Don Jon

Miércoles, 2 de Abril de 2014 | 11:14 am | Comentarios (5)

Título original:

Don Jon

Dirigida por:

Joseph Gordon-Levitt

Duración:

90 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Joseph Gordon-Levitt, Scarlett Johansson, Julianne Moore, Tony Danza, Glenne Headly, Rob Brown, Brie Larson, Jeremy Luke, Italia Ricci, Amanda Perez, Lindsey Broad, Sarah Dumont, Sloane Avery, Eva Mah, Loanne Bishop

Si hay algo para lo que sirven las buenas comedias románticas (aparte de reírse un rato) es tomarle el pulso a las relaciones de pareja de la época en la que están situadas: desde “When Harry Met Sally…” (1989) y la jovialidad de la amistad sobre el amor romántico de los 80’s, a “Annie Hall” (1977) y el cinismo y reevaluación de las relaciones tradicionales en la era del Watergate, e incluso “(500) Days Of Summer” (2009) y la aparente muerte del amor eterno. Esta última es protagonizada por Joseph Gordon-Levitt, quien escribió, dirigió y protagonizó “Don Jon”, película que podría ganarse un pequeño lugar entre las más grandes del género.

DON JON 01Jon Martello (Joseph Gordon-Levitt) vive sin problemas en un mundo real donde lo tiene todo: un buen departamento, un ruidoso auto, su rutina de gimnasio, su familia, y su iglesia, además de una impecable técnica para seducir solteras; pero nada de eso se compara con su real placer: la pornografía. Será en una de sus farras de fin de semana cuando conocerá a Bárbara Sugarman (Scarlett Johansson), una mujer lo suficientemente atractiva como para hacer que el arrogante Jon dude de todos sus gustos y vicios.

De entrada, “Don Jon” muestra que no va a andar con rodeos en su argumento: acá el romance y el amor quedan relegados a un segundo plano frente al sexo y el porno. Así es como la película trabaja el paralelo entre las falsas expectativas que crea la industria del sexo gráfico, frente a una realidad que ni se le acerca (el mismo Jon justifica su afición en que las conquistas de sus fines de semana nunca están a la altura de los videos). De esta misma forma, se puede hacer la conexión con “Her” (2013), en cuanto al comentario de cómo la tecnología está afectando la naturaleza de las relaciones afectivas en la actualidad.

A pesar de esto, la película se preocupa de mantenerse en su género, pero también declara algunas diferencias: donde la mayoría de las comedias románticas giran en torno a una pareja de exitosos jóvenes de clase media-alta, cultos y educados, que discuten tanto sobre literatura como de su relación, “Don Jon” prefiere adentrarse en el mundo del whitetrash norteamericano, donde sus personajes están más preocupados de ir al gimnasio o tener su auto a tono, que de cuestiones existencialistas.

Para esto, uno de los grandes puntos de la cinta son sus actuaciones, con Gordon-Levitt convencido en su papel. Pero la que realmente sorprende es Scarlett Johansson, quien se convirtió de pies a cabeza en el tipo Jersey Shore: mascando chicle con la boca abierta en todo momento, pronunciando mal las palabras, y tratando de moldear a Jon en un monigote de familia tradicional, Bárbara es tan superficial e histérica que a ratos incluso deja de parecer atractiva. A esto hay que sumarle a la familia de Jon, donde su padre (un increíble Tony Danza) llega a niveles scorsesianos en su interpretación del italoamericano bruto. De todas formas, son personajes reales y aterrizados, con sus defectos a flor de piel y muy representativos del mundo que habitan.

El humor también está presente en todos lados, pero de una forma menos obvia que en la comedia romántica promedio. Dejando de lado el chiste preparado o la situación frontalmente hilarante, la obra saca carcajadas que van más por la vergüenza ajena, sea por la brutal misoginia del protagonista, las quejas y gritos de su padre, o cada vez que el personaje de Johansson abre la boca. Esta clase de humor resulta más gratificante y vigente al paso del tiempo, en cuanto emana de los personajes mismos.

En su último tercio la película pierde algo de ritmo al hacer espacio para la reflexión más seria, pero por suerte se aleja de pretender sermonear. En su totalidad, “Don Jon” resulta una comedia adulta en todos sus aspectos, tanto en evitar el humor burdo y adolescente de muchos de los coetáneos de Gordon-Levitt (James Franco debería tomar nota), como en discutir un aspecto tan vigente como los cambios en las relaciones de pareja, donde las expectativas irreales, contrastado con la preponderancia del individuo frente a la pareja, parecen ser la tónica imperante.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:
(5)
  1. Hace rato le tenía ganas a Her y la tenía agendada para este finde, a esta igual le había echado el ojo, más que nada por ver otra peli de la guapa Johansson y de JGL, con el review quede más que convencido de verla y se agrega para la cartera del finde, ahí veré que tal ambas, de entrada, van a favor ambas. saludos!.

  2. marcelo says:

    y julianne moore qué hace

  3. absolutamente recomendable, la he visto como 3 veces y me cago de la risa jajajaja VÉALA

  4. cristian says:

    la vi hace unos dias y no me gusto, malas actuaciones, mal guion y mala direccion

  5. Juan Pablo says:

    Concuerdo totalmente con el review en cuanto a que la pelicula es el fiel reflejo de lo que son muchas de las relaciones de pareja de hoy en día, sobre todo de las nuevas generaciones. Actuaciones impecables. Veala no lo va a lamentar.

Comentar

Responder