Despúes de la Tierra

Miércoles, 5 de Junio de 2013 | 11:00 am | Comentarios (1)

Título original:

After Earth

Dirigida por:

M. Night Shyamalan

Duración:

100 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Will Smith, Jaden Smith, Sophie Okonedo, Zoe Kravitz, Isabelle Fuhrman

El vapuleado M. Night Shyamalan vuelve a las salas de cine tras tres años de silencio, luego de que la desastrosa “El Último Maestro del Aire” (“The Last Airbender”, 2010) hundiera su carrera hasta lo más bajo, haciendo olvidar al gran público que el mismo director que dio vida al peor blockbuster de 2010, también fue el autor de memorables cintas como “The Sixth Sense” (“Sexto Sentido”, 1999) y “Unbreakable” (“El Protegido”, 2000). Existe una suerte de fijación con el cineasta de origen hindú; una competencia entre quién es el que lanza el juicio más lapidario ante el estreno de una nueva obra de Shyamalan. Lo cierto es que, con todo y las malas intenciones, las críticas suelen estar justificadas ante el bajón de un cineasta que partió como un interesante autor, y ha terminado como un realizador genérico y mediocre. “Después de la Tierra”, el décimo largometraje del realizador, ya ha cosechado puntuaciones deplorables en sus primeras semanas de estreno, confirmando el ensañamiento que existe contra el cineasta, pero hay que ser justos, porque gran parte de estos ataques son injustificados. Esta vez, por lo menos, estamos ante una película que entretiene y cumple su cometido, sin ser ninguna maravilla y continuando en el terreno de lo genérico, “Después de la Tierra” se enmarca como lo mejor que ha filmado Shyamalan en la última década.

En un futuro remoto, un cataclismo obliga a los terrícolas a abandonar el planeta para buscar un nuevo hogar en el Sistema Solar. Nova Prime es el planeta que refugia a los humanos, víctimas de la invasión de una raza alienígena, cuya principal arma contra los hombres son las criaturas conocidas como “Ursa”, bestias capaces de rastrear a los hombres percibiendo sus miedos. Cypher Raige (Will Smith) es el general que hizo frente a los invasores y llevó a la humanidad a la victoria, sufriendo la pérdida de su hija mayor. Este episodio fue el que marcó a Kitai Raige (Jaden Smith), hijo de Cypher y testigo de la muerte de su hermana, quien da forma a sus miedos en los Ursa, jugando en contra de sus deseos de convertirse en intrépido soldado y ganarse el respeto de su padre, quien lo ve como una decepción. Es así como AFTER EARTH 02Kitai se une a Cypher en su última misión, la cual se ve frustrada debido a una lluvia de meteoritos que termina por estrellar la nave en el planeta Tierra, lugar en donde todas las formas de vida han evolucionado para acabar con los hombres. Con su padre herido, Kitai debe ser el que los salve de una muerte segura, enfrentándose a cada uno de los peligros que le deparan en este viaje que lo pondrá frente a frente con sus peores pesadillas.

Este relato de ciencia ficción, escrito por el propio Will Smith y guionizado por Shyamalan, trabaja bajo el esquema clásico de “el viaje del héroe”, donde el protagonista realiza un viaje, literalmente, el cual lo llevará a superar su propios límites y solucionar sus conflictos internos. Historias como estas hay miles, y la que nos ocupa cumple con cada una de sus reglas. Es genérica, claro, pero lo suficientemente entretenida y correcta para salvarse de la quema. La gracia radica en los detalles “marca Shyamalan” que se cuelan entre el mar de clichés. En cuanto a la forma, es donde podemos apreciar los mejores momentos del cineasta. Interesante es el empleo de la cámara subjetiva y los fuera de campo en algunas secuencias, dando vida a los instantes más tensos de la cinta, esos que recuerdan al director que, en su momento, AFTER EARTH 03redefinió el género del terror. Así, también, la historia y la metáfora que encierra se ve potenciada por los tópicos que maneja el realizador, destacando su obsesión con el agua, que en esta ocasión funciona como espacio para revelaciones y epifanías.

“Después de la Tierra” es un filme de aventuras y acción por sobre todas las cosas, y ahí es donde se encuentra su principal falla, ya que la promesa de un planeta infestado de criaturas dispuestas a acabar con el joven Kitai, se ve reducida a un par de secuencias de persecución que se resuelven sin mayores obstáculos para el protagonista. Por el contrario, los momentos donde prima el silencio y la sensación de encierro, consiguen transmitir la desesperación y desolación del personaje. Por este motivo el ritmo es irregular, y el hecho de que la historia sea tan tópica no ayuda para nada al desarrollo del relato. Puede que la promesa no cumplida sea la causante de esta nueva decepción de Shyamalan, pero volver a sentir la tensión e intranquilidad que provocaba en su mejor época, aunque sea en escasos pasajes de la película, se agradece mucho.

En cuanto a las actuaciones, el peso de la cinta cae sobre la dupla Smith, siendo Jaden el protagonista en la acción y su padre el guía en su aventura. Smith hijo realiza un trabajo correcto frente a la cámara, transmitiendo el miedo traumatizante que envuelve a su personaje. Por su parte, Will Smith trabaja en un segundo plano como el inmutable soldado que debe mantenerse firme ante los miedos de su hijo y los suyos propios. Están claras las intenciones de Smith para con su hijo, produciendo un filme que realza su carrera como joven estrella de Hollywood y que funciona más allá de este tipo de pretensiones, ya que Jaden Smith se mueve con seguridad durante todo el metraje y consigue desarrollar su personaje en perfecta armonía con el desarrollo de la trama.

“Después de la Tierra” no es el horror que muchos han querido anunciar, es sólo una película entretenida y correcta, que deja pequeños espacios para que un cineasta en busca de la redención consigo mismo y con el público, pueda demostrar que la magia que cautivó al mundo a fines de los noventa se mantiene viva y a la espera de encausar su camino.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:
(1)
  1. ¡No es la mejor pero entretiene! La película no está mala, me parece que “ Después de la Tierra! está bastante bien dirigida, ya que tiene grandes planos, buenos efectos especiales ( aunque los de los animales dejan bastante que desear) y tiene ritmo. Hace poco la vi de pura casualidad y me resultó entretenida aunque le faltó muchísimo para cautivar.

Comentar

Responder