La Fuerza del Amor

Miércoles, 4 de Julio de 2012 | 9:15 am | Comentarios (2)

Título original:

The Lady

Dirigida por:

Luc Besson

Duración:

132 minutos

Año:

2011

Protagonizada por:

Michelle Yeoh, David Thewlis, William Hope, Sahajak Boonthanakit, Teerawat Mulvilai, Marian Yu, Guy Barwell

Cuando nos enfrentamos a una película biográfica, existen, en la mayoría de los casos, de dos tipos. Las del primer tipo, construyen una trama a partir de los hitos más importantes en la vida del personaje a retratar, ordenadas bajo una narración clásica, siendo el tratamiento más convencional para este tipo de largometrajes. El segundo tipo, nace desde la necesidad de entregar un punto de vista propio a través de la vida de una persona, donde el director es capaz de desdoblarse y poner de su esencia en una historia ajena, como es el caso de “I’m Not There.” (2007), donde Todd Haynes logró seis lecturas distintas de Bob Dylan, conjugando los hechos y anécdotas en una obra única. “The Lady”, rebautizada en nuestro país como “La Fuerza Del Amor”, es un biopic del primer tipo, llegando a rozar el telefilme.

Luc Besson, director de las entretenidas “The Fifth Element” (1997) y “Léon” (1994) –su largometraje mejor valorado hasta la fecha-, firma una película sin identidad, sin ritmo, y lo peor de todo, sin ganas de tenerlo. Demasiado convencional en su tratamiento, tanto así, que parece un copy/paste de cualquier otra película de “seres humanos admirables para la sociedad”, donde las virtudes y noblezas de los personajes son tan incorruptibles, que no dejan espacio para el drama, ni para el interés del espectador.

La película nos cuenta la historia de la Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi (Michelle Yeoh), y su incansable lucha por alcanzar la libertad del pueblo birmánico, el cual se encuentra bajo el control de los militares. “The Lady” recoge los acontecimientos más relevantes en la vida de Aung, miradas bajo el punto de vista de ella y Michael Aris (David Thewlis), su esposo, cuyo incondicional amor les dará fuerzas para seguir el camino hacia la victoria.

La cinta no nos cuenta más de lo que podríamos encontrar en una enciclopedia. Por su parte, la sub trama amorosa, que tiene como principal aliciente el diagnostico de cáncer terminal que padece Michael, no tiene mayor relevancia, ya que las exacerbadas virtudes de los protagonistas, hacen que ésta se resuelva a los treinta minutos de película. Es más, la propia premisa de la historia, se contradice frente a la sicología de los personajes, quienes pueden sentir un amor desbordante, pero que es incapaz de sobrepasar sus ideales.

Durante su excesivo metraje, somos testigos de una serie de acontecimientos y situaciones que no llegan a resultar una verdadera amenaza para los objetivos de los personajes. El hecho de que la historia transcurra en períodos de tiempo, que llegan a tener diferencias de décadas entre uno y otro, distiende la acción y el resultado. Una trama demasiado dilatada y exenta de cualquier tipo de tensión. Secuencias como la de la protagonista buscando un par de pilas para escuchar el discurso de su hijo en la ceremonia del Nobel, son un claro ejemplo de la necesidad de aplicar tensión a una situación anodina.

Si queremos buscar aspectos positivos, podemos recalcar el trabajo de los actores principales, sobre todo el de Michelle Yeoh, quien da forma a un personaje contenido y convincente. David Thewlis es el fiel escudero de su esposa, manejando muy bien la disyuntiva de emociones por las que atraviesa su personaje. La puesta en escena es impecable y la recreación de las distintas épocas que recorre la película, es perfecta. La fotografía logra entregar esa sensación de libertad cautiva que ronda por la feroz Birmania.

Una pena que la dirección no haya sabido aprovechar estos elementos, para entregar algo más a una historia que pudo haber resultado cautivante e inspiradora, pero sólo se queda en un retrato formal y “amable”.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:
(2)
  1. Marco Moya says:

    Pucha!

    El trailer que vi en el cine se veia weno… 🙁 y la Banda Sonora era la raja, la dura que lloré con el puro trailer, pero despues de la crítica que hicieron…..

  2. Maca says:

    Que está cagao David Thewlis!

Comentar

Responder