Exorcismo en Georgia

Jueves, 3 de Julio de 2014 | 11:50 am | No hay comentarios

Título original:

The Haunting in Connecticut 2: Ghosts of Georgia

Dirigida por:

Tom Elkins

Duración:

101 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Abigail Spencer, Chad Michael Murray, Morgana Shaw, Emily Alyn Lind, Katee Sackhoff, Monica Acosta, Grant James, Lauren Pennington, Sam Polin

De las películas con tono paranormal basadas en casos reales del último tiempo, pocas han logrado elogios al contar con un ritmo direccional acorde a su argumento, que sea capaz de generar sobresaltos reales sin dejar de lado una historia atractiva. Quizás la más notable hasta el momento sea “El Conjuro” (2013), la cual logró mover la taquilla gracias al siempre útil boca-a-boca y a la aparente pulcritud en la utilización de los efectos visuales. Al contrario, la lista de fracasos en el cine de terror sigue sumando víctimas silenciosas. Como una secuela falsa de una franquicia de terror, “Exorcismo en Georgia” se presenta débil en argumento, estilo y suspenso.

_DSC3131.NEFCuando los Wyrick se mudan a lo que parecía ser una tranquila casa en Georgia, Estados Unidos, la pequeña Heidi (Emily Alyn Lind) comienza a ver espíritus materializados que le piden ayuda. La niña, curiosa, le cuenta a su padre Andy (Chad Michael Murray) y a su madre Lisa (Abigail Spencer), quien también tiene el don de conectarse con el más allá y constantemente es testigo de apariciones sobrenaturales. Sin embargo, ella intenta negar sus poderes a través de medicamentos y también desalentando las visiones en su hija. Todo se comienza a complicar cuando cada integrante de la familia empieza a sentir la presencia de habitantes del más allá, por lo que con la ayuda de la hermana de Lisa, Joyce (Katee Sackhoff), se esmeran en conocer la historia oculta de la propiedad, de sus antiguos dueños y de quienes pasaron por allí.

Si bien es difícil no caer en el juego de los lugares comunes en las películas de terror paranormal, hay veces en que la sobreexplotación de los recursos impide un desenvolvimiento ameno en el relato. Eso es exactamente lo que ocurre con “Exorcismo en Gerogia”: el unidireccional y forzado camino que toma dicho relato sólo lleva hacia, una vez más, la típica película de terror conocida. Una niña con visiones, una familia que se cambia a una sospechosa casa alejada de la sociedad, y fantasmas. La única gracia del argumento en su totalidad, que es desde donde precisamente se logra el enganche con la realidad, es el punto de inflexión en el cual se introduce algo de la historia afroamericana del siglo XIX en Estados Unidos. Lamentablemente, lo que podía ser interesante de profundizar, pasa a segundo plano y se queda ahí.

THE HAUNTING IN CONNECTICUT 2 GHOSTS OF GEORGIA 02Más allá de estar basada en hechos reales, cosa que es dejada en claro desde un comienzo, la poca veracidad ficcional que el relato erige sobre sí misma se deja ver a través de las descuidadas actuaciones del elenco. Ningún personaje sobresale sobre otro ni deja de lado su zona de confort, por lo que el protagonismo rebota inútilmente entre cada representación, inhabilitando un posible desarrollo armonioso de cada uno, acorde a los acontecimientos relatados.

Siendo este el debut de Tom Elkins como director, quien ya había trabajado anteriormente en la edición de la floja e inconexa precuela “The Haunting In Connecticut” (2009), se nota la mano dubitativa al no producir un relato consecuente, con aristas móviles que produzcan interés más allá del efectismo clásico empleado hasta el cansancio. La utilización, por ejemplo, de silencios seguidos de un ruido agudo, portazos repentinos, y fastidiosos entrelazados de imágenes tétricas modificadas, que ocupan menos de un segundo en pantalla, no generan nada nuevo ni mucho menos ofrecen originalidad. Más aún, resulta sorprendente que en estos tiempos se siga acudiendo a estos recursos en su forma más básica, cuando el latente progreso tecnológico en efectos especiales permite jugar con nuevos horizontes. Tampoco es que intentara ceñirse a sus ancestros del suspenso, sino que THE HAUNTING IN CONNECTICUT 2 GHOSTS OF GEORGIA 03torpemente intenta aparentar seriedad, pero fracasa tajantemente, terminando por parecer más una película con efectos al estilo “Scary Movie” que una ópera notable del suspenso.

La poca elegancia en el montaje, la visualidad y el tratamiento en su totalidad, terminan por enterrar cualquier resquicio minúsculamente memorable o digno de ser señalado en esta película. Sí cuenta con terror desagradable, muy de esta época, pero no cumple con la atmósfera sobrecogedora esencial en este tipo de entregas, quizás el único requisito imprescindible. Lo peor, es que el título ya se nos presenta con una mentira: no hay nada de exorcismos.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder