El Agente de C.I.P.O.L.

Jueves, 3 de Septiembre de 2015 | 11:57 am | No hay comentarios

Título original:

The Man From U.N.C.L.E.

Dirigida por:

Guy Ritchie

Duración:

116 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Henry Cavill, Armie Hammer, Alicia Vikander, Elizabeth Debicki, Hugh Grant, Jared Harris, Christopher Sciueref, Susan Gillias, Luca Calvani, Nicon Caraman

La Guerra Fría como el caldo de cultivo para el desarrollo contemporáneo de las expresiones culturales de mayor alcance – y con esto nos referimos a la música, el cine y la literatura –, a partir de los 60. ¿De qué temas se hubiera hablado si la situación política global no hubiese sido tan extrema entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y la caída del muro de Berlín? En principio, la canción de protesta no existiría. Michael Corleone no hubiese hecho negocios con Hyman Roth en Cuba, sin la revolución, ni la crisis de los mísiles moviendo al país centroamericano. Inclusive James Bond no sería una realidad sin la carrera por las armas entre el capital y la comuna. La televisión tampoco hubiera obtenido su beneficio neto sobre esta parte de la historia reciente, por lo tanto, notables productos en forma de sátira como “I Spy” (1965 – 1968) o “Get Smart” (1965 – 1970) – convertidas en películas en 2002 y 2008, respectivamente – seguramente jamás hubieran salido al aire.

THE MAN FROM UNCLE 01Haciéndose eco de esto último, “El Agente de C.I.P.O.L.” rescata el legado de una serie que hasta ahora no había tenido ninguna aproximación hacia el cine (el intento más cercano fue un telefilme hecho en 1983), estableciendo su historia mediante los recordados Napoleon Solo (Henry Cavill), e Illya Kuryakin (Armie Hammer) –el primero, un espía de la CIA norteamericana y, el segundo, su símil de la KGB soviética-, quienes deberán unirse en una misión que busca desarticular a una organización criminal radicada en Italia, y que tiene por objetivo el colapso del mundo a través de la construcción de un poderoso arsenal nuclear. Para poder llevar a cabo su plan, los dos agentes contarán con la ayuda de Gaby (Alicia Vikander), una hábil mecánica de la Alemania Federal, cuyo padre, un brillante científico, se encuentra secuestrado por los italianos.

Distancia es el primer término que se desprende de una película como “El Agente de C.I.P.O.L.”, porque, partiendo por su solo nombre, ¿qué significa la sigla del título? O, en su defecto, para el nombre original del largometraje, ¿qué quiere decir U.N.C.L.E.? Antes de recopilar los antecedentes del caso, es probable que muy pocos respondan que la expresión no atiende más que a un juego de palabras pensado para la estrategia comercial agitadora que la serie buscó tener dentro de su época. Interesante, claro, pero ciertamente algo lejano para nosotros. Tan lejano como el propio planteamiento que incorpora la película, que ve desorientado el curso de su relato por no acoplar de buena manera sus instancias, que incluso se muestran sin alma en su independencia. Enrevesada dentro de su propio formato, por más que el tratamiento de ciertas situaciones tenga por objetivo la THE MAN FROM UNCLE 02inclusión del público apelando a la curiosidad del mismo, es muy difícil hacer sintonía con el film en su primera parte, terminando en 60 minutos de anemia que no logran ser aplacados de manera plena por la entretenida siguiente mitad de la cinta.

En este escenario, los instantes que sacuden al relato van sosteniéndose en la faena de sus protagonistas, ambos resultado de una muy buena radiografía sobre los originales Napoleon Solo e Illya Kuryakin, considerando que estos obedecen la lógica del contraste: mientras Solo es un tipo mucho más sociable, por lo tanto, más accesible, Kuryakin es una persona más reservada, a quien le cuesta trabajo controlar sus impulsos cuando los hechos introducen su pasado, adivinado como el lugar de mayor sufrimiento para el ruso.

Lo último tiene su reflejo en una película que complementa el mismo ítem a través de la graciosa lucha de egos que se produce entre los dos personajes, cuestionada y validada por las figuras femeninas de una historia que, en el quehacer de Gaby, forja al tercero en discordia dentro de un grupo que no puede dejar la interpelación de lado, por más que el mismo deba funcionar como un colectivo donde la confianza se demuestre vital. Y es que, “El Agente de C.I.P.O.L.”, interpretada como una cinta sobre espías internacionales, propone la certidumbre como uno de sus elementos centrales, firmando a través de aquella cuota de seriedad los buenos momentos de acción y comedia presentes en el relato, que no hacen otra cosa más que referir la fidelidad temática que aporta el título sobre el clásico show de los 60.

THE MAN FROM UNCLE 03Teniendo en cuenta aquel último punto, el film también recauda a su favor la herencia de la estética adoptada desde su versión televisiva, representada en la ambientación sesentera de una imagen que se sabe atractiva y que se potencia por medio de varios planos que son dispuestos de forma muy interesante. Encontrado un espacio estelar para el humor negro en el largometraje, aquí es donde más se distingue el timbre de Guy Ritchie como director, quien sobradamente entiende que la música y el sonido son objetos fundamentales en el marco de un trabajo audiovisual, algo que queda ratificado en esta nueva intervención tras cámara.

En resumen, “El Agente de C.I.P.O.L.” concluye en una producción que no logra nivelar la falta de sustancia predominante en su oferta inicial, con los buenos elementos utilizados para construir su fondo, sólo aprovechados hacia el metraje avanzado. En rigor, siendo justos, la película no es para nada mala, sin embargo, es fallida, y ya sabemos lo frustrante que puede llegar a ser eso cuando la materia prima existe.

Por Pablo Moya

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...