Deadpool

Jueves, 11 de Febrero de 2016 | 7:28 pm | No hay comentarios

Título original:

Deadpool

Dirigida por:

Tim Miller

Duración:

108 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Gina Carano, T.J. Miller, Ed Skrein, Rachel Sheen, Brianna Hildebrand, Paul Lazenby, Sean Quan, Ben Wilkinson, Naika Toussaint, Olesia Shewchuk, Kyle Cassie, Style Dayne, Fabiola Colmenero, Stan Lee

Sin duda el género de superhéroes nos tiene acostumbrados a una forma particular de ver cine a través de arquetipos establecidos, un modelo narrativo efectivo y una fórmula visual que funciona a la perfección en la audiencia. Pero para que el éxito se mantenga es necesario que se refresque el ambiente, ya sea entregando contenidos nuevos o arriesgando al caminar en terrenos desconocidos. Bien lo sabe Marvel Studios, que adaptó en la pantalla “Guardians Of The Galaxy” (2014), cinta con la que marcaron la diferencia al estar recargada de una buena dosis de humor, y que estableció las bases para que la comedia tuviese un lugar preponderante en el género. Ahora Fox se aprovecha de esa premisa y la lleva al extremo en “Deadpool”, película que fue concebida como un spin off y parte de la franquicia “X-Men”, y que utiliza la comedia como su sello principal de una manera irreverente y donde nada se toma en serio.

DEADPOOL 01Wade Wilson (Ryan Reynolds) es un mercenario que luego de descubrir que padece cáncer decide someterse a un tratamiento que supuestamente lo curará de su enfermedad. Sin saberlo, este procedimiento alterará sus genes dotándolo de la capacidad sobrenatural de regenerarse. Luego de someterse a este cruel experimento decide vengarse del hombre a cargo y que casi acaba con su vida, pero ya no lo hará como el hombre que solía ser, sino que adoptando el alter ego de Deadpool.

Inmediatamente desde su inicio la cinta establece el tono de comedia y parodia, exhibiendo que aquello será el motor principal durante todo su desarrollo gracias a la secuencia de créditos iniciales que funciona como un perfecto holograma del filme. Desde ese momento, los guiños y burlas no pararán hasta el final, revelándose como una película sincera que en ningún momento traiciona su esencia. Y se justifica toda la publicidad previa que ayudó a alimentar ese aspecto, porque las expectativas en cuanto a la entretención se cumplen en su totalidad.

DEADPOOL 02“Deadpool” nos presenta un personaje rebelde e irreverente que rompe con todo lo establecido por el universo que lo sostiene, y consciente de ello, se eleva como un completo antihéroe. A pesar que sus motivaciones son completamente egoístas, es la intacta honestidad de su carácter lo que ayuda al espectador a empatizar y acompañar al protagonista en su aventura, y gracias al uso de flashbacks se puede entender la justificación de sus acciones. Además, se genera constantemente la expectación de ver un comentario gracioso cada vez que él está en pantalla. El personaje se sostiene solo y no necesita el soporte de los personajes secundarios, los que sólo son utilizados sólo como un recurso de narración para mover el relato.

La película es consciente de sí misma en todo momento, lo que se deja notar cuando rompe la cuarta pared deliberadamente en más de una ocasión, y no duda en comentar sobre ello. Este recurso genera originalidad y, consecuentemente, hace al espectador partícipe en todo momento. También, el humor propio de la cinta se manifiesta a través de guiños a la cultura pop, la crítica sobre las producciones de superhéroes actuales, como así también la autoparodia, incluso haciendo risa de su actor protagonista. Si bien la película logra entretener al utilizar todos esos recursos, a ratos abusa de ellos, por lo que pierde sustancia en cuanto a la trama y no equilibra bien el peso de una buena historia con los elementos propios de la comedia, convirtiéndose en un filme de argumento liviano, pero graciosamente bien ejecutado.

DEADPOOL 03Visualmente cumple con todo lo estéticamente establecido dentro de su género, tal como el uso de secuencias rápidas que hacen avanzar el relato y que mantienen la atención del espectador, mezclado con el recurso de cámara lenta, el que juega con el ritmo de la tensión. Por otro lado, el empleo de CGI está bien incorporado a su estética y esto es destacable porque generalmente este género abusa de su uso y genera la desconexión con su propuesta visual. En ese sentido, no es casualidad que su director, Tim Miller, haya trabajado previamente en efectos especiales, puesto que en la cinta se puede ver el buen manejo visual que el realizador da a su obra.

En resumen, “Deadpool” funciona y cumple con el objetivo de entretener a través del uso de recursos humorísticos, el metalenguaje y el juego con el humor negro. Sin embargo, flaquea en cuanto a la historia que quiere contar, porque entre que construye un aparataje altamente gracioso, deja a un lado su trama y se queda sólo con la comedia y la creación de un personaje atractivo y gracioso. Pero con certeza, esta película llega a refrescar el panorama del universo de superhéroes contemporáneos, aportando un carácter novedoso, cautivante y original.

Por Ángelo Illanes

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...