Dos Más Dos

Miércoles, 31 de Julio de 2013 | 10:45 am | No hay comentarios

Título original:

Dos Más Dos

Dirigida por:

Diego Kaplan

Duración:

103 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Adrián Suar, Julieta Díaz, Carla Peterson, Juan Minujín, Alfredo Casero, Tomás Wicz

Poner sobre la mesa y discutir temas tabú es algo que se ve con frecuencia en las comedias, cuando estas no giran en torno a las vergonzosas problemáticas de los adolescentes, o a la complicada DOS MAS DOS 01relación amorosa entre dos personajes. “Dos Más Dos” juega con el tabú del sexo, el más clásico de todos, y el que pareciera más abierto a la discusión hoy en día.

Diego (Adrían Suar), Emilia (Julieta Diaz), Richard (Juan Minujín) y Betina (Carla Peterson), son dos parejas que salen regularmente, hasta que motivados por Betina y Richard, comienzan a intercambiar parejas y a expandir sus horizontes, tanto mentales como sexuales, a la vez que tener que hacer frente a las consecuencias de tan moderno sistema relacional.

Con las dos parejas protagónicas ubicadas en las antípodas en cuanto a sus relaciones sentimentales, la película se mueve la primera hora y un poco más como una comedia, donde la pareja más conservadora va de a poco interesándose, y después integrándose, al mundo del sexo sin restricciones del que son habituales Betina y Richard, con resultados realmente divertidos, donde la DOS MAS DOS 02vergüenza ajena no afloja, con Diego incómodamente negando a toda clase de potenciales compañeras sexuales, y cada segundo en pantalla de Pablo (Alfredo Casero), una suerte de gurú de los swingers.

El problema es que después de eso, en lo que sería el último tercio de la película, la comedia se “polimorfosea” en un drama cuando las emociones de los personajes se empiezan a cruzar con los placeres del cuerpo, y aquí comienzan a escasear las escenas notables, ya que al buscar dar una suerte de reflexión sobre el tema del sexo libre, “Dos Más Dos” toma el camino más fácil, que es siempre el más transitado, y se queda un tanto atascada en el tráfico, donde las decisiones tomadas por los personajes son tan súbitas como conclusivas, lo que conlleva un inevitable debilitamiento de la reflexión, la que al final resulta superflua.

DOS MAS DOS 03En cuanto a sus aspectos técnicos, la historia es narrada de forma tradicional, sin saltos temporales ni otras técnicas comunes en las comedias, y tanto el trabajo de cámara como el de sonido son funcionales, en cuanto no destacan por sí mismos, sino que se preocupan de no entrometerse en el relato y dar el espacio necesario para que la acción se desarrolle con claridad.

Por esto, la película termina por dar la sensación de ser más conservadora de lo que quizás pretendía ser, y más liviana de lo que se podría esperar de una historia que reflexiona en torno a un tabú, pero de todas formas entretiene, y a pesar de que no vaya a pasar a la posterioridad, es una película sólidamente filmada y redonda, lo que no es de extrañarse viniendo de las producciones trasandinas.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...