El Remanente

Jueves, 20 de Noviembre de 2014 | 10:47 am | Comentarios (1)

Título original:

The Remaining

Dirigida por:

Casey La Scala

Duración:

88 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Johnny Pacar, Shaun Sipos, Bryan Dechart, Alexa Vega, Italia Ricci, Liz E. Morgan, Kim Pacheco, Hayley Lovitt, John Pyper-Ferguson, Erin Murphy, Rochelle Aycoth

Casi novecientos mil espectadores es lo que hasta la fecha acumula en salas nacionales “Annabelle” (2014), confirmando así que el horror es uno de los géneros favoritos de los comensales cinematográficos chilenos. El fenómeno de la diabólica muñeca no es exclusivo, puesto que una cantidad no menor de películas de terror se ha estrenado en nuestro país durante 2014, consiguiendo resultados siempre favorables en lo que a recaudación respecta. Por otra parte, y en términos argumentales, el religioso ha sido un tópico representado por medio de un generoso abanico de películas lanzadas durante el presente año. Así, combinando estos dos elementos, se presenta “El Remanente”.

THE REMAINING 03Durante la celebración de matrimonio de Dan y Skylar (Bryan Dechart y Alexa Vega), un grupo de amigos es testigo de cómo empiezan a sucederse distintas muestras de hechos catastróficos, desolando la ciudad que los acoge y al mundo entero. Situados en lo que parece ser el fin de los tiempos, los jóvenes llegan a una iglesia donde ven que el panorama no es mejor, por lo que lentamente se darán cuenta que la fe es el único camino de salvación. Mientras descubren esto, tendrán que luchar por su vida, llevando lo mejor que puedan el miedo que les provoca lo que están atravesando.

Entendiendo que la intención de la película no es otra que llevar por un solo y único camino la historia que muestra, orientadas sus directrices primariamente hacia un público más conservador, con las limitaciones en el plano argumental que esto sobrelleva, se puede decir que, como producto estrictamente cinematográfico, el resultado es un completo desastre. La sola idea de situar el relato en un contexto en extremo manipulado, puede levantar toda sospecha en relación al carácter disuasivo que tiene la cinta, llevándose por delante una suma cuantiosa de espacios en blanco, circunstancias llenas de incoherencia y recursos que, en el mejor de los casos, terminan siendo simplones.

THE REMAINING 02Repleta de lugares comunes dentro del género que se enmarca, uno de los peores errores de “El Remanente” es precisamente tratar estos elementos de tan mala manera, porque no sólo basta con incorporar al personaje que se encarga de manejar una cámara subjetiva e inestable, situar al sótano de la iglesia como el último lugar de protección, o poner a la luz infrarroja sola como objeto causante de terror; no, acá se trata de justificar con propiedad la inclusión de aquellas instancias, algo que aparte de no ser en este título, adquiere un cariz evidentemente antojadizo. Por otra parte, cobijado en una de las tres inconsistentes relaciones amorosas que se muestran, e infiriendo que lo que aquí tiene su sitio ganado es el subrayo de la santidad del matrimonio, el juicio de lo ridículo en la insistencia de esto último, cuando se tiene al Mandinga rondando ahí afuera, puede ser emitido por todo aquel espectador que no maneje los antecedentes del origen de la película.

¿Oyen eso?No se escucha nadaExacto, sólo hay silencio y eso es preocupante”. Con esta pobrísima calidad en sus diálogos, “El Remanente” intenta complementar una atmósfera apocalíptica, que ya está mal dibujada por un cúmulo de imágenes pésimamente contrastadas y por molestos THE REMAINING 01desarreglos musicales, en lo que parece ser todo un leitmotiv (recurso que pone a la música como un elemento central en un trabajo artístico). Asimismo, la majadería de citar textual y extensamente pasajes de la biblia, junto a la horrible dirección e interpretación actoral, que desembocan en un montón de personajes que no se diferencian entre sí –los que incluso portan el mismo vestuario-, terminan por enterrar una cinta absolutamente olvidable.

En síntesis, cuesta entender cómo “El Remanente”, junto a otras películas que siguen la misma línea conceptual cristiana, como “Dios No Está Muerto” (2014) o “Hijo De Dios” (2014), no aprovechen el enorme y muy interesante caudal de información desde el cual pueden beber. Acá no se trata de ser inquisidor de doctrinas, pues es algo que no corresponde a nadie; lo único que estamos en condiciones de pedir es que el material audiovisual que se nos entrega esté revestido con algo de valor y no se deshaga en resultados tan lamentables como el que recién describimos.

Por Pablo Moya

Enlace corto:
(1)
  1. kev says:

    La peor web que he visitado jamas regresaré

Comentar

Responder