El Reino Secreto

Miércoles, 15 de Mayo de 2013 | 10:15 am | No hay comentarios

Título original:

Epic

Dirigida por:

Chris Wedge

Duración:

102 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

(Voces) Jason Sudeikis, Steven Tyler, Amanda Seyfried, Pitbull, Beyoncé Knowles, Josh Hutcherson, Judah Friedlander, Colin Farrell, Aziz Ansari, Blake Anderson, Christoph Waltz

Es difícil negar que vivimos en una buena época en lo que a películas animadas se refiere. Los avances tecnológicos en esta área, así como la calidad de los productos que han salido recientemente, han dejado la vara muy alta en cuanto a las expectativas que la audiencia pueda tener respecto a las ofertas de este formato. “El Reino Secreto” llega en medio de estas expectativas, siendo uno de los estrenos más publicitados y anticipados del verano norteamericano.

Se trata de la historia de MK, una joven que, tras la muerte de su madre, se va a vivir a la casa de su distanciado padre, un científico obsesionado con develar la dudosa existencia de microscópicos seres que habitan el bosque en el que se encuentra su hogar. Resulta que dichos seres no sólo existen, sino que rápidamente MK se ve involucrada con ellos y reducida en tamaño para ayudarlos a proteger un capullo que representa la única oportunidad de las criaturas de salvar al bosque de un grupo de seres que quiere destruirlo.

Del estudio que trajo “La Era de Hielo” es fácil esperar una fórmula que sepa complacer a las masas, y eso se encuentra en “El Reino Secreto”, especialmente en lo relativo a lo visual. El mundo creado en la película es deslumbrante y está construido para impresionar; un bosque visto desde adentro y desde abajo, con miles de detalles específicos de un reino que se ha construido con recursos naturales, con aspectos como el agua y los rayos del sol enfatizados, los cielos como trabajadas y coloridas pinturas y árboles hiperrealistas brillando al fondo de cada cuadro. Los realizadores han admitido querer crear un gran mundo original, comparable al Pandora que vimos hace unos años en “Avatar”, y gracias al minucioso diseño de producción, quizás hayan creado el universo más inmersivo desde la cinta de Cameron.

EPIC 02A lo largo del filme, los pequeños seres se involucran en una serie de batallas para defender su reino, las que son explotadas de la forma más atractiva posible mediante ángulos y seguimientos de personajes que, a la vez que detallan dichas escenas de acción, exploran el mundo en las que estas se desarrollan. La creatividad de los realizadores para saber mostrar de mejor manera este espacio, junto a la edificante banda sonora de Danny Elfman, ayudan a que la película se luzca y cree un verdadero espectáculo. Donde la cinta decepciona, es en el aspecto narrativo. Los logros visuales no significan que la historia en sí deba sacrificarse, pero es lo que termina sucediendo con “El Reino Secreto”. El humor sencillo y la simplificación de los conflictos, provocan que se pueda reducir la trama fácilmente a “Bien vs. Mal” sin mayor explicación, incluso enfatizando estos aspectos con algunos tan obvios como los colores que rodean a los personajes (brillantes y saturados en el caso del primero, y grises y oscuros para los antagonistas), que también resultan unidimensionales, pudiéndose prever fácilmente el rol que cumplirá cada uno.

Otro aspecto a destacar es la inclusión de una protagonista femenina al centro de la historia, una tendencia bienvenida y cada vez más común en las películas animadas (visto recientemente en “BraveEPICo “Tangled”) y una buena maniobra de parte de los estudios que, aunque aún no se atreven a titular una cinta según el nombre de su heroína, las presenta prominentemente y sin necesidad de darles roles masculinos para llenar. Ese es el caso de MK, que asume con rapidez y valentía el papel que debe cumplir, y cuya trama romántica está relegada a un aspecto secundario.

“El Reino Secreto” logra hacerle honor a su título en cuanto a sus aspectos visuales y el mundo que crea, a pesar de que la historia central parezca existir simplemente con el fin de mostrarlo y hacer alarde de él. Sin embargo, es una cinta entretenida y a veces emotiva, y el espectáculo visual es tal, que es suficiente para hacer de esta una película recomendada.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:

Comentar

Responder