El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos

Jueves, 11 de Diciembre de 2014 | 1:29 pm | Comentarios (4)

Título original:

The Hobbit: The Battle Of The Five Armies

Dirigida por:

Peter Jackson

Duración:

144 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Luke Evans, James Nesbitt, Aidan Turner, Evangeline Lilly, Ken Stott, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Cate Blanchett, Lee Pace, Orlando Bloom, Hugo Weaving, Billy Connolly, Christopher Lee, Stephen Fry, Ryan Gage, Ian Holm, Sylvester McCoy, Manu Bennett

En diciembre de 2001 arribó a los cines la primera parte de la odisea de Frodo por destruir el anillo, un estreno que dio puntapié inicial a una de las franquicias hollywoodenses más celebradas de la historia, a estas alturas convertida en un completo clásico. Exactos trece años después lo hace el cierre de la segunda saga de la Tierra Media, con una historia situada temporalmente sesenta años antes y centrada en Bilbo como acompañante de trece enanos empecinados en recuperar su reino. Entre 2001 y 2014, entre el inicio de “El Señor de los Anillos” y la despedida de “El Hobbit”, aconteció de todo. Primero, estatuillas doradas, récords de taquilla y una comunidad de fanáticos rendida a los pies de un realizador con inicios en el terror crudo y desquiciado; luego, rotaciones en la silla de director, la decisión de pasar de dos a tres películas, cambios en los títulos de las cintas y mucho, mucho relleno. En específico, entre trilogía y trilogía, lo que ha habido es un significativo descenso en la nobleza del producto, expresado en el descarado alargamiento, una artificial y plástica nueva estética, y lo que pareciese ser una falta de cariño de su director por el material. Indudablemente, la merma en lo ofrecido ha dejado un sabor considerablemente menos dulce, y el cierre no viene a reivindicar las sensaciones dejadas por sus predecesoras.

THE HOBBIT THE BATTLE OF THE FIVE ARMIES 01El Hobbit: La Desolación de Smaug” (2013) finalizaba de manera abrupta con el dragón sobrevolando Ciudad del Lago y con Gandalf (Ian McKellen) encerrado en una torre en Dol Guldur. La última parte de la trilogía se preocupa de resolver aquellos flancos con prontitud, para centrarse en los preparativos de la batalla anunciada por el título. Mientras en la Montaña Solitaria la obsesión de Thorin (Richard Armitage) por encontrar la Piedra del Arca aumenta con celeridad y Bilbo (Martin Freeman) se esfuerza por contenerlo, en paralelo se hace inminente el arribo de los sobrevivientes de Ciudad del Lago liderados por Bardo (Luke Evans), el ejército de elfos encabezado por Thranduil (Lee Pace) y una enorme legión de orcos, todos atraídos por el tesoro ancestral que se encuentra en la montaña. Con una riqueza gigantesca en disputa, la guerra entre los distintos bandos se volverá inevitable.

Por sobre todo, lo primero que sobresale son los evidentes efectos del innecesario alargue.  Si bien retoma de inmediato la tensión con la que culminó la segunda, la calma vuelve muy pronto al relato. Todo, con el propósito de adentrarse con rapidez en lo que le concierne como película. Eso, un tanto absurdo dado el carácter amenazante del final de la anterior, puede entenderse como una manera astuta de esconder el estiramiento de chicle. “El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos” finge que como tercer filme era necesario, e incluso convence de eso hasta al menos su primer tercio. Sin embargo, cuando se desplaza hacia su desarrollo, despeja todas las dudas y deja claro que de sustancia tiene tan poco como las dos primeras.

THE HOBBIT THE BATTLE OF THE FIVE ARMIES 03La historia no introduce nuevas líneas narrativas y no hace más que preocuparse de cerrar las ya desarrolladas. Aclarado eso, es necesario precisar que esta es una cinta llevada con mejor ritmo que las anteriores (lo que puede deberse únicamente a que es el episodio final). Eso, obviamente, no quiere decir que sea una mejor película, pero la hace, en cierto sentido, más comestible. El cacareado 48 HFR acá luce a plenitud, al transcurrir gran parte del relato en exteriores y contener una larguísima y definitiva batalla, aunque esa estética de videojuego continúe siendo insatisfactoria al lado de la visualidad de la saga original.

Eso de tomarse las cosas con menor apacibilidad que sus predecesoras, también conlleva a asumir la misión con una seriedad excesiva, cuando sigue teniendo mucho de gracioso todo lo que envuelve a la aventura enana (de ahí que en el papel la historia funcionara tan bien como cuento). En específico, lo que hace Jackson en esta oportunidad es aproximarse en tono a la trilogía original, aun cuando no tenga un argumento igualmente complejo y fatídico. Puede parecer un tanto ridículo, pero si progresiva y sutilmente las cintas anteriores se fueron desprendiendo del cariz más ingenuo del libro, es lógico que esta sea la consumación de este giro.

THE HOBBIT THE BATTLE OF THE FIVE ARMIES 02Por fortuna, entremedio aparece Martin Freeman con su silueta espontánea y entrañable, a cargo del mejor personaje de esta trilogía. La película mejora cada vez que interviene, aunque no pueda ocultar su rol secundario en el desenlace. Resultan particularmente divertidas las referencias a su condición de “ladrón” de la compañía, algo a lo que no se aludió mayormente en el filme anterior, y a este personaje está asociado quizá lo más valioso de esta saga, una idea muy genuina y explotada generosamente en “El Señor de los Anillos”: el mundo es demasiado grande y peligroso para los hobbits. Mediante eso, esta superproducción entrega las exiguas dosis de emoción con las que cuenta.

Observando desde una óptica más distante, el fin de la trilogía sirve para confirmar varias percepciones que ya se podían intuir en las anteriores dos cintas. Resulta sorpresivo, en primer lugar, que habiendo recurrido inclusive a los apéndices ubicados al final de ”El Retorno del Rey” (los que expandían el universo tolkieniano), en ningún momento la trilogía se detenga a revelar más sobre la Tierra Media. Privilegia, en este caso, el sentido de la aventura y el acotamiento de la historia a pocos flancos. Lo insólito es que, a pesar de ello, las tres películas juntas se empinan sobre las ocho horas, THE HOBBIT THE BATTLE OF THE FIVE ARMIES 04y lo que es peor, no permiten que conozcamos de manera más honda a los personajes ni al universo desplegado. Lo otro llamativo dice relación con cómo los tres filmes revelan lo que hacía Gandalf cuando se separaba de la compañía de enanos. Esta, la parte más oscura del conjunto, finalmente queda como un simple anexo, dado que jamás se cruza con la historia de los enanos de manera contundente, quedando como una adición pobre, que sólo entusiasmará a aquel más fanático.

“El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos” es un concordante punto final para una saga que venía ofreciendo migajas en comparación a la trilogía original. Contrario a lo que podían aguardar los más ilusos, el cierre no sorprende con un destape que permita superar las carencias de los dos primeros capítulos. No obstante, sí hay algo que agradecerle: que no exceda las dos horas y media como las anteriores y, por sobre todo, que al fin llegue el cierre definitivo. Para Peter Jackson queda el consuelo de que, si bien la trilogía no trascenderá cinematográficamente, cuando haya que enseñar la imposibilidad de la síntesis del relato, todos recurrirán a “El Hobbit”.

Por Gonzalo Valdivia

Enlace corto:
(4)
  1. Trancos says:

    No creo que sea necesario que la pelicula permita que “conozcamos de manera más honda a los personajes ni al universo desplegado”. Para eso estan los libros de Tolkien

    • linkinboss says:

      es necesario en la medida que se tomaron 8 hrs para contar una historia de 280 paginas, y no hicieron nada mejor con ese tiempo, que justifique el no introducirse más en el mundo de tolkien. Esta claro que los libros de tolkien siempre estarán ahí, pero si hubieran sido solo 2 pelis y no hubieran metido el relleno de legolas habrían sido películas muchísimo más contundentes y redondas que lo que dieron.

  2. Fantomas says:

    Mmm no estoy 100% de acuerdo con la critica…no es superior a la trilogía de ESDLA claramente, pero no siento que no haya cariño puesto en esta película, todo lo contrario, hay escenas que no solo en espectacularidad si no que artísticamente son bellísimas..ejemplo? SPOILERS!! La pelea de Thorin con Azog en el rio congelado…bellisima!
    Para mi esta película del Hobbit ( la trilogía completa ) es un muy buen complemento a la trilogía de ESDLA, y en lo personal esta tercera parte viene bien cargada al sentimiento, con excelentes y carismáticos personajes, incluso los nuevos que no salían en el libro como el de Tauriel, interpretado genialmente por Evangeline Lilly, hacen que uno se encariñe.
    Yo creo que hay mucho comentario de tonto grave o intelectualoide dando vueltas que realmente no van al caso, para una película que es para disfrutar y dejarse llevar por ese gran mundo que invento Tolkien y que Jackson supo llevar con respeto pero a la vez con su propio sello.

  3. cristian says:

    Comentario de comentarista. Como fanatico de los libros y las peliculas me entretuve igual. Qyizas no le exigi tanto como el comentarista. Tan solo que me entretuviera. Y lo hizo.c

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...