajo durante su era del renacimiento, aún cuando habían fracasado antes en su intento con “La Princesa y El Sapo” (2009). Adaptando de manera muy libre –casi vagamente- la historia de “La Reina de las Nieves” de Hans Christian Andersen, añadiéndole a esta dinámicas familiares que le dan mayores elementos de empatía y cercanía con el público, e incluyendo algunos de las características propias de los musicales Disney, la historia de esta fría aventura transcurre alegre y divertidamente durante la hora y media de metraje.

Un relato sencillo y fácil de comprender, o de soportar, según sean o no el público objetivo, que gira en torno la magia, la familia, la amistad y el amor. Pero cabe hacer presente que este no es cualquier cuento de hadas como los que solía narrar el estudio del ratón. El relato abarca algo más que la clásica lucha antagónica entre el bien y el mal por salvar el amor verdadero. Los personajes son queribles porque muestran una amplia gama de emociones y reacciones, que van del egoísmo al amor incondicional, pasando por la ingenuidad y el descaro. Y es lo suficientemente inteligente para acabar con los mitos de los cuentos de hadas sin llegar a lo burdo y elocuente de “Shrek”.

FROZEN 03La animación, por su parte, es técnicamente impecable, llena de detalles y colores que resultan ser una verdadera delicia para la vista. Aún así, como casi cada película que sale en formato 3D, queda la sensación de que este especial campo de profundidad no es lo suficientemente aprovechado, por lo que la experiencia entre uno u otro formato no debiera disminuir. Por lo demás, lo que realmente destaca en esta cinta son los números musicales, que recuerdan (o a veces derechamente homenajean) a otros clásicos de la misma factoría. Para nuestro país las copias vienen sólo dobladas, donde la canción principal es interpretada por Martina Stoessel (Violetta), quien se ha convertido en una verdadera apuesta regional por parte de Disney.

Así, mientras Pixar se ha convertido en una máquina de exprimir franquicias, tal y como ha sido la tónica con todo lo que ha adquirido Disney (Marvel, Lucasfilm, Miramax) y ha perdido el rumbo en cuanto a sus propuestas originales, al igual que los competidores Dreamworks y Fox (con anuncios de nuevas “Como Entrenar a Tu Dragón”, “Kung Fu Panda”, “Rio” y “La Era del Hielo”), la propuesta de el estudio Disney de renovar su clásica receta para hacer películas animadas puede parecer fresca y novedosa. Si hasta el propio corto animado que acompaña a la película muestra una lucha entre lo clásico y lo moderno, en un esfuerzo por demostrar cómo la magia de sus creaciones no está en la técnica. De momento, habrá que esperar cuanto puede resistir esta nueva y remozada fórmula, y por mientras disfrutar en familia de 90 minutos de música, bailes, aventuras y entretención.

Por Rodrigo Garcés

Enlace corto:

Comentar

Responder