Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer

Jueves, 18 de Junio de 2015 | 1:18 am | No hay comentarios

Título original:

Doragon Bôru Z: Fukkatsu No 'F'

Dirigida por:

Tadayoshi Yamamuro

Duración:

93 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Animación

Es muy probable que no sólo sean los fanáticos más acérrimos del universo Dragon Ball quienes estén pendientes de lo que pase el próximo 5 de julio, cuando en Japón se estrene su nuevo animé, “Dragon Ball Super”, que arranca justo después de la batalla liberada entre los Guerreros Z y Majin Boo. La historia tras el resurgimiento de la franquicia, que fuera silenciada en términos televisivos con el fin de “Dragon Ball GT” –hay que recordar que Akira Toriyama, el creador original de la serie, tuvo una participación prácticamente nula en este último tramo-, tiene entre sus antecedentes inmediatos el DORAGON BORU Z FUKKATSU NO F 01lanzamiento de dos películas: “Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses” (2013) y, la que arriba a carteleras nacionales esta semana, “Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer”.

En este nuevo largometraje, Freezer, uno de los villanos más emblemáticos de la serie –a quien tanto Gokú como Trunks ya derrotaran en el pasado-, será resucitado por Sorbet, el oficial que quedó a cargo de su imperio cuando él murió, con la ayuda de las esferas del dragón. Al momento de revivir, el único objetivo de Freezer es acabar con Gokú, sin embargo, Sorbet le comenta que el saiyajin se ha vuelto mucho más fuerte de lo que era, pudiendo incluso derrotar al mismo Majin Boo. A pesar de la sorpresa que esto le causa, Freezer tiene como plan entrenarse por cuatro meses para aumentar su poder, que siempre provino de una fuerza natural. El resultado de esto se verá cuando el último llegue a la Tierra para terminar definitivamente con la vida de Gokú y sus amigos.

Siguiendo la línea temporal establecida por su antecesora, e incorporando a los personajes que tuvieron su primera aparición en la misma –Bills, el Dios de la destrucción, y Wiss-, “Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer” se muestra con un propósito definido: servir de gancho transversal para todo aquel espectador familiarizado en algún nivel con la historia que partiera hace más de 30 años en un manga, y que hoy apuesta por un nuevo ciclo a través del sincero prisma de su autor DORAGON BORU Z FUKKATSU NO F 02primigenio, Akira Toriyama. Y es que la franquicia Dragon Ball, aparte de dar origen al animé más importante que se haya hecho, ha sabido envejecer en plenitud, encontrándose vigente gracias a la trascendencia generacional que la misma estimulara.

Bajo estas consideraciones, es difícil desprender un análisis que sea certero en relación a la cinta que ahora comentamos, entendiendo que la misma forma parte de un macro proyecto que tendrá su real valoración en las conclusiones que se hagan sobre “Dragon Ball Super”. No bien “Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer” tiene como gran acierto seguir con rigor cronológico todo lo planteado en el curso de “Dragon Ball Z”, haciendo las alusiones necesarias para pesquisar la nostalgia de los fans más antiguos y sirviendo como un buen soporte argumental, también puede perder ritmo en su propio flujo cuando trata de condensar tanta información en una hora y media de metraje; por largos pasajes los diálogos terminan languideciendo en la medida que se quieren justificar ciertas situaciones dentro del relato.

Sin poder evitar la molesta comparación en esta oportunidad, hay que decir que la película antagonizada por Freezer pierde mucho en humor respecto a “Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses”; en la instancia en que esta última utilizara el recurso de muy buena manera para aplacar la falta de DORAGON BORU Z FUKKATSU NO F 03acción, “Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer” no se decanta completamente por ninguno de los dos estilos, adivinándose sus intenciones principalmente en el tejido de la historia y en el quehacer de sus personajes, quienes pueden estar dispuestos en su evolución natural como Gohan, o pueden ser reciclados como héroes desde el Dragon Ball inicial.

En su ponderación individual, “Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer” es un título que asume un equilibrio en su fórmula, quizás aportando una lectura que nos recuerda la verdadera realidad cinematográfica de una serie que, hasta 1995, acumulaba 17 filmes realizados –atesorados sólo en formato VHS en nuestro país-, sin ser aquellos los productos sobresalientes de la franquicia, porque la historia central se encuentra arraigada en el animé y muchas veces sus elementos no se pueden extrapolar consistentemente al cine: hay fanáticos que quieren acción y otros que quieren estabilidad en el relato. ¿Dónde pueden converger estos dos puntos? Sólo en el espacio que entrega la televisión para desarrollo de un concepto que sencillamente no se puede concebir en una o dos películas.

Por Pablo Moya

Enlace corto:

Comentar

Responder