El Bosque Siniestro

Jueves, 5 de Mayo de 2016 | 2:35 am | No hay comentarios

Título original:

The Forest

Dirigida por:

Jason Zada

Duración:

93 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Natalie Dormer, Taylor Kinney, Yukiyoshi Ozawa, Eoin Macken, Rina Takasaki, Kikuo Ichikawa, Noriko Sakura, Yûho Yamashita, Stephanie Vogt, James Owen, Nadja Mazalica, Terry Diab

Hay un bosque en Japón, situado en la base del monte Fuji, llamado Aokigahara, más conocido como el “Bosque de los Suicidios”, un destino frecuente elegido por suicidas para acabar con sus vidas, hecho que ha suscitado leyendas en torno a él, con turistas reportando avistamientos de fantasmas y sonidos irreconocibles dentro de su vasto follaje. Parece la locación perfecta para una película de terror, y así lo pensaron los creadores de “El Bosque Siniestro”, que decidieron filmar la primera película situada en este lugar.

THE FOREST 01Sara (Natalie Dormer) es una estadounidense que llega a Japón tras ser avisada de que su hermana gemela, que allí residía, ha desaparecido luego de ser vista por última vez entrando al mencionado bosque. Sara está convencida de que su hermana no ha muerto, por lo que, con la ayuda de un periodista (Taylor Kinney), se adentra en el lugar en búsqueda de su gemela, a pesar de ser advertida de no hacerlo debido a los peligros externos e internos que deberá afrontar una vez dentro.

Jason Zada, el director de la película, es un reconocido y premiado publicista digital y director de videos musicales, pero si es que el artista estuvo realmente involucrado en la producción de esta película sin interferencia de terceros, no hay excusa para haber manejado el material de forma tan torpe, poco interesante y –lo más decepcionante de todo– obvia.

THE FOREST 02Nada en “El Bosque Siniestro” es original, lo que es lamentable cuando se tiene en cuenta su locación y premisa. Dice ser la primera película inspirada en la leyenda que rodea al mítico bosque japonés, pero teniendo en cuenta la locación privilegiada en la que se encontraban, al bosque no se le da ningún tratamiento especial desde la dirección o fotografía. Recurriendo a planos de establecimiento estándar, no se crea en torno a él la mística necesaria para traducir de forma palpable el terror que supone su leyenda, lo que, más que un paso en falso, se siente como una oportunidad desaprovechada en una película que peca mucho de aquello.

Todas las decisiones que la protagonista toma son convenientes para la trama (pasar la noche en el bosque, no pedir ayuda, adentrarse sola dejando a otros atrás) y sólo están en función de los mismos giros que las películas de terror repiten perezosa y formulistamente, justificándolas de forma igualmente ofensiva (obviamente ella estaba atormentada por un hecho terrible de su pasado). Si por último estos artificios fueran en pos de generar terror real, la cinta se sentiría menos decepcionante, THE FOREST 03pero tampoco logra asustar debido a una falta de certeza de qué es específicamente lo que debiera dar miedo en la película. No hay reglas ni lógica respecto a los aleatorios enemigos que enfrentan los personajes: a veces son monstruos o muertos, pero no se explica qué les harían o por qué querrían lastimarlos. Todo se justifica por la locura y alucinaciones que genera el bosque, sin embargo, cuesta que eso sea suficiente.

“El Bosque Siniestro” es una película demasiado absurda, de esas que llegan a enfurecer no tanto por sus convenciones y clichés, sino por haber arruinado cualquier promesa que su premisa podría haber generado, así como la posibilidad de hacer algo más interesante con la legendaria locación en la que decidió centrarse. Buenas películas de terror podrían hacerse en este bosque, dado lo interesante del lugar y su historia, pero “El Bosque Siniestro” no es el caso.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:

Comentar

Responder