El Infiltrado

Jueves, 5 de Enero de 2017 | 12:01 am | No hay comentarios

Título original:

The Infiltrator

Dirigida por:

Brad Furman

Duración:

127 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Bryan Cranston, John Leguizamo, Diane Kruger, Amy Ryan, Joseph Gilgun, Benjamin Bratt, Juliet Aubrey, Rubén Ochandiano, Simón Andreu, Saïd Taghmaoui, Elena Anaya, Jason Isaacs, Olympia Dukakis, Niall Hayes, Yul Vazquez

Desde series de Netflix, telenovelas y futuras adaptaciones cinematográficas, la leyenda de Pablo Escobar ha permitido la creación de diferentes historias en torno a los hechos ocurridos. Y es que desde el punto de vista de la ficción, la revolución del narcotraficante constituye una muy buena historia, que ya se puede ver con distancia y una que es necesaria, atractiva e inevitable de contar. Fue un largo período de terrorismo y, en una época en la que el reinado de Escobar estaba establecido y parecía imparable, el lavado de dinero para justificar el narcotráfico entre Colombia y Estados Unidos era una de las tantas actividades en que estaban involucrados los miembros de su cartel.

Basada en su autobiografía, el agente Robert Mazur (Bryan Cranston) va de encubierto para infiltrarse entre los hombres de Escobar, aquellos que hacían negocios con bancos internacionales para cubrir su transacciones y entre los cuales existían vínculos directos con los homicidios que el Cartel llevaba a cabo. Vista como su última misión antes de retirarse, Mazur llega cada vez más cerca de desmantelar las operaciones ilícitas, aumentando así el riesgo de ser descubierto.

El enfocarse en una historia menos contada del reino de terror que se mantenía en Colombia, hace que sea posible tomarse libertades con el material en disposición, y no hay duda de que “El Infiltrado” está plagada de ajustes convenientes para centrarse en la historia de un solo hombre y su operación. Alrededor de Musella (el alias que Mazur adopta), está su compinche en la operación, Emir (John Leguizamo), y Kathy (Diane Kruger), quien actúa como su prometida. Las escenas que los involucran consisten básicamente en conversaciones y la entrega de información sobre transferencias bancarias, a medida que el infiltrado avanza con facilidad para posicionarse entre los más influyentes traficantes.

“El Infiltrado” es una cinta que muestra hechos sin permitir involucrarnos realmente en nada de lo que ocurre. Los personajes carecen de dimensiones: Kathy se dedica sólo a ser hermosa y una buena acompañante, Emir funciona como descanso cómico y oreja del protagonista, y el mismo Robert carece de motivaciones que la audiencia pueda inferir para poner en riesgo su vida y la de su familia, como se le menciona varias veces en la película en intentos de poner más cosas en juego.

Eso recae en la responsabilidad del director Brad Furman, quien filma con la misma relevancia secuencias de exposición como escenas de conversaciones donde sí existe tensión, sin diferenciarlas o asignarles características que eleven la película más allá de un recuento de que estos hechos ocurrieron. Cuando aumenta el dinamismo –y hay varias secuencias de acción que sí destacan por tener más identidad a nivel visual y propuesta–, estas se sienten fuera de lugar. Un plano secuencia porque sí tras una hora de planos-contraplanos de gente conversando. Se sienten como escenas incapaces de dialogar con el todo de un film que finalmente parece no tener un tema o algo que decir bajo la superficie.

La carencia de subtexto, de motivación en los personajes, la abundancia de exposición y la errática asignación de importancia a escenas que simplemente carecen de ella, hace que cuando la cinta desesperadamente busca alcanzar seriedad, al espectador ya no le interese. Es una película mediocre más que mala, que no se diferencia de numerosos thrillers que hemos visto muchas veces antes, y es lamentable, porque el relato de un hombre de familia infiltrado en una red terrorista que logra derrocar una estafa de lavado de dinero ocurrió, y la misma realidad nos enseña que estas historias no sólo suceden, sino que son dignas de contarse, y aquí se perdió la oportunidad de hacerlo.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...