Contrareloj

Miércoles, 16 de Octubre de 2013 | 10:45 am | No hay comentarios

Título original:

Stolen

Dirigida por:

Simon West

Duración:

96 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Nicolas Cage, Malin Akerman, Josh Lucas, Danny Huston, Mark Valley, Sami Gayle, M.C. Gainey, Marcus Lyle Brown, Michelle Torres, J.D. Evermore, Edrick Browne

Lejos de inspirar confianza o despertar interés, el nombre de Nicolas Cage en una película ha pasado a asociarse con productos mediocres y descartables. El actor parece llevar los últimos años haciendo un esfuerzo consciente por volcarse en proyectos que demanden poco de él y le garanticen un sueldo fácil, dejando los años de interés creativo y asociación con directores interesantes en el olvido, y su imagen por el suelo. “Contrareloj” otra a añadir entre las recientes decepciones de Cage (y un error ortográfico en su título para Latinoamérica, ya que la palabra es “contrarreloj”); fue un fracaso en su estreno en Estados Unidos y ahora viene a probar suerte en salas nacionales.

STOLEN 01Cage interpreta a Will Montgomery, quien al comienzo de la historia es un hábil ladrón de bancos. Tras un robo que sale mal, la policía llega al lugar del crimen, Will se ve forzado a deshacerse del dinero, accidentalmente dispara a su compañero Vincent (Josh Lucas) y es encarcelado. Ocho años después, Will es liberado de su sentencia y ha ocupado el tiempo para reflexionar hasta convertirse en un hombre reformado que planea reintegrarse a la sociedad y vivir una vida más honesta. Poco dura su intento, ya que Vincent –que perdió su pierna cuando le dispararon- aparece dispuesto a vengarse de Will y rapta a su hija. Mientras el secuestrador la pasea en el maletero de un taxi, Will debe conseguir una millonaria suma de dinero para rescatarla, pero sólo tiene pocas horas para hacerlo antes de que Vincent la mate.

Por más absurdos que pueden parecer los detalles de la trama, la historia está lejos de ser el viaje excéntrico que se puede insinuar, y termina conformándose con una narrativa de lo más genérica y predecible (el parecido de esta con la de la mejor recibida “Taken” de 2008 es demasiado evidente como para no ser mencionado). Simon West, el director de la cinta, no hace ningún esfuerzo adicional por distinguir mediante su dirección una historia de acción que sigue obedientemente el curso que se espera que lleve.

STOLEN 02Cuando se trata con películas tan groseramente obvias, que seguramente ofenderán a más de un espectador, al menos se espera que la fórmula que siguen de forma tan poco original funcione y sea entretenida. “Contrareloj”, que parece mejor diseñada para una proyección de bus que para una sala de cine, es altamente expositiva, tratando al espectador como estúpido y siendo redundante a pesar de su sucinto metraje. La película se toma a ratos muy en serio y tiene aspiraciones muy bajas como para que la audiencia se permita dejarse llevar por el entretenimiento liviano y sin sentido que tiene en frente.

Es tan predecible, que ni siquiera los giros se sienten como tales, y ver a un Nicolas Cage con nulo carisma pasar de escena de acción a escena de acción sin dificultad, correría el riesgo de ser aburrido, pero la película nunca es entretenida en primer lugar. Las secuencias de acción están orquestadas tal como se esperaría, pero carecen de cualquier novedad, chispa o destreza técnica como para funcionar o generar emoción. Además del letárgico Cage, la cinta cuenta con Malin Ackerman, que interpreta a una camarada de Will, en un rol imperdonable que no tiene absolutamente STOLEN 03ninguna función narrativa ni cumple ningún propósito más que el de existir, decir un par de líneas vergonzosas y tener dos cromosomas X. Solo Josh Lucas parece estar metido en el chiste, y crea a un villano ostentoso, ridículo y caricaturesco, que le otorga a la película escasos momentos en los que parece consciente de su mediocridad y se mofa de ella.

“Contrareloj” es una película totalmente genérica, que simplemente no se esfuerza en ningún ámbito ni sentido, dando la impresión de que nadie involucrado en la producción hubiese pretendido hacer un esfuerzo tampoco. Esta crítica la carga Nicolas Cage especialmente, quien por alguna razón ha optado por este género y este nivel de proyectos, y a estas alturas dejó de intentar tener una carrera como la gente. Se esperaría de alguien en su posición y con su trayectoria que buscara proyectos más interesantes o arriesgados, pero con cada uno de sus similares estrenos, lo que termina primando es el deseo de que se tome un descanso y vuelva cuando decida intentarlo de verdad.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:

Comentar

Responder