Conspiración y Poder

Jueves, 4 de Febrero de 2016 | 10:56 am | No hay comentarios

Título original:

Truth

Dirigida por:

James Vanderbilt

Duración:

125 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Cate Blanchett, Robert Redford, Topher Grace, Elisabeth Moss, Dennis Quaid, Bruce Greenwood, John Benjamin Hickey, Martin Sacks, Nicholas Hope, Aaron Glenane, Steve Bastoni, Lewis Fitz-Gerald, Christopher Stollery, Elizabeth Saunders, Andrew Fritz

La verdad es un concepto complejo que puede ser cuestionado en su objetividad. Pero está en las manos de quien la posee si quiere verificar su autenticidad. Y es así como a través de la práctica periodística se genera el nexo más cercano entre la verdad y su receptor. Además, es parte de su ética entregarle esta información al público, pero también es bien sabido que la verdad puede, de cierta forma, ser subjetiva, maleable y corruptible. Más aún cuando su conocimiento público tiene repercusiones en lo político y social. Es justamente ese el terreno en que James Vanderbilt se mueve con su primera cinta, “Conspiración y Poder”.

TRUTH 01Basada en las memorias de la periodista y productora de noticias Mary Maples, “Conspiración y Poder” relata cómo la profesional (Cate Blanchett) lidera una investigación sobre el pasado militar del –en ese entonces– presidente George W. Bush. Dicha investigación generará controversia cuando se ponga en duda la autenticidad de los documentos encontrados, desencadenando una polémica que tendrá al equipo periodístico del programa de noticias “60 Minutos” en el ojo del huracán.

Cuando se reflexiona sobre la decisión de retratar un hecho periodístico, intrínsecamente se cuestiona la relevancia que ese hecho tiene en la sociedad. Y siendo así, la polémica abordada en este drama parece perder valor frente a la vorágine noticiosa que vivimos todos los días. Por lo tanto, es necesario preguntar: ¿cuál es la motivación de Vanderbilt en plasmar la disputa entre verdad y su autenticidad a través de este acontecimiento noticioso? Teniendo esto en consideración, vale mencionar a la serie de HBO “The Newsroom” –a pesar de que hacen un empleo diferente del lenguaje audiovisual–, en la que Aaron Sorkin trabajó una temática similar, pero por efectos televisivos la noticia terminó luciendo como una concepción ficticia. La diferencia entre ambos trabajos reside sobre todo en los TRUTH 02diferentes acentos que dan a la relevancia que tiene la denuncia de la verdad y las consecuencias en la opinión pública. Si bien el drama central de “Conspiración y Poder”, centrado en el equipo de noticias, logra ser plasmado de una forma efectiva, a ratos se pierde el foco central de la historia que realmente se quiere contar.

Sin embargo, se debe destacar que siendo su primer largometraje como director, las decisiones en el plano visual ayudan a acercar la película al espectador y posicionarla estéticamente como un trabajo bien logrado. Para conseguir esto, el montaje adquiere un rol fundamental, puesto que ayuda a manejar el ritmo de la tensión. De esta forma, las secuencias cortas mueven rápidamente el relato, el que está cargado de diálogos que manifiestan la complejidad de sus personajes, en ayuda de una cámara que los sigue constantemente, concentrándose en como la problemática de la historia los va afectando. Por otro lado, unas pocas secuencias de mayor duración ayudan a desacelerar el ritmo, evidenciando cómo el área interpersonal de los protagonistas se ve alterada. Además, la fotografía a cargo de Mandy Walker juega un papel preponderante puesto que, a través de luces bajas en espacios cerrados, unos cuidados colores cálidos e incluso algunos fondos difuminados, contribuye de manera importante a realzar el drama.

TRUTH 03Es importante mencionar que el punto más alto de la película son las actuaciones, en cuanto sostienen el relato y contribuyen a que la cinta logre ser efectiva y funcione dentro de su género. Especialmente destacable es la interpretación de Cate Blanchett como Mary Maples, ya que a través de su contundente actuación genera una conexión, logrando la empatía que la cinta persigue tener hacia la persona que inspiró esta obra de ficción. Ese personaje no sería tan completo de no ser por la colaboración de Robert Redford, quien sirve como el perfecto acompañante y soporte, generando una suerte de complicidad paternal.

“Conspiración y Poder” es sin duda una obra cinematográfica que cumple con retratar eficazmente el drama vivido por la periodista y productora de noticias, que de cierta forma intenta cuestionar el objetivo de la práctica periodística en cuanto a entregar la verdad a la audiencia. Sin embargo, es en esta última temática donde se pone en duda su desarrollo, arriesgando el foco central y perdiendo la oportunidad de reflexionar sobre el trabajo periodístico actual, sobre todo si se tiene en consideración que otras cintas contemporáneas se mueven en un terreno similar con más astucia.

Por Ángelo Illanes

Enlace corto:

Comentar

Responder