Caminando Entre Tumbas

Jueves, 13 de Noviembre de 2014 | 10:55 am | No hay comentarios

Título original:

A Walk Among The Tombstones

Dirigida por:

Scott Frank

Duración:

114 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Liam Neeson, Dan Stevens, Marina Squerciati, Sebastian Roché, Boyd Holbrook, Stephanie Andujar, David Harbour, Briana Marin, Toshiko Onizawa, Purva Bedi, Maurice Compte, Patrick McDade, Luciano Acuna Jr., Hans Marrero, Laura Birn

Liam Neeson ha entrado en un nicho particular en la más reciente etapa de su carrera, encontrando un éxito inesperado que lo ha hecho más popular y taquillero que nunca. Si antes el actor británico era conocido principalmente por prestigiosas obras de época y dramas de autor, en la última década ha asumido el rol de héroe en grandes producciones de acción, desde la popular “Taken” (2008) hasta “Non-Stop”, estrenada a principios de este año. La última variación de este papel llega con “Caminando Entre Tumbas”, que ve a un Neeson manteniendo esta fructífera racha, pero esta vez con una propuesta más sombría y seria que las producciones anteriormente mencionadas.

Situada en el Nueva York corrupto de los 90, Matt Scudder (Neeson) es un ex policía que trabaja como investigador privado, después de haberse retirado debido a un incidente que aún lo atormenta. El operar fuera de la ley le permite adoptar casos que involucren criminales, que es lo que hace cuando un narcotraficante lo contrata para encontrar a quienes raptaron y mataron a su esposa. La investigación lleva a Scudder a darse cuenta de que no es la primera vez que los responsables hacen esto, y debe detenerlos antes de que lo intenten de nuevo.

Liam Neeson ya conoce estos personajes y sabe cómo sacarles el jugo, pero aquí se ve particularmente beneficiado por un backstory que complejiza a Scudder más allá de lo que se puede ver en la superficie, y nos permite entender cómo el caso actual en que se ve involucrado le afecta de forma personal, a medida que su pasado se va dilucidando para el espectador a lo largo de la cinta. Es una actuación consumada que probablemente se valió de la cantidad de información que existe del personaje que caracteriza. La película está basada en la novela homónima de 1992, una de las casi veinte instalaciones literarias protagonizadas por el detective.

A WALK AMONG THE TOMBSTONES 02Pero, aunque la presencia de Neeson sea el principal atractivo de la película, no es lo único que tiene para ofrecer. No sorprende que el director y guionista de la cinta sea Scott Frank, alguien que ha demostrado saber llevar bien los thrillers y cintas de crimen que ha escrito, como “Out Of Sight” (1998) y “Minority Report” (2002). En su segunda película como director se nota una dirección asegurada, que eleva y diferencia a “Caminando Entre Tumbas” de las películas de este género, entre las cuales se pudo haber perdido si se hubiesen tomado decisiones más genéricas, y si hubiera explotado el material con fines más efectistas e impresionantes.

Lo que se tiene aquí es una cinta de crimen y misterio más bien pausada; no lenta, sino que se va desenvolviendo paulatinamente a medida que se avanza en el caso a resolver. Se averigua una serie de pistas que hacen avanzar la trama de forma ordenada y se presentan los diferentes personajes que conjugan este caso, complejizando una historia que parte con un Scudder solo, dejado a su suerte y luchando consigo mismo, hasta llevarlo a un punto rebosante de información y de tramas paralelas. Este tempo melancólico y la sucesión de hechos no sólo buscan enriquecer la historia, sino que existen con la función de complejizar al personaje, definiéndolo a través de sus decisiones y dudas.

A WALK AMONG THE TOMBSTONES 03Uno de los puntos donde la película flaquea es en la poca exploración de los personajes secundarios. No es común ver protagonistas desarrollados en cintas de este género, lo que lleva a contrastar cuando quienes existen a su alrededor no lo son. El chico afroamericano indigente que el héroe toma bajo su alero y el artista drogadicto atormentado, son algunos de los principales pasos en falso que sus respectivos actores no logran salvar, a pesar de cumplir su función narrativa. Otro punto débil es que la cantidad de información que se va acumulando, desemboca en un tercer acto que es menos fuerte que la hora que lo precede, sintiéndose más una obligación narrativa necesaria para concluir la historia, que un final interesante en su unidad.

Pero aun así la película es un acierto. Una instalación elegante con toques de cine negro, proporcionando el entretenimiento propio de las películas comerciales del género, pero que ofrece un poco más de trasfondo, matices en sus temas y caracterización en su protagonista, un Liam Neeson confiable que no parece tener intenciones prontas de dejar el puesto que ocupa en la escena cinematográfica actual.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...