El Tiempo De Los Amantes

Jueves, 10 de Julio de 2014 | 11:56 am | No hay comentarios

Título original:

Le Temps De L’Aventure

Dirigida por:

Jérôme Bonnell

Duración:

104 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Emmanuelle Devos, Gabriel Byrne, Gilles Privat, Aurélia Petit, Laurent Capelluto

Dentro de la avasalladora seguidilla de súper producciones hollywoodenses estrenadas este año, poco espacio queda para películas de menor presupuesto, o más “tranquilas” en cuanto a forma y fondo, historia y producción. Mucho menor es la atención a filmes extranjeros que han pasado con penas o glorias –o ninguna- por distintos festivales de cine y que, sin embargo, por diferentes motivos son una excelente opción para escapar de la asfixiante fórmula de contar historias como los blockbusters más LE TEMPS DE L'AVENTURE 01esperados. Y aunque lleguen con varios meses de retraso en su estreno, siempre es necesaria una visión foránea de la vida que se procura retratar, dispar a la que ya estamos acostumbrados. Pasa con la galardonada película italiana “La Grande Bellezza” (2013) o, en menor medida, con la francesa “El Chef” (2012). Siguiendo esta línea, “El Tiempo De Los Amantes” es una película con un orden desigual, influenciado por el cauteloso y particular ritmo francés.

Alix (Emmanuelle Devos) es una actriz con problemas monetarios y familiares que deambula por calles y pueblos franceses buscando trabajo, acudiendo a castings y probando suerte en una vida que no siente propia. El cuestionamiento constante de una relación que pende de un hilo la dispone, por primera vez, a dejarse llevar por sus instintos y conocer a Doug (Gabriel Byrne), un inglés que viaja a Francia para el funeral de una amiga. El encuentro furtivo de ambos en un tren hacia París es el detonador de una ilusión amorosa, donde ambos deben decidir si será momentánea o durará para siempre.

LE TEMPS DE L'AVENTURE 02El director y guionista Jérôme Bonnell trabaja con la lentitud del tiempo en una ciudad de por sí enigmática y dinámica, tantas veces retratada. Le otorga tiempo a los espacios y espacios al tiempo, y este es el mayor atributo destacable en la historia. El ritmo incesante y calmado de la melancolía de sus personajes principales se atribuye a una búsqueda del ser, que extrañamente se logra cuando estos no interactúan entre sí. En este sentido, es una suerte que los diálogos no abunden en su cabalidad, porque los escogidos poco y nada nos aportan a una historia que es tan rica en sus componentes no verbales.

El peso de toda la cinta recae vigorosamente en Emmanuelle Devos, quien con su rostro particular genera madurez y, a la vez, interrogantes certeras, donde en cada gesto se puede contemplar lo que pasa en la mente del personaje retratado. Es juguetona, indecisa, pero valiente y capaz de plasmar afinidad con el espectador. Por el contrario, la pésima elección de Byrne como un amante que debería ser romántico y misterioso, pero que opuesto a su inexpresivo semblante se desentiende de la historia tan pronto como aparece, insensibiliza la cuota galante de un personaje eje en la vida de la protagonista.

LE TEMPS DE L'AVENTURE 03La música escogida, a cargo del compositor Raf Keunen, toma prestados componentes de los cantos gregorianos para exaltar la solemnidad de la espera y mística de la contemplación reflexiva de Alix. No obstante, llega un momento en que el abuso de este recurso logra lo contrario, saturando con desgano las acciones y la delicadeza lograda hasta el momento.

Si bien se dejan varias pistas incompletas e inconclusas a lo largo de la cinta –especialmente porque jamás vemos a la pareja real de Alix, quien se nos presenta sólo como una voz al teléfono-, la riqueza de la película radica en la forma pausada, suave y medianamente delicada en que va siendo narrada. No es que sea una obra maestra, porque tiene unos saltos de guión bastante mediocres y salidas un tanto incoherentes, pero en general todo transcurre sigilosamente en un lugar previamente dinámico, que resulta un respiro dentro de la prisa en la que estamos inmersos. En esta vida no se juzga el engaño, pero tampoco se exalta. Es una aventura gatillada por un secreto y una búsqueda irreal de un encuentro real para deshacerse de la soledad. Una cinta que nunca pretendió ser perfecta, pero que logra conmover a pesar de sus errores, haciéndole un eco profundo a su título.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...