El Chef

Miércoles, 9 de Abril de 2014 | 12:13 pm | No hay comentarios

Título original:

Comme Un Chef

Dirigida por:

Daniel Cohen

Duración:

84 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Jean Reno, Michaël Youn, Raphaëlle Agogué, Julien Boisselier, Salomé Stévenin, Serge Larivière, Issa Doumbia, Bun Hay Mean, Pierre Vernier, Santiago Segura

En el género de la comedia hay varios matices de gris en cuanto a su calidad y/o efectividad, dados por el balance entre que haga reír y que el resto de sus componentes, sea guión, actuaciones, desarrollo, tomas, fotografía, etc., esté a la par con la hilaridad. Hay películas pésimas, pero que de COMME UN CHEF 01alguna forma hacen reír, como toda la saga Scary Movie; obras maestras que brillan en todos sus aspectos, como “Groundhog Day” (1993), y entremedio están las comedias livianas, esas que hacen reír, pero que les basta dar con el mínimo necesario en el resto de sus aspectos. “El Chef” cae dentro de esta última categoría.

Jacky Bonnot (Michaël Youn) es un chef joven, hiperactivo y visionario, incapaz de mantener cualquier trabajo. Para sostener a su novia, Beatrice (Raphaelle Agogue), deberá aceptar compartir la cocina con el veterano Alexandre Lagarde (Jean Reno), una celebridad de la cocina francesa, pero reacio a cualquier cambio. Así, los dispares estilos de los dos chef deberán aprender a convivir para sacar adelante el restaurant de Lagarde, amenazado por las decisiones de su nueva directiva.

De buenas a primeras, si se piensa en una película francesa, instantáneamente se asume que llevará una seria dosis de sutileza, estilo, preocupación por los detalles y cinematografía más contemplativa y minuciosa, especialmente tomando en consideración los febriles ritmos a los que nos tiene acostumbrado Hollywood. “El Chef”, más que no tener esto, lo tiene muy restringido y escondido, estando omnipresente, pero dejando más espacio a la mera entretención.

Con diálogos en su gran mayoría basados en la punch line, o frase que remate el chiste, y situaciones ridículas y vergonzosas, la película se mueve más por el territorio de la farsa que de la comedia más reflexiva o intelectual, donde gran parte de la gracia está en la fluida interacción y funcionamiento de COMME UN CHEF 02la pareja de protagonistas, especialmente Reno, cuyo semblante y constante actitud de sicario resulta divertida cuando pierde la paciencia frente al otro chef más joven, quien funciona como la chispa para iniciar estas situaciones.

A pesar de que la película a ratos mira demasiado a Norteamérica en busca de inspiración, funciona plenamente para reírse y alegrar el día en su adecuada hora y veinte minutos de duración. Y a pesar de que la instalación de la temática de “los cambios siempre son para mejor” es simple y casi burda, se agradece que en ningún momento trate de dar un salto a territorio dramático, sino que se mantenga en esa zona conocida y familiar, donde se puede desarrollar a sus anchas, y lo logra.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder