Fenómeno Paranormal 2

Miércoles, 11 de Septiembre de 2013 | 10:45 am | Comentarios (1)

Título original:

Grave Encounters 2

Dirigida por:

John Poliquin

Duración:

95 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Reese Alexander, Stephanie Bennett, Jeffrey Bowyer-Chapman, Richard Harmon, Dylan Playfair, Howie Lai, Leanne Lapp, Alex Barima

Nuevas excusas se buscan para producir secuelas y variantes de películas que puedan haber demostrado hasta la más mínima razón para justificar una. Vemos cómo éxitos menores de taquilla consiguen segundas partes y cómo se generan innecesarios spin off de personajes que dudosamente GRAVE ENCOUNTERS 2 01han demostrado merecer uno. El problema nace cuando se ocupa energía en la justificación del proyecto y en el honramiento de la cinta original que podría estar siendo ocupada directamente en tratar de demostrarnos con hechos por qué la secuela merece existir.

“Fenómeno Paranormal 2” parte con una premisa buena: existe en un universo completamente distinto al de su predecesora, la desapercibida “Fenómeno Paranormal” (cuyo status de culto es más una exageración mediática y gancho para la secuela que una realidad). Alex (Richard Harmon), es un joven estudiante de cine que está obsesionado con la primera cinta, que trata sobre un equipo de filmación que se adentra a un psiquiátrico abandonado que resulta estar embrujado. El joven convence a sus compañeros de visitar el hospital de la película, y forma un grupo que lo acompaña a filmar para confirmar si los acontecimientos paranormales eran reales.

La película está grabada con el estilo de “material de archivo encontrado”, por lo que el viaje de los compañeros al pisquiátrico y lo que pasa adentro intenta ser lo más realista posible, asemejando una grabación documental de los hechos. Esta no es necesariamente una propuesta novedosa, pero ha sabido valerse al género de terror como una herramienta útil a la hora de generar un terror más verosímil que pueda impactar a la audiencia.

GRAVE ENCOUNTERS 2 02En “Fenómeno Paranormal 2” se nos presenta lo que hemos venido a esperar: producción de calidad intencionalmente baja, mucho movimiento de cámara en mano e imágenes desenfocadas que contribuyen a que tenga un mayor efecto la súbita aparición de algo que provoque miedo. Es por eso que esta intención de generar horror real falla cuando la película incorpora chirridos y ruidos extradiegéticos, además de fragmentos de video de secuencias aterradoras incorporados aleatoria y convenientemente en aquellas de menor acción, que tienen el único fin de asustar y termina viéndose como una trampa a la que se recurre a menudo, y que termina sacrificando la calidad de una película que no tiene mucha para empezar.

Sin comentar respecto a la unidimensionalidad y estupidez de los personajes (la última quizás un rasgo inherente al género), la cinta es llevadera al principio, cuando la investigación del grupo de GRAVE ENCOUNTERS 2 03amigos sigue en marcha. Una vez que llegan al hospital y empiezan a ser acechados por los demonios, la película sigue una serie de clichés de “casa embrujada” y sustos fáciles y, la mayor parte del tiempo, incoherentes. Muchos de los giros que adopta en la marcha pueden ser justificables, pero no es como que estén en función de algo intrigante o que alguien sienta el deseo de ver.

La idea de una secuela con características de metaficción que utilice a su predecesora como una referencia, que la trate como objeto de culto y pretenda hacer un documental en honor a ella, puede sonar prometedora y hasta interesante, pero en el desempeño se pierde cualquier atisbo de idea novedosa, para seguir un camino convencional que muchos han visto antes y a pocos les ha interesado.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:
(1)
  1. La verdad es que después de BLAIR WITCH PROJECT no hay buenas películas de terror en primera persona. Salvo claro algunas de la serie de PARANORMAL ACTIVITY… Es una pena que no haya nada original en este último tiempo en el cine de terror.

Comentar

Responder